Tercera PM

Presenta:

Bernardo Larraín: “Alfonso Swett sería un gran dirigente en muchos ámbitos del debate público”

El próximo viernes será el anfitrión del seminario “Nuevos vientos para la Modernización del Estado”. Sobre esto, el futuro de la CPC, y el rol de Alfredo Moreno en el gobierno, conversó con La Tercera PM.



Con cautela contesta el presidente de la Sofofa, Bernardo Larraín Matte, cuándo se le consulta por el futuro de la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC), el mayor gremio empresarial del país, que durante el mes de marzo deberá elegir a un nuevo presidente, luego que Alfredo Moreno dejara el cargo para asumir como ministro de Desarrollo Social del próximo gobierno de Sebastián Piñera.

“Se está produciendo con total naturalidad, aquí no hay tensiones, no hay conflictos, es completamente legítimo que existan candidatos interesados en ser presidentes de la CPC”, dijo Larraín en conversación con La Tercera PM, a días de que el próximo viernes 9 de marzo le dé el vamos al seminario “Nuevos Vientos para la Modernización del Estado”, que organiza junto a la Universidad del Desarrollo y al que acudirán cuatro ministros del futuro gobierno. Y añade: “la CPC es muy relevante, se le debiera dar continuidad a la iniciativa 3xi que inició Alfredo, también hay que posicionarla como un actor relevante en el debate de políticas públicas y tenemos que darnos el tiempo que nos hemos dado para para elegir al mejor candidato”.

Hasta el minuto, los nombres que han sonado para ocupar el sillón de la casona de Monseñor Sótero Sanz son cuatro: Alfonso Swett, Manuel Olivares, Patricio Crespo, y Lorenzo Constans. Y sin dar el apoyo directo a ninguno de ellos, Larraín señaló que “por supuesto que tengo un aprecio personal por Alfonso Swett y sus capacidades, por su conocimiento de políticas públicas. Eso no es ningún misterio, hemos trabajado juntos, él ha sido un apoyo muy leal a este proyecto, sigue siéndolo, es integrante del comité ejecutivo de la Sofofa”.

¿Sería un buen presidente de la CPC?

Creo que sería un muy buen dirigente en muchos ámbitos del debate público, entre ellos el gremial.

En la oportunidad también analizó el arribo de Moreno al gobierno y a un ministerio como el de Desarrollo Social. “Que el presidente electo haya decidido poner a una persona con una trayectoria empresarial, también pública, es una señal de que los desafíos sociales no son monopolio del Estado, los desafíos sociales deben ser enfrentados con la colaboración del mundo privado, de la sociedad civil, y también del Estado”, dijo.

¿Lo ve como presidenciable?

Yo lo veo como un gran potencial ministro de Desarrollo Social.

Añadió que “hay quienes quieren ver como antagonistas el crecimiento con enfrentar desafíos sociales, como si concentrarse en el crecimiento no permitiera enfrentar desafíos sociales. La señal que está dando Alfredo Moreno es la contraria, un gobierno que se preocupa del crecimiento es un gobierno que se preocupa de los desafíos sociales”.

A usted también le interesa la política, en el pasado apoyó públicamente a Andrés Allamand, ¿le interesa dar los mismos pasos de Alfredo Moreno y saltar a la política?

No, yo tengo una vocación empresarial, yo estoy 100% comprometido con este proyecto y mi rol público o político lo limito en 100% a la actividad empresarial, al rol gremial. Y creo que el mundo empresarial tiene mucho que hacer y decir para enfrentar desafíos públicos.

Revisa acá el video de la conversación completa con Bernardo Larraín Matte

Seguir leyendo