Banco Mundial se reúne de urgencia para tratar manipulación de ranking

BM fijó para mañana sesión especial del directorio donde revisará los cambios que se hicieron al Doing Business. Autoridades de Hacienda y Cancillería buscarán agendar reunión el mismo martes para aclarar situación de Chile.


Si no fuera porque justo hoy Estados Unidos está de feriado por la celebración del día de Martin Luther King Jr. -uno de los pocos feriados de alcance nacional en el país-, el directorio del Banco Mundial habría realizado hoy mismo la sesión extraordinaria para revisar exactamente qué ocurrió con su reporte Doing Business y las acusaciones de interferencia política realizadas por su economista jefe, Paul Romer.

Esto, según le informaron autoridades del Banco Mundial a Rodrigo Rojo, actual representante del Ministerio de Hacienda ante la International Finance Corporation del Banco Mundial.

Así, mañana martes es la fecha elegida para la reunión de urgencia del directorio de la organización internacional, liderada por el presidente Jim Yong Kim, reelecto en septiembre de 2016 para un segundo mandato de cinco años.

A la fecha, el médico surcoreano, nacionalizado estadounidense, ha evitado referirse al escándalo que destapó Romer, y tampoco ha atendido la evidente contradicción que surgió cuando desde el propio Banco Mundial rechazaron, en un comunicado oficial, que el ranking Doing Business haya sido influenciado políticamente para perjudicar -entre otros- a Chile.

Recordamos que Romer declaró al Wall Street Journal que “las revisiones (de metodología) pudieron ser particularmente relevantes para Chile, cuya posición en el ranking ha sido especialmente volátil en años recientes, y estar potencialmente contaminada por motivaciones políticas del staff del Banco Mundial”.

De hecho, altas fuentes del BM han planteado que la acusación de Romer dejó “pasmada a la organización”, si bien reconocen que no es primera vez que el economista jefe, estrenado en octubre de 2016, “hace declaraciones unilaterales rompiendo los protocolos internos, y pone al banco en una situación difícil”. Con esto, recordaron el complejo escenario que vivió el banco a principios de 2017, cuando Romer se negó a publicar un reporte hasta que el equipo de redacción corrigiera el “uso excesivo” de la palabra and en el texto (y).

Respecto de la contradicción de declaraciones de Romer y el banco, explicaron que la declaración oficial no desautoriza explícitamente al economista jefe, en parte porque “no quieren dar la impresión al mundo externo de que han perdido el control de las declaraciones de Romer”.

En este sentido, voces que reconocen el conflicto interno que vive la institución recalcan que “la idea de manipulación del ranking es irrisoria, dados los mecanismos estrictos de control interno que se realizan para evitar estas situaciones”. Por lo mismo, fuentes ligadas a la elaboración del informe de facilidad para hacer negocios lamentaron “mucho” el desprestigio que significó para el banco el escándalo.

En Chile

Por lo pronto, el embajador chileno en Estados Unidos, Juan Gabriel Valdés, se reunirá con el ministro de Hacienda, Nicolás Eyzaguirre, para conocer más antecedentes del caso, para luego informar al canciller Heraldo Muñoz, de manera de coordinar la reunión que solicitarán con las autoridades del Banco Mundial.

“Estaré el martes a las ocho de la mañana ahí (Washington), haciendo gestiones para empezar las reuniones, pero habrá que esperar que terminen sus propios procesos internos”, dijo el embajador.

En tanto, el canciller a través de Twitter expresó: “Banco Mundial Doing Business. De fake news (noticias falsas) a “fake statistics” (estadísticas falsas). Investigaciones del BC deben calcular cuántas posibles inversores en Chile se perdieron por dudas sobre lugar de Chile en ranking bajo Gob Pdta Bachelet?” (sic).

Más tarde, y por la misma vía, Muñoz indicó que “el BM debe no sólo aclarar, sino estimar si ‘cambios metodológicos’ afectaron inversiones en Chile. Ciertamente, caída en ranking de Chile afectó su imagen internacional, lo cual resulta irremediable”.

Movimiento en el ranking

Más allá de las versiones encontradas entre Romer y expertos del Banco Mundial, de acuerdo a Aldo Lema, economista uruguayo asesor de Grupo Security, los cambios metodológicos realizados al Doing Business los últimos cuatro años no fueron los culpables de la baja en el ranking de Chile, desde el puesto 41 al 55.

Como lo planteó en redes sociales, “más allá de eventuales manipulaciones de datos y/o cambios metodológicos, la evolución del índice absoluto del Banco Mundial para Chile parece coincidir con otros indicadores cuantitativos o cualitativos relacionados con facilidad de negocios”. Con esto, explicó que solo tomando el puntaje propio, sin compararlo con los otros países, “el indicador para Chile (…) mostró leve mejora en 2010-2013 (5%) y estuvo casi estable en 2014-17”.

Aseguró que “lo que el indicador vigente del Banco Mundial dice es que la facilidad para hacer negocios no aumentó, ni disminuyó durante el gobierno de Bachelet, pero Chile cayó en el ranking en este cuatrienio por supuestos mayores avances de otros países”.

Finalmente, Lema remarcó que “no conozco teoría ni evidencia que explique el crecimiento económico o la tasa de inversión de un país con el indicador de Doing Business del Banco Mundial”.

Seguir leyendo