El próximo paso de la CMF que tiene atento al mercado

Desde las bolsas temen que el Comité de Autorregulación Financiera cree duplicidades de funciones.


La Comisión para el Mercado Financiero (CMF) que reemplazó a la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS) cumplió sus primeros días de funcionamiento, y como está en pleno proceso de instalación, quedan instancias por resolver.

La que más preocupa al mercado es la creación del llamado Comité de Autorregulación Financiera, que buscará ser una instancia de autorregulación para implementar buenas prácticas en gobierno corporativo, transparencia y ética empresarial, entre otras.

La ley que creo la CMF estableció que deberán participar del Comité las bolsas de valores y productos, corredoras de bolsa y administradoras general de fondos y de carteras individuales. Para ello, el primer plazo vence en seis meses, cuando esas entidades tengan que decidir si participarán de la instancia o de forma independiente ejecutarán sus propias normas para cumplir el objetivo que busca el Comité.

Pero las bolsas están alerta, ya que consideran que participar de la nueva entidad les generará una duplicidad de funciones, ya que ellos tendrán un rol fiscalizador en una doble instancia.
El tema ha sido tratado en los directorios de las bolsas y fue planteado al propio Carlos Pavez, presidente de la CMF, en un desayuno a fines del año pasado, que sirvió para que el personero explicara a bolsas y administradoras los alcances de la nueva entidad regulatoria.

El propio Pavez señaló este lunes que han tenido algún acercamiento con las partes para ir despejando las dudas.

“La Ley 21.000 es la que define el plano general, pero deja un espacio al reglamento de quienes forman parte de ese comité de autorregulación”, sostuvo en la inauguración de la CMF.

Limitación y coordinación

Para el director del Centro de Gobierno Corporativo U. de Chile, Hugo Caneo, es importante que se haga una correcta delimitación de las funciones y responsabilidades de cada uno.

“Hay que evitar las duplicidades, porque es un riesgo. Cuando pase algo la responsabilidad siempre será del otro. Y para que no pase eso tiene que existir coordinación”, comentó.

Mientras que para el ex superintendente de Valores, Álvaro Clarke, el tema pasa por la coordinación, poniendo como ejemplo a EE.UU. donde existe la SEC como regulador y el Finra, que es una entidad privada de autorregulación.

“La forma que permite llevar una buena coordinación es que la autoridad formal es quien delega bajo ciertas circunstancias y condiciones la capacidad de fiscalizar y regular determinadas materias a la entidad que lleva efecto la autorregulación”, dijo.

Seguir leyendo