Envíos de litio suman US$3.917 millones en 15 años y gobierno anticipa crecimiento

Salar de Atacama, donde SQM explota el litio. Foto: La Tercera/Archivo

Informe de ProChile revela que pasó de US$65 millones en 2003, a US$828 millones en 2017.


Mientras los bancos de inversión estadounidenses, JP Morgan y Morgan Stanley debaten sobre el futuro del mercado del litio -generando un derrumbe y posterior recuperación de las acciones de SQM luego que el primero proyectara una caída del 45% en el precio del mineral-, en las oficinas de ProChile los pronósticos son auspiciosos. Ello, porque según sus cifras los envíos del metal acumulan un total de US$3.917 millones en últimos 15 años.

Si en 2003 las exportaciones de litio equivalían a sólo US$65 millones, en 2017 llegaron a US$828 millones. Se trata del incremento más importante de su historia, explican en Prochile, con un 20% de crecimiento de variación anual en los últimos 15 años.

El director de ProChile, Alejandro Buvinic, sostuvo que “los desafíos globales como la electromovilidad y la necesidad de energías más limpias hacen prever un aumento en la demanda del litio chileno, hecho que se ve reflejado en el alza de sus exportaciones durante el último año”.

Ello, si se considera que en 2017 las exportaciones totales de litio sumaron US$ 828 millones, experimentando un alza del 52% con respecto a 2016. Un 85% de los envíos correspondió a minerales de litio (carbonato y soluciones) y un 15% manufacturas de litio (óxido y cloruros). Corea del Sur, China y Japón fueron los principales destinos de exportación del litio chileno, concentrando en su conjunto el 73% de los envíos.

A su juicio, sus usos son variados, pero uno de los más importantes es el almacenamiento de energía a través de baterías, posicionándolo como un insumo clave en las industrias de la electrónica y el transporte.

Y añadió: “Sin lugar a dudas, su aporte a la eficiencia energética lo posicionan como uno de los actores más relevantes de la canasta exportadora nacional. Sin embargo, deberíamos concentrar nuestros esfuerzos en desarrollar productos con valor agregado, para su posterior internacionalización. Por ejemplo, confeccionar nuestras propias baterías o quizás autos eléctricos”.

Y las nueces

Otro de los mercados que ha experimentado un fuerte crecimiento durante los últimos quince años es el de las nueces.

El impulso exponencial de las exportaciones de nueces fue uno de los hitos más destacados en los embarques del sector durante 2017. Este incremento se explica por el aumento de la producción en los últimos años. Actualmente, el nogal es el segundo frutal con mayor número de hectáreas plantadas en Chile, superado únicamente por la vid. Según ODEPA existen, 40.726 hectáreas dedicadas al cultivo del nogal Chile, la mayor parte de ellas concentradas en la zona centro del país principalmente en las regiones Metropolitana, Valparaíso, O’Higgins y Maule.

“En 2017 las nueces chilenas llegaron a más de 60 mercados, entre los que destacaron Turquía, Alemania, Italia, Emiratos Árabes Unidos y Brasil. También es interesante ver que a China -país que recientemente abrió sus fronteras a este producto- se exportaron US$ 2,3 millones. Todo un logro considerando que hace dos años no se exportaba este fruto al país oriental”, confirmó el director de ProChile.

 

Seguir leyendo