*

Nacional
Compartida
Actualizado el 17/03/2017
Estás leyendo:El 30% de las familias migrantes dicen haber sido discriminadas

El 30% de las familias migrantes dicen haber sido discriminadas

Autor: Aldo Vidal N.

Cifra dobla el promedio nacional, que da cuenta que el 17,2% de los hogares fue tratado injustamente. Comunidad haitiana dice que la situación de se debe principalmente al color de su piel.

El 30% de las familias migrantes dicen haber sido discriminadas
Inmigrantes haitianos esperando ingresar a clases de español.

“Nunca pensé que todavía podía haber gente así”, dice Widner Darcelin al recordar uno de los episodios de discriminación más dolorosos que ha vivido en Chile desde que arribó proveniente de Haití. Los papás de su ex novia chilena llevaban tiempo evitando conocerlo, hasta que ella finalmente decidió contarle por qué: a ellos no les gustaba que pololeara con alguien de piel negra. “Cuando fui a su casa, me di cuenta que existe esa brutalidad contra la gente de color y contra los haitianos por su color de piel o por no hablar el idioma. Aquí en Chile hay mucho racismo”, afirma el además presidente de esta comunidad en Chile.

La experiencia de Widner no es un hecho aislado, a la luz de los resultados del estudio realizado por el centro de estudios Eco Liberal sobre discriminación en el país y que concluye que la población migrante es uno de los grupos más afectados por tratos injustos y que la comunidad haitiana los sufre en su mayoría por el color de su piel.

El análisis fue hecho sobre la base de la encuesta Casen 2015, que por primera vez consultó a los hogares si alguno de sus miembros había sido discriminado en los últimos 12 meses. La conclusión general fue que un 17,2% de los hogares chilenos tuvo algún episodio de este tipo. “Pudimos darnos cuenta que este tipo de acciones afectan no solo al individuo que la vive, sino también a su entorno inmediato, a su familia e incluso a su capacidad de generar mejor calidad de vida”, afirma Nicolás Ibáñez, director ejecutivo de Eco Liberal y uno de los encargados del estudio.

Al observar los hogares con presencia migrante, la cifra de familias que afirma haber sido tratada injustamente durante el último año llega al 30% (ver infografia). En este grupo, el primer motivo de discriminación es el hecho de ser extranjero, con 68,3%.

No obstante, al desagregar la cifra por país y por motivo, en los haitianos residentes, la principal razón para estos malos tratos es el color de su piel, con 69,6% de las menciones. “Esto refleja que todavía hay una importante presencia de xenofobia en Chile. En el caso de la comunidad haitiana, la discriminación no se trata de ser extranjero simplemente, sino que responde a racismo puro”, afirma Ibáñez.

“Chile es una sociedad que no está acostumbrada a la diferencia. Y, en ese sentido, tanto la población migrante como las personas de las diversidades sexuales tienden a sufrir vulneraciones de sus derechos, justamente, por ser distintos”, señala Dhayana Guzmán, jefa de estudios del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH).

Guzmán agrega que “hay un tema muy claro respecto del color de piel. Nosotros lo detectamos el año 2015 en nuestra Encuesta nacional de derechos humanos, donde vimos que las principales razones por las que se discrimina es por el aspecto físico, el color de la piel y la apariencia de las personas. Especialmente a las personas migrantes afrodescendientes o con rasgos muy distintos a las personas chilenas, particularmente respecto del color de piel”.

Por su parte, Cristian Lira, sociólogo, afirma que las cifras no le sorprenden: “Este es un país discriminador en todo sentido, es un tema cultural. El racismo, clasismo, sexismo están incrustados en nuestra identidad, yo diría, desde la colonia”, señala.

Reforma legal

Otra de las conclusiones del estudio de Eco Liberal es que en los hogares cuya jefatura es femenina hay más casos de discriminación arbitraria (16,9%) versus en los hogares cuya que jefatura es masculina (8,5%). En familias con presencia indígena también el índice de discriminación es más alto que el promedio nacional, al alcanzar el 21%.
Al desagregar por orientación sexual, la cifra se dispara y se triplica en hogares con jefatura de una persona homosexual (44,6%) respecto de familias con jefatura heterosexual (12,3%)

Para Juan Enrique Pi, presidente de la Fundación Iguales, “la ley antidiscriminación va a cumplir cinco años, pero aun así casi la mitad de los hogares de parejas del mismo sexo han sido discriminados en los últimos doce meses, y nosotros, en ese sentido, hemos dicho constantemente que ley antidiscriminación requiere una reforma”.
Pi agrega que es necesario crear una institucionalidad para evitar estas vulneraciones: “Hoy en día, la ley lo que hace es reaccionar ante un acto discriminatorio, pero no prevenirlo”. afirma.
Dhayana Guzmán, en este sentido, afirma que “las leyes son perfectibles y que hay cosas que revisar, sobre todo evaluar cómo ha estado funcionando la ley antidiscriminación”.

imagen-nac-discriminacion-casen

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital