Impuestos específicos de casinos suman US$ 630 millones en 10 años

Casino Marina del Sol Talcahuano. Foto: Agencia Uno

Este año se cumple una década del establecimiento de los primeros recintos con la norma que regula a la industria. Actores del sector apuntan a mejoras que aborden las apuestas deportivas y juegos en línea, entre otros.

Una década se cumple este año desde el establecimiento de los primeros casinos de juegos bajo el alero de la Ley 19.995, que estableció la regulación para la autorización, funcionamiento y fiscalización de estas entidades en el país. Esa normativa creó una Superintendencia de Casinos, fijó nuevas condiciones impositivas para la industria y la apertura de procesos de licitación para la entrega de concesiones para la operación de casinos, hasta ese momento de exclusiva administración municipal.

Así, de acuerdo con el balance de la superintendencia, en 10 años de funcionamiento la industria ha aportado por impuesto específico -que corresponde al 20% de los ingresos brutos del juego- un total de $ 374 mil millones (unos US$ 630 millones).

Dicho monto se ha generado en buena medida a punta de crecimiento de este tipo de entidades. En 2008, existían ocho casinos a lo largo del país, mientras que en la actualidad hay 17 recintos en operación desde Arica a Punta Arenas y uno en proceso de construcción. Los principales operadores son Enjoy, Sun Dreams y Marina del Sol. A estos se suman siete recintos municipales, que en 2005 extendieron su concesión por 10 años, la que luego se prorrogó por otros dos ejercicios y que está en proceso de renovación.

“Si en 2008 los casinos de juego aportaban anualmente a las regiones y municipios un total de $ 2.248 millones por concepto de impuesto específico al juego, en 2017 esa cifra alcanzó los $ 50.688 millones. Si consideramos ese mismo período, es decir desde 2008 a diciembre de 2017 los casinos de juego autorizados por la Ley N° 19.995, han generado cerca de $ 374.715 millones por este impuesto específico”, dice la superintendenta de casinos, Vivien Villagrán.

En ese sentido, la autoridad también destacó que hace 10 años cada casino de juego generaba 82 UF ($ 2.205.778) de ingresos brutos diarios y en 2017 esta cifra subió a 103 UF ($ 2.770.672), un aumento de 26%. “En 2008 cada casino recibió en promedio 564 visitas diarias y en 2017 un promedio de 851 visitas diarias, lo que implica un crecimiento de un 51%. Esas visitas, tuvieron un gasto promedio en juego de 1,16 UF ($ 31.203) en 2008 y de 2,19 UF ($ 58.910) el año pasado, es decir, un 89% más”, destacó.

La industria de casinos, sin considerar a las entidades municipales (Arica, Iquique, Coquimbo, Viña del Mar, Pucón, Puerto Varas y Puerto Natales), aporta en la actualidad más de 2.300 empleos directos y en sus años de funcionamiento ha invertido US$ 722 millones en 14 hoteles, 14 centros de eventos y otras iniciativas.

El sector introduce recursos directos a los presupuestos regionales y municipales a través del impuesto específico al juego. Considerando lo anterior, la superintendenta señala que las cifras ilustran la relevancia de los casinos en el desarrollo local, aunque advierte que hay gobiernos municipales que capitalizan de mejor modo el potencial de desarrollo que otros.

La mirada del sector

El gerente general de Marina del Sol, Juan Ignacio Ugarte, destaca que en estos 10 años la industria ha recorrido un camino lleno de complejidades, entre las cuales menciona la aceptación del público, el terremoto del 27 de febrero de 2010 y el cambio en las reglas del juego con la Ley del Tabaco. Hechos a los que sumó la “competencia desleal” de los tragamonedas de barrio.

“Quizás la desilusión más grande la tuvimos en el proceso de licitación de casinos municipales, abiertamente irregular y con una circular de por medio que prorrogó ilegalmente la actual administración de las dos cadenas que concentran este tipo de casinos. Pese a las advertencias de todos los actores del proceso, no se modificaron las bases de licitación, lo que permitió que postularan sólo los dos incumbentes. Esto es algo totalmente inexplicable en un negocio tan apetecido por todos”, dice..

En otra vereda, el gerente general de Enjoy, Gerardo Cood, destaca el aporte del rubro al desarrollo de una nueva oferta turística de alto nivel en regiones. “A partir de 2008 vimos una muy positiva renovación de las ciudades con casinos y servicios anexos de alto nivel, como hoteles, centros de convenciones, una completa oferta de espectáculos”, mencionó.

La gerente de marketing de Sun Dreams, Jimena Valdivia, en tanto, comentó que en estos 10 años la industria ha tenido que evolucionar de forma considerable, principalmente debido a la implementación de la Ley del Tabaco en el 2013 y otras regulaciones.

Una de las opiniones compartidas en la industria tiene que ver con las mejoras que requiere la regulación, entre las que mencionan como prioridad la inclusión de los juegos en línea, el combate al juego ilegal, la regulación de las apuestas deportivas y el generar un marco de juego responsable para toda la industria.

“Llegó la hora que se legisle sobre el juego online y las apuestas deportivas. No puede ser que hoy se juegue en Chile en estas dos modalidades, son cerca de US$ 1.000 millones al año sin que esté regulado y sin que las empresas extranjeras que operan tributen un solo peso en nuestro país”, dijo Ugarte.

Asimismo, señala que en Chile no existe mayor margen de crecimiento, salvo que se vayan adquiriendo licencias de casinos y participando en nuevos procesos de licitación. “Por eso miramos al extranjero y buscamos fortalecer nuestra posición en América Latina. Sobre esto, Marina del Sol pronto comenzará a dar sus primeros pasos a nivel internacional, lo que nos tiene muy contentos y orgullosos”, sostiene.

En esa línea, Cood añade que a partir de experiencias internacionales “vemos oportunidades de crecimiento en todos los negocios asociados al “non gaming”, como parte del contexto de entretención y en la medida que contribuya a potenciar la rentabilidad del negocio juego”.

Por su parte, Jimena Valdivia, de Sun Dreams, manifestó que “de la mano del crecimiento de la economía nosotros también crecemos. Estamos trabajando para posicionar una oferta integral de entretención, donde el mundo de los casinos de juego se pueda sumar a otras atracciones gastronómicas y culturales”.

(Para ver en detalle la infografía, haz click aquí o en la imagen)

Seguir leyendo