La guerra comercial de Trump amenaza al mundo

Durante el encuentro de Trump con líderes empresariales, en la Casa Blanca, se anunció el aumento de los aranceles al acero y al aluminio.

Las medidas que esta semana anunció el Presidente de Estados Unidos sobre las materias primas -de acero y aluminio- han tenido un fuerte rechazo por parte del mercado internacional. Las grandes empresas de esta industria cayeron drásticamente en la Bolsa el día jueves y viernes, mientras que la UE anunció también barreras arancelarias a productos estadounidenses.


La próxima semana, el Presidente de Estados Unidos firmará la orden ejecutiva para llevar a cabo su promesa de elevar los aranceles al acero en un 25% y al aluminio en un 10%. “Cuando un país está perdiendo miles de millones de dólares en comercio con prácticamente todos los países con los que comercia, las guerras comerciales son buenas y fáciles de ganar”, dijo Trump. Esta medida ya ha repercutido en los mercados internacionales, en donde la Unión Europea y China se ven fuertemente afectadas.

La arremetida europea

El mercado europeo rechaza rotundamente la decisión, por lo que la Comisión Europea manifestará una propuesta de respuestas compatibles con la Organización Mundial del Comercio (OMC) contra EE.UU. para volver a equilibrar la situación. “Todo este tema puede hacer explotar la OMC”, dijo Axel Eggert, director general de la Asociación Europea del Acero, el día viernes, en una entrevista en Bruselas. Él mismo agregó que la situación no se trata de seguridad nacional, sino que de apuntalar una industria estadounidense que es inviable, por lo que instó a Trump a reconsiderar su plan de aranceles y a trabajar en conjunto con la Unión Europea (UE) para limitar el exceso de capacidad del acero en China, el mayor productor del metal. “Necesitamos abordar esto junto con EE.UU.”, sentenció Eggert.

Si no se produce una reconsideración sobre los aranceles por parte de Trump, la UE está considerando aplicar aranceles del 25% a diversas importaciones estadounidenses, tales como Harley-Davidson, el bourbon y los pantalones Levis, según la agencia Reuters. El presidente de la Unión Europea (UE), Jean-Claude Juncker, aseguró el viernes que “no nos quedaremos sentados sin hacer nada mientras nuestra industria es golpeada con medidas injustas que ponen en riesgo a miles de empleos europeos”.

Las acciones europeas siguieron en baja el viernes, en donde el Stoxx 600 de Europa cayó un 2%. Las repercusiones más notorias han sido del mercado español. Las empresas de acero ArcelorMittal y Acerinox, que cotizan en el Ibex, terminaron la semana con números negativos. En el caso de ArcelorMittal, la mayor acerera del mundo, cayó el jueves casi un 5% en la Bolsa madrileña, y el viernes otro 3,6%. Mientras que Acerinox retrocedió cerca de 2% el jueves y otro 2,37% el viernes.

La Bolsa asiática también tuvo consecuencias y parecen ser los más perjudicados. Sin duda, los sectores de acero y siderúrgicos son los más afectados por las medidas proteccionistas de EE.UU. Nippon Steel & Sumitomo Metal Corporation (NSSMC), la mayor compañía japonesa de acero, tuvo un descenso cercano al 4%, comportamiento que es similar al de las otras dos grandes siderúrgicas asiáticas, en donde la surcoreana Posco cayó 3,6% y la india JSW bajó más del 2%.

Eso sí, el golpe será mayor para los chinos -principal rival de EE.UU. desde que asumió Trump-, porque son el mayor productor de acero del mundo. Li Xinchuang, el vicepresidente de la Asociación China de Hierro y Acero, fue más allá y calificó la subida de aranceles de “estúpida”. Sin embargo, China advierte que si la situación no se revierte, tomarán medidas en contra, como aumentar los aranceles en los productos agrícolas. Beijing empezó a estudiar restringir las importaciones provenientes de Estados Unidos de sorga y soja, lo que perjudicaría el apoyo de Trump en algunos estados agrícolas.

El afecto en Estados Unidos

El anuncio de Trump no solo afectó a nivel internacional, sino que también en su país. Los más afectados en Bolsa fueron las acciones de los fabricantes de automóviles. Estos tendrían que pagar más caro el acero que utilizan para fabricar vehículos, por lo que la medida no les favorecería. El viernes, General Motors, Ford, Tesla y FiatChrysler cerraron con números bajos en Wall Street de entre el 2,8% y el 3,9%. El viernes, la situación tendió a estabilizarse.

En Chile

En nuestro país también hubo repercusiones negativas, donde las acciones de CAP cayeron un 12% durante la semana. La racha a la baja partió el martes, cuando se conocieron las cifras de compras manufactureras de gerentes en China, que fueron mucho menores de lo esperado. Desde el martes, la minera siderúrgica cayó en un 2,6% en la Bolsa de Santiago. Luego del anuncio de Trump, la situación empeoró, ya que, según expertos, esto podría afectar la exportación de acero chino y, como consecuencia, en el precio del hierro.

Seguir leyendo