Mercados globales completan su peor semana en dos años

Traders en la Bolsa de Nueva York el jueves. Foto: AFP

El Índice MSCI Mundo cayó 5,6% en los últimos cinco días. Ayer, tras una nueva jornada volátil, Wall Street terminó con ganancias de hasta 1,49%.

Después de haber registrado su mejor inicio de año desde 1994, las principales bolsas del mundo iniciaron un abrupto giro a contar de este lunes, cerrando con su peor resultado semanal en dos años. Esto, en medio de los temores de los inversionistas de un ajuste más acelerado en las tasas de interés por parte de la Reserva Federal, dadas las señales de mayores presiones inflacionarias.
El Índice MSCI Mundo, que reúne a 47 bolsas de países desarrollados y emergentes, se desplomó 5,6% en los últimos cinco días, su mayor derrumbe desde enero de 2016.

La plaza de Hong Kong fue la más afectada, con un colapso de 9,49%, su semana más dura desde octubre de 2008, es decir, en plena crisis financiera.

Por su parte, los índices de Nueva York, Tokio, Shanghái, Londres, Frankfurt y París experimentaron sus mayores descensos en dos años.

Además, varias ruedas acumulan un retroceso de al menos 10% desde su máximo reciente, lo que se conoce como una corrección. El Dow Jones y el S&P 500 habían ingresado a esta categoría el jueves -ayer dejaron dicho territorio luego de anotar ganancias superiores a 1%- y ayer se sumaron el Nikkei japonés, el Hang Seng de Hong Kong, el Compuesto de Shanghái y el Dax alemán.

Desde que el MSCI Mundo tocó su nivel más alto el 26 de enero, ha declinado 8,8%, lo que se traduce en una pérdida de US$ 4,3 billones (millones de millones) en capitalización bursátil.

El descenso pudo ser peor, de no ser por la recuperación que mostraron los indicadores de Wall Street en su jornada de ayer: el Dow Jones subió 1,38%, el Nasdaq, 1,44% y el S&P 500, 1,49%.

Presiones inflacionarias

La inquietud se apoderó de los mercados el viernes de la semana pasada, luego que se informara que los salarios en EEUU anotaron un alza anual de 2,9% en enero, su mayor salto desde la crisis.

La noticia avivó los temores de que la Fed podría subir las tasas más rápidamente, escenario que recibió otro impulso en la semana luego de que el Congreso aprobara un plan presupuestario por US$ 300 mil millones adicionales.

“La flexibilización fiscal podría gradualmente causar un gran sobrecalentamiento”, advirtió Bank of America Merrill Lynch. Si la Fed reacciona ante esto con un ajuste más brusco de los tipos, entonces la economía y, por consiguiente, las ganancias de las empresas podrían verse golpeadas.

Ipsa pierde todo lo ganado

Por su parte, el mercado local no alcanzó a cambiar de tendencia como sí lo hizo Wall Street. La Bolsa de Comercio de Santiago (BCS) se acopló a las dudas por las que atraviesan los inversionistas a nivel global, por lo que el Ipsa -selectivo que reúne a las principales 40 acciones del mercado local- tuvo otra fuerte caída, la peor del año, al bajar 1,81% a 5.549,15 puntos.

“Podríamos concluir que los inversionistas están integrando a sus análisis una mayor tasa de interés que hace unas semanas atrás pues esperan más inflación que la presupuestada y, por tanto, reevalúan el futuro de sus inversiones. Este efecto es el que está afectando al Ipsa hoy por hoy”, comentó el gerente general de Sartor Finance Group, Pedro Pablo Larraín.

Con el movimiento de este viernes, el indicador local perdió todo lo que había ganado en el año, por lo que ahora registra una rentabilidad negativa anual de 0,28%.

Larraín agrega que, de continuar con esta inestabilidad en los mercados globales, lo más probable es que se vean afectadas aquellas acciones de mayor volatilidad y las con una mayor exposición a mercados extranjeros “como podría ser el caso de SQM, CAP y Vapores”.

Seguir leyendo