Morosidad en tarjeta La Polar sube a 20%, la mayor de la industria

Tienda La Polar en Santiago.

Cifra a noviembre de 2017 trepó 4,5 puntos en 12 meses. Presto también crece, pero Abcdin y Tricard, mejoraron.


Un alza de 4,5 puntos porcentuales en 12 meses exhibe la mora total de las tarjetas de crédito La Polar, según el último informe de la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras (SBIF), a noviembre de 2017.

Con ello, el retailer exhibe hoy una mora total de 19,9% de su cartera, el nivel más alto del sistema, sobre Abcdin (18,8%) y Tricard (17,2%), dos que mostraron bajas en los niveles de impago de sus clientes.

Según las cifras, La Polar mostró alzas significativas en la mora entre 90 y 180 días (2,3 puntos) y entre 30 y 90 días (1,3 puntos). El tramo de mora de más peso es entre 180 días y un año, que llega a 7%.

Según un informe de Humphreys de 2012, cuando estalló el escándalo por las repactaciones unilaterales en 2011, la cartera morosa de La Polar (excluyendo tales operaciones) se situaba en 14% para el tramo de hasta 60 días, lo que subió hasta niveles de 23% durante 2012, mientras que la mora entre 90 y 180 días, pasó del 12% al 8,4% de su cartera. En 2017, el promedio de la mora total se sitúa en 17,4%, su mayor nivel en el registro de la SBIF que parte en 2014, con niveles de 10,3% en mora.

El 14 de diciembre pasado, el Sernac denunció de nuevo reclamos por repactaciones de créditos en el retailer. La empresa negó las acusaciones, pero sus acciones fueron castigadas con bajas de hasta 13% esa jornada.

Consultados este martes sobre las nuevas cifras de mora, no hubo respuesta.

Otras alzas

Las tarjetas Presto de Walmart también aumentaron su mora en el período, en 2,5 puntos hasta 13,2%. También CMR Falabella creció, desde 6,6% a 7,4%. Con todo, las tarjetas CMR son las más cercanas del segmento no bancario a la morosidad de plásticos de la banca, que promedian un 3,6% de cartera impaga.

En contraste, Abcdin y Tricard, por su parte, bajaron sus moras totales en 3,9 y 5,5 puntos, respectivamente. Hites, en tanto, se mantuvo casi sin variaciones, en un 14,5%.

Agentes del sector explican que el aumento de la mora de los agentes no bancarios masivos, está lejos de ser preocupante y es propio de un segmento de crédito más riesgoso al que apunta. De hecho, en el sistema total la mora sube 1,1%, hasta 10,6% en el período, y datos del sector dan cuenta de provisiones por el 6,3% de la cartera.

En el sector atribuyen el alza de la mora al contexto laboral de 2017, caracterizado por un mayor empleo informal en los segmentos más vulnerables. Por lo mismo, estiman que la mora tocó un piso en 2017 que se revertirá con seguridad este año, ante las mayores expectativas de crecimiento.

Pero, también advierten que la nueva normativa contable para emisores no bancarios de la Ley de Prepago, que regirá desde este año, incluye especificaciones sobre exigencias de provisiones que podrían afectar a los reportes futuros sobre mora.

 

Seguir leyendo