Salarios del sector público crecen más de 2 puntos por sobre el privado en 2017

Funcionarios del Registro Civil. Foto: Agencia Uno

Mientras las remuneraciones de la administración pública subieron 7,8%, los sueldos del resto de la economía lo hicieron en 5,4% en promedio.


En 2017, los trabajadores en el sector público se vieron beneficiados por un fuerte incremento de sus remuneraciones, superando mes tras mes a todo el resto de la economía, con un incremento de 7,8% anual, lejos del 5,3% promedio nacional (incluyendo el público).

Detrás de esta expansión de las remuneraciones del sector público, estaría el importante incremento del gasto fiscal en personal, lo que fue particularmente impulsado por la homologación de asignaciones profesionales en el sector municipal con el resto de la administración pública, además del traspaso de honorarios a la contrata con esa misma asignación, lo que se fue disipando hacia fines de año.

Lo anterior, confirmado por la curva de más a menos de las remuneraciones de la administración pública el año pasado, donde se observa que los sueldos y salarios llegaron a crecer incluso 9,1% anual en enero y marzo, promediando 8,7% el primer semestre, pero luego retrocediendo a 6,5% la segunda mitad del año.

“Este efecto de la homologación tenía que normalizarse”, afirmó Juan Bravo, investigador de Clapes UC, agregando que “el reajuste del sector público de este año fue bajo, de 2,5%, y eso empieza a operar desde diciembre, con lo que veo que de a poco las cifras de la administración pública se acercarán al resto”.

En la misma línea, Tomás Flores, economista y académico de la U. Mayor, planteó que “efectivamente es necesario cuadrar la caja y con ello, el tiempo de la irresponsabilidad fiscal ha terminado”.

Con todo, la media de ingresos del sector público, en octubre-diciembre de 2016, según la encuesta ESI es $ 537.586, mientras que el privado es de $ 756.435.

Sector privado

Por el lado privado, en tanto, el mayor crecimiento de sueldos se dio en el sector inmobiliario (6,9% anual), seguido por la construcción (6,8%), el sector de suministro de agua, (6,5%), comercio (6,5%) y enseñanza (6,4%).

En el otro extremo, las remuneraciones de las actividades artísticas, entretenimiento y recreativas avanzaron solo 1,8%, seguido de actividades de servicios administrativos y de apoyo (1,9%), y el sector transporte (3,7%).

En el margen, Benjamín Sierra, economista jefe de Scotiabank, destacó la desaceleración del ritmo de crecimiento de las remuneraciones, ya que en diciembre solo avanzaron 4,6%, aunque advirtió que “los tres últimos años se ha visto que a fines de año se desacelera este indicador. Hay algo estacional”.

En este sentido, si bien cuestionó que exista un factor más de tendencia, llamó la atención sobre la moderación del ritmo de los salarios en el comercio y el sector manufacturero, además de la actividad inmobiliaria.

Por su parte, Bravo destacó que el índice de remuneraciones reales (que incorpora el efecto inflacionario), se aceleró en plena desaceleración económica, lo que fue causado por un IPC menor al esperado en el año.

“Hubo una sorpresa inflacionaria positiva para los trabajadores. Se esperaba un IPC en torno a 3% en 2017, pero finalmente solo fue 2,2%”, explicó Bravo.

Respecto a 2018, Flores adelantó que “dado que existe una gran cantidad de mano de obra disponible, es probable que el mayor crecimiento del PIB que observaremos este año no se traduzca inmediatamente en aumento salariales significativos. Dichos aumentos vendrán una vez que nos acerquemos nuevamente al pleno empleo”.

En tanto, de acuerdo a cálculos de la Cámara del Comercio de Santiago (CCS), la masa salarial real en 2017 anotó un alza de 3,8%, sumando un cuarto año consecutivo de crecimiento por debajo del 4%. Esta situación, según los expertos, evidencia un ajuste en el mercado laboral, que si bien no se dio en la tasa de desempleo, sino que por el lado de los salarios.

Según la CCS, “durante diciembre de 2017 la masa salarial alcanzó un crecimiento de 4% real en 12 meses, moderándose levemente en relación a noviembre (4,5%), pero aún en línea con la recuperación que mostró el indicador a lo largo del segundo semestre”.

Con esto, proyectaron que con un crecimiento de 3% del PIB en 2018, la masa salarial sería “levemente superior a la de 2017, del orden de 4,1%, con un mayor protagonismo del sector privado en relación a los años previos”.

(Para ver en detalle la infografía, haz click aquí o en la imagen)

Seguir leyendo