Wall Street cerró con mayor caída en más de 6 años y arrastró a la Bolsa de Santiago

El principal indicador de la bolsa estadounidense, el promedio industrial Dow Jones, cayó 4,6%, mientras que en Santiago el Ipsa perdió 1,62%.


Las bolsa internacionales cerraron con fuertes pérdidas este lunes, encabezadas por Wall Street, que anotó su peor sesión en más de 6 años, afectadas por las preocupaciones en torno a una mayor inflación en Estados Unidos y Europa, y un incremento en los costos de endeudamiento.

El negativo desempeño de los mercados externos arrastró a la Bolsa de Comercio de Santiago, donde su principal indicador, el Ipsa, cayó 1,62% a 5.731,47 puntos.

Entre las perdedoras de la jornada destacaron las acciones de CMPC que cedieron 3,61% a $2.298; las de SQM-B que retrocedieron 3,07% a $31.298,0 y las de Latam Airlines que bajaron 2,47% a $9.837,80.

DESPLOME

Wall Street registró un brusca caída ya que una continua alza de los rendimientos de los bonos del Tesoro de Estados Unidos impulsó una ola vendedora de acciones y los indicios de un repunte de la inflación provocaron preocupaciones de que la Reserva Federal tenga que subir rápidamente las tasas de interés.

El principal indicador bursátil de la bolsa estadounidense, el promedio industrial Dow Jones bajó 4,6% a 24.345,75 unidades anotando su mayor caída diaria desde el 10 de agosto de 2011 y su menor nivel desde el 8 de diciembre de 2017.

El rendimiento de los bonos del Tesoro de Estados Unidos a 10 años tocó este lunes un máximo de cuatro años de 2,885%, luego de trepar el viernes casi 7 puntos básicos.El aumento de los rendimientos de los bonos significa un mayor costo de endeudamiento para las empresas y una opción de inversión alternativa para los operadores.

En tanto las acciones europeas sufrieron también una fuerte ola vendedora, en medio de crecientes expectativas de un alza de la inflación y un aumento de los rendimientos de la deuda soberana que golpearon con fuerza a los mercados bursátiles.

El índice europeo Stoxx 600 cayó 1,56%, marcando su cierre más bajo desde mediados de noviembre de 2017 y la sexta sesión consecutiva con caídas. En tanto FTSEurofirst 300 perdió 1,3%.

Entre las principales bolsas europeas, solo la española y la italiana se mantienen en terreno positivo en el año, mientras que la de Londres es la de peor desempeño.

“Muchas sensaciones e indicadores técnicos estaban sugiriendo que el mercado estaba sobrecomprado a fines de enero, así que parte de la ola vendedora puede ser atribuida más a factores técnicos que de fundamentos económicos”, dijo Edward Park, director de inversión de Brooks Macdonald.

 

Seguir leyendo