*

BBC Mundo
Compartida
Actualizado el 23/09/2017
Estás leyendo:6 claves para entender la inédita declaración del líder de Corea del Norte y su amenaza de lanzar una bomba de hidrógeno sobre el Pacífico

6 claves para entender la inédita declaración del líder de Corea del Norte y su amenaza de lanzar una bomba de hidrógeno sobre el Pacífico

El ministro de Exteriores de Corea del Norte aseguró que su país está considerando un ensayo nuclear sobre el Pacífico, horas después de que el líder Kim Jong-un respondiera a las amenazas de Donald Trump a través de una declaración sin precedentes.

6 claves para entender la inédita declaración del líder de Corea del Norte y su amenaza de lanzar una bomba de hidrógeno sobre el Pacífico
Los medios estatales de Corea del Norte publicaron esta imagen de Kim Jong-un leyendo su comunicado. REUTERS/KCNA

“Podría tratarse de la más poderosa de las detonaciones de una bomba H en el Pacífico”, aseguró el ministro Ri Yong-ho a periodistas antes de dirigirse a la Asamblea General de Naciones Unidas este fin de semana.

Apenas unas horas antes, Kim Jong-un aseguró que consideraba ” una respuesta al más alto nivel” contra Trump que estaría “más allá de sus expectativas”. “Domaré con fuego al viejo senil estadounidense mentalmente desquiciado”, afirmó.

Se trata de un mensaje sin precedentes, atribuido al líder norcoreano en primera persona y publicado junto a una fotografía de Kim Jong-un leyendo el comunicado en un despacho.

Por ello, el analista Ankit Panda desgrana las claves de esta inédita declaracióny lo que podría significar su grave amenaza sobre el Pacífico.

1. ¿Por qué ahora?

La declaración de Kim Jong-un es una clara respuesta al discurso de Trump el martes en la Asamblea General, cuando amenazó con “destruir totalmente”Corea del Norte si Estados Unidos se veía obligado a defenderse a sí mismo o a sus aliados.

También marca lo que tal vez es la apoteosis de la acalorada guerra dialécticaentre la administración estadounidense y el régimen norcoreano.

En agosto, vimos a Kim Jong-un posar ante un mapa y amenazar con un ataque de mísiles balísticos el territorio estadounidense de Guam, a lo que Trump respondió prometiendo “fuego y furia” .

Trump prometió responder con “fuego y furia” si Corea del Norte atacaba la base aérea de EE.UU. en Guam. KCNA

2. ¿Es algo personal contra Donald Trump?

En primer lugar, incluso los lectores no acostumbrados a los mensajes públicos de Corea del Norte se darán cuenta de la amplia gama de insultos dedicados a Trump en el comunicado.

Kim arremete contra el líder estadounidense -quien lo había bautizado antes como “hombre cohete”- llamándolo “mentalmente desquiciado”, “senil” y “perro asustado”.

En segundo lugar, es llamativo que Kim Jong-un no haga referencia a la “política hostil” de Estados Unidos en su declaración.

La “política hostil” es la principal preocupación de Corea del Norte sobre las alianzas de Estados Unidos en Asia oriental: su permanente presencia militar desplegada en Corea del Sur y Japón, y la provisión de un paraguas de cobertura nuclear para Seúl y Tokio.

Que Kim Jong-un decidiera ignorarlo en un discurso de respuesta a la amenaza del presidente estadounidense de “destruir” a su país, resulta llamativo en combinación con su crítica personalizada de Trump.

¿Cuánta de la tensión existente se debe a la rivalidad personal entre Kim Jong-un y Donald Trump? GETTY IMAGES

La conclusión aquí es que Kim puede considerar a Trump como un fenómeno sui generis. Sus amenazas cuentan como una ofensa a la dignidad de Corea del Norte, pero no llevan el peso de la política estadounidense.

Del mismo modo que Trump insinuó el martes que Kim Jong-un estaba actuando de manera irracional al destacar que estaba en “una misión suicida”, también el norcoreano insinuó que el estadounidense, en lugar de dar un discurso rutinario en Naciones Unidas, prefirió pronunciar “un sinsentido grosero y sin precedentes que nunca había sido formulado por sus predecesores”.

Por último, cabe destacar que a pesar del tono bélico general de la declaración, Kim Jong-un opta por no amenazar al pueblo estadounidense ni al propio país. Si hay un mensaje de fondo aquí, es que ahora se trata de algo personal.

3. ¿Es la excusa para una mayor provocación?

Kim Jong-un sugiere que la expresión de Trump sobre “el deseo de “destruir totalmente” un estado soberano… hace que incluso aquellos con facultades mentales normales piensen con discreción y compostura”.

La intención aquí es clara: Kim Jong-un no ve a Trump como un hombre en posesión de “facultades mentales normales”.

¿Qué propone hacer entonces con un líder que considera como inestable e irracional? Claramente enojado por la amenaza de “destruir” a su país, Kim promete domar con fuego al viejo senil estadounidense mentalmente desquiciado”.

Esto no es difícil de interpretar: Kim utiliza esta declaración como excusa para una espectacular provocación vinculada a sus cada vez más impresionantes misiles balísticos y sus cada vez más poderosas armas nucleares.

Estas provocaciones podrían llegar de muchas manerasKim Jong-un ya cruzó el límite de sobrevolar Japón con misiles: lo hizo dos veces en el último mes.

Kim Jong-un examina personalmente algunos de los ensayos con misiles. REUTERS

Por ejemplo, podría intentarlo con el misil balístico intercontinental Hwasong-14 de Corea del Norte.

Por otro lado, podría experimentar un misil balístico submarino de mayor alcance o un lanzamiento múltiple de misiles balísticos de alcance intermedio en dirección al territorio estadounidense de Guam.

Por último, Corea del Norte no llevó a cabo ataques convencionales deliberados contra Estados Unidos o sus aliados desde 2010, cuando bombardeó una isla surcoreana y hundió un buque naval de la misma nacionalidad, matando a más de 40 marineros. Podría intentar aprovechar el momento con nuevas provocaciones de este tipo.

Sin embargo, las provocaciones no acaban ahí. Justo después de publicarse la declaración de Kim, el ministro de Relaciones Exteriores de Corea del Norte dijo a periodistas que la acción de “alto nivel” que Kim Jong-un está considerando podría ser la “prueba de la bomba de hidrógeno más potente sobre el Pacífico”.

4. ¿Qué significa realmente la amenaza sobre el Pacífico?

Esto sugiere un espectro aterrador, el mismo en el que los observadores de Corea del Norte piensan desde hace algún tiempo pero que no parecía realista hasta este año.

Kim Jong-un podría llevar a cabo una detonación nuclear atmosférica en el océano Pacífico.

Hay dos mecanismos para una prueba como esta. Uno de ellos es quePyongyang prepare el dispositivo que mostró al mundo antes de su prueba nuclear del 3 de septiembre y dispare sobre Japón, en el océano Pacífico, y demuestre una capacidad termonuclear creíble.

La isla de Guam en el Pacífico acoge la base de la fuerza aérea Andersen de Estados Unidos. REUTERS

Presumiblemente, presenciar esta hazaña domaría” a Trump para que acepte el “equilibrio” al que Corea del Norte aludió a principios de esta semana.

Dada la insuficiencia de los actuales sistemas de defensa antimisiles de Estados Unidos y Japón, no es para nada seguro que una prueba así pudiera ser interceptada.

Jeffrey Lewis, experto en control de armas del Centro de Estudios Internacionales de Middlebury en Monterey, aludió a la cuarta prueba nuclear de China como un recordatorio de por qué esta lógica puede tener sentido para Corea del Norte.

En la década de 1960, observadores estadounidenses dudaban de las capacidades nucleares de China hasta que el país colocó un arma nuclear en un misil balístico y realizó una detonación atmosférica. Sólo entonces reconocieronseriamente a China como un estado nuclear.

La última prueba nuclear atmosférica en la Tierra tuvo lugar el 16 de octubre de 1980 por parte de China.

5. ¿Cuáles podrían ser las consecuencias?

Sin embargo, los riesgos de una prueba como esta son inmensos. Los miembros de la marina y aviación civil en el área del objetivo pueden morirdado que Corea del Norte no emite una advertencia internacional de sus planes de lanzamiento de misiles a diferencia de otros estados que rutinariamente realizan estas pruebas.

Además, los daños ambientales y las lluvias radiactivas podrían ser catastróficos. Si el lanzamiento fracasa o el proyectil explota antes de tiempo, las consecuencias garantizarían una guerra nuclear como represalia.

La agencia norcoreana difundió esta foto a principios de septiembre en la que se ve a Kim Jong-un junto a una supuesta bomba de hidrógeno. REUTERS/KCNA

Corea del Norte podría optar por no usar un misil para una prueba como ésta para mitigar riesgos, pero aún así demostraría una impresionante capacidad.

Un segundo mecanismo podría ser detonar un dispositivo nuclear en el mar a bordo de un barco. En este caso, las probabilidades de que la inteligencia estadounidense detecte e intercepte el buque norcoreano son más altas.

Lo que es importante recordar aquí es que Corea del Norte no da garantías de que vaya a llevar a cabo ninguna acción específica. Simplemente, Kim Jong-un insulta Trump, defiende la dignidad de su país y promete considerar otras medidas.

Del mismo modo, las palabras del ministro de Exteriores sugieren una acción entre muchas otras posibles.

Una prueba nuclear atmosférica de Corea del Norte representaría el clímax de su provocador comportamiento. Incluso podría desencadenar un conflicto militar si Washington, Seúl y Tokio determinan que no se puede seguir tolerando.

6. ¿Hay líneas rojas para Corea del Norte?

Afortunadamente, Corea del Norte ha demostrado incrementar gradual y deliberadamente sus pruebas, pero reconoce la existencia de “líneas rojas”ante la comunidad internacional.

Por ejemplo, después de sus ensayos nucleares, comprobó que no habían causado daños ambientales, un gesto simbólico de “responsabilidad” a pesar de su ilegal y provocador comportamiento.

La guerra dialéctica entre Estados Unidos y Corea del Norte llegó esta semana a su cúspide ante las ambiciones nucleares de Pyongyang. AFP

Probablemente, Kim Jong-un vio esta declaración como un acto de balance y proporcionalidad.

La amenaza “sin precedentes” de Donald Trump a su país en Naciones Unidas merecía una respuesta proporcionada:una declaración sin precedentes de él en primera persona.

Y así, continúa la guerra dialéctica entre el líder de la mayor superpotencia nuclear del mundo y el estado nuclear más reciente.

Papel digital