Expertos prevén mayor incidencia de servicios y tecnología en nuevo IPC

Nueva canasta de productos debuta en febrero del próximo año. Alimentos tendría menor preponderancia, e ingresarían los tablet y smartphones.


A partir de febrero de 2019, -con el dato correspondientes a enero de ese año-debutará la nueva canasta de productos de bienes y servicios que determina el Índice de Precios al Consumidor (IPC), modificación que, como cada vez que se han realizado cambios al indicador, incluirá ingresos y salidas de algunos productos, y cambios en las ponderaciones e incidencias en otros.

En este sentido, han pasado cuatro años desde la última actualización de la canasta, instante en el que el grupo de bienes y servicios se redujo de 368 a 321, con el ingreso de 16 nuevos productos, como el vodka, los gastos comunes, y los postítulos entre otros.

Es por ello que los expertos esperan observar varios cambios en la nueva medición, que reflejen justamente el desarrollo y evolución de los gastos de la sociedad chilena durante este período. Modificaciones que se basarán en los resultados de la VII Encuesta de Presupuestos Familiares, sondeo que ya levantó el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), encargado también del medidor de la inflación en nuestro país.

Así lo explica la directora del organismo, Ximena Clark, quien detalla que “la canasta del IPC surge de la EPF, que se levanta durante un año completo, y en este caso partió en julio de 2016 hasta julio del año pasado. Posteriormente viene el procesamiento de esa información, -que es mucha- y luego se define la nueva canasta”, destacando que “esto tiene un trabajo de socialización técnica, por ejemplo con un comité de expertos que vamos a convocar prontamente”.

Más tecnología

De acuerdo a economistas que analizan constantemente la evolución de la inflación, el principal cambio que reflejaría la nueva medición sería una mayor incidencia de los productos asociados a los grupos de Servicios y los artículos electrónicos, en desmedro de Alimentos, que reduciría su importancia en la composición de los gastos familiares.

¿La razón? El crecimiento de la economía y desarrollo de la sociedad. “Indudablemente habrá menos preponderancia de Alimentos, en función del mayor desarrollo del país, y mayor incidencia de Servicios o bienes asociados a la línea tecnológica. De esta forma el componente SAE (sin alimentos y energía) sería mayor, con los servicios ganando terreno”, señala Antonio Monacado, economista jefe de BCI Estudios.

Coincide Nathan Pincheira, economista jefe de Fynsa. “Mostrando el crecimiento y el avance de la tecnología, los artículos tecnológicos y Servicios aumentarían su participación. Esto ocurre porque con demandas ya satisfechas en otros ámbitos, la gente se enfoca más en otros bienes como Televisores o Smartphones”.

Asimismo, enfatiza que “se reduciría la participación de Alimentos, esto no es que la gente coma menos, pero se llega a un punto en que tampoco se compra mucho más.

Por su parte, Erik Haindl, decano de la facultad de Economía de la U. Gabriela Mistral, comenta que “claramente todo lo de tecnología estará más fuerte, algo que ya ha ocurrido en instancias anteriores como con la salida del cassette o del CD que fueron quedando obsoletos. La gente tiene más ingresos y va cambiando la composición de sus gastos y la canasta será más representativa de la sociedad actual.

En tanto, Waldo Rivera, economista de BBVA Research, advierte que “hemos diagnosticado mucha volatilidad en el IPC, y eso se puede analizar en este cambio con alguna modificación metodológica”.

Los que pueden ingresar

En cuanto a cambios específicos, los expertos comparten en la necesidad de revisar el ítem “Paquetes turísticos”, tanto por su medición (se consideran solo algunas agencias de viajes) como por el ingreso de las aerolíneas “low cost” que ha llevado a que mucha más gente pueda viajar respecto a años anteriores.

Asimismo, el Tablet fue uno de los productos más mencionados como que podría ingresar a la canasta, justamente de la mano de esta mayor incidencia de los artículos electrónicos. “Podría perfectamente ingresar el Tablet, así como el Smartphone como tal, porque hasta ahora solo está el celular. Además podría salir la cámara fotográfica, ya que ahora todos sacan fotos con el celular”, dice Haindl.

Algo que comparte Pincheira, añadiendo que otros productos que podrían subir su incidencia “las bebidas alcohólicas, cuidado personal y el gimnasio”, añadiendo que “seguramente la cámara fotográfica bajará ya que va quedando solo para un grupo o nicho de expertos”.

Otros candidatos a salir del indicador es la fotocopia, y el calefón, mientras que los expertos esperaran más información respecto a la medición de Educación (por la gratuidad) de bebidas (por la ley de etiquetado) y del mencionado paquete turístico.

#Tags


Seguir leyendo