Gobierno de Piñera apuntará a la continuidad de las políticas de Bitran

Autor: G. Orellana

Baldo Prokurica. Foto: Agencia Uno

Tanto el presidente electo como el futuro ministro de Minería, Baldo Prokurica se han reunido con Eduardo Bitran, pese a que éste no seguirá.


Una de las primeras reuniones que sostuvo el presidente electo, Sebastián Piñera, con autoridades del gobierno actual fue con el vicepresidente de Corfo, Eduardo Bitran. El tema del litio es algo que le interesa, y así se lo ha hecho saber a las autoridades entrantes, como el futuro ministro de Minería, Baldo Prokurica.

En entrevista con La Tercera, el propio Prokurica advertía sobre la necesidad de despolitizar la discusión sobre el litio, contaminada por el rol que tuvo SQM, empresa a la que se le amplió el contrato de explotación del Salar de Atacama en el financiamiento irregular de la política.

“Yo pienso mucho en eso. A veces en Chile los escándalos del día a día no nos dejan ver los temas de largo plazo. En el tema de SQM yo voy a entrevistarme luego con Eduardo Bitran para interiorizarme del tema. Pero cualquier acuerdo de este tipo, por supuesto que tiene que mirarse de una forma desideologizada y despolitizada y, además, no perdiendo de vista el beneficio para el Estado. Cualquier acuerdo tiene que ser más beneficioso que lo que tenemos hoy y dentro de la ley vigente”, señaló en dicha oportunidad.

Buena evaluación

Por ello, y aunque está totalmente descartada la continuidad de Eduardo Bitran en Corfo dada su fuerte identificación política con la Nueva Mayoría, hay una buena evaluación de su gestión, sobre todo en materia de litio.

Uno de los motivos de elogio de la gestión de Bitran es el impulso dado a la electromovilidad y al valor agregado al litio. Además, los acuerdos firmados con SQM y Albemarle le ahorrarán un problema mayor al gobierno, que ya sufrió el primer gobierno de Piñera cuando organizó una licitación que se adjudicó SQM, que después se desechó.

No obstante, Bitran dejará algunos desafíos pendientes, como por ejemplo la implementación de los acuerdos con SQM y Albemarle, además de la definición final de la licitación de proyectos de valor agregado para el litio, aunque esta quedará en sus últimas etapas.

Seguir leyendo