El inesperado efecto de la regla del “redondeo” en pensiones

Foto: AGENCIA UNO.

La Asociación de AFP y seis administradoras manifestaron al regulador observaciones sobre la forma de aplicar el ajuste sencillo.


La regla del redondeo que forma parte de la Ley de productividad – y según la cual si el valor total termina de $1 a $5 se redondea para abajo, mientras que si termina entre $6 a $9 se redondea para arriba-, resulta tener un inesperado efecto sobre los cálculos de las pensiones que se pagan en efectivo.

El problema radica en quién se hace cargo de las diferencias que puedan generarse al hacer el redondeo, si el afiliado a través de su cuenta, la AFP, o el agente pagador de la pensión (cajas de compensación, Servigag y BancoEstado). Ello sobre todo considerando que una vez calculado el monto de la pensión por la AFP, ésta puede sufrir nuevos redondeos al descontar beneficios del pilar solidario, cotizaciones de salud o subsidios, lo que involucra a más actores en la cadena de pagos.

Considerando las cifras de la Superintendencia de Pensiones, en enero se pagaron 501.278 jubilaciones en efectivo, equivalentes al 54,29% del total pagado en ese mes, según datos del regulador. Y aunque los montos involucrados serían bajos, el 31 de enero, representantes de las seis administradoras y de la Asociación de AFP, se reunieron con el intendente de fiscalización de la Superintendencia, Jorge Mastrangelo, para hacer consultas y observaciones al oficio 28.818 sobre la aplicación del “ajuste de sencillo”, lo que también rige a los pagos de la AFC y del IPS.

Los oficios

El mencionado oficio se emitió el 19 de diciembre de 2017 y responde a consultas previas enviadas por las AFP, tras otro oficio de septiembre de ese año. Allí el regulador determinó que el ajuste “debía ser realizado por las entidades pagadoras con las que las AFP tienen convenio”, teniendo las administradoras el deber de informar “íntegramente” los montos de los pagos, según detalla el documento.

Pero a las AFP les quedaron dudas respecto del tratamiento de las eventuales diferencias generadas por el redondeo, y solicitaron un nuevo pronunciamiento al respecto. El supervisor respondió que tratándose pensiones con cargo a los fondos ahorrados “debiese evitarse”, que las eventuales diferencias sean “saldadas luego del pago de las pensiones, por medio de un cargo a las cuentas individuales, o con abonos realizados a los mismos”. Pero además, traspasó la responsabilidad del ajuste a las AFP, al instruirles a ellas aplicar el redondeo al monto neto, de tal modo que “las sumas que se retiren desde las cuentas individuales deberán ser por un monto tal que, una vez efectuados los descuentos por haberes y otros que pudieran proceder, el monto que se pague al pensionado o beneficiario no esté sujeto a un redondeo posterior”.

En el sector persisten las dudas sobre quién deber hacer el ajuste y hacerse cargo de las diferencias, mientras los pagadores -que ya están aplicando el redondeo-, toman nota de números. La Superintendencia de Pensiones está analizando el tema, para emitir una respuesta en las próximas semanas.

Seguir leyendo