*

Nacional
Compartida
Actualizado el 10/04/2016
Estás leyendo:A dos años del incendio de Valparaíso más de 500 familias no tienen vivienda

A dos años del incendio de Valparaíso más de 500 familias no tienen vivienda

Autor: Daniela Astudillo Valparaíso

Serviu desechó cinco proyectos por deficiencias técnicas y comenzó un nuevo proceso de inscripción. De 1.243 viviendas de propietarios que fueron damnificadas, el 10,5% tiene hoy recepción municipal.

A dos años del incendio de Valparaíso más de 500 familias no tienen vivienda

A pesar del cariño y de los buenos ratos que ha vivido en la casa de su hija, en el sector de Recreo, Viña del Mar, la voz de Isabel Celedón (62) se quiebra a los pocos segundos de recordar el fatídico 12 de abril de 2014. Ese día ella perdió su hogar y su independencia.

Se trata del llamado “Gran incendio de Valparaíso”, que cerca de las 16 horas de aquella jornada se inició en el sector de La Pólvora. Es considerado el mayor siniestro urbano en la historia de Chile y afectó una docena de barrios y cerros porteños, como el Mariposas, Monjas, La Cruz y El Litre, entre otros. Este martes se cumplen dos años de aquel episodio. Y ella, Isabel, aún no se logra recuperar.

Habitante del Cerro Merced, cuenta que cuando se inició el plan de reconstrucción, liderado por el delegado presidencial Andrés Silva, participó en las ferias inmobiliarias junto a otras 1.755 familias, correspondientes a más del 50% de los damnificados. Todos ellos eran no propietarios. Es decir, los que al momento de las llamas vivían con arriendos o como allegados. 

Isabel no lo pensó y se inscribió en el proyecto “Vista Merced”. Estuvo un año y medio con la esperanza de volver a su barrio, el mismo que habitó durante cuatro décadas, pero todo eso volvió a derrumbarse en enero pasado, cuando recibió la notificación oficial del Servicio de Vivienda y Urbanismo (Serviu) respecto de que su proyecto ya no existía.

“Cuando me llegó la carta, me vino una angustia que no he podido superar. En febrero me volvieron a llamar, que había quedado en uno nuevo (proyecto), pero en el Cerro Placeres, así es que no me quedó más que aceptar, porque lo otro era irme a una comuna del interior. Yo soy nacida y criada en el puerto, que ya se ha transformado en un mal amor; pero yo quiero seguir aquí, con mi vista al mar”, comenta la damnificada.

Aquella notificación a Isabel se repitió a otras 563 familias, quienes, a la fecha, aún no saben dónde vivirán definitivamente. Es decir, a dos años del incendio, son los que no tienen ninguna solución definitiva y continúan siendo allegados o arrendatarios de piezas o pequeñas viviendas en otros sectores. 

Cinco proyectos

La decisión del Serviu de desechar cinco proyectos, por no cumplir con la calificación técnica, se habría tomado tras una seguidilla de cambios de autoridad regionales.

Según la delegada de reconstrucción municipal, María de los Ángeles de la Paz, se trata de una situación compleja. “Reconocemos avances, las familias han tenido una paciencia enorme, casi todos los propietarios están levantando sus proyectos, pero la velocidad no ha sido la esperada”.

Agregó que “hay responsabilidades compartidas; hubo malos proyectos por parte de constructoras, pero la gestión política se complica cuando se cambia a un intendente, al director de Serviu, y acaba de asumir un nuevo seremi de Vivienda. Todo esto terminó impactando a las familias”.

Dentro de los cinco proyectos rechazados está el emblemático “Pajonal”, concebido como de integración social, que pretendía abordar a gran escala la vivienda social en Valparaíso. Este incluía algo inédito para el sector: aumentar el valor de las viviendas sociales, de 50 UF, que era lo que existía, a 900 UF. Se trataba de un condominio moderno, sacado de experiencias de países desarrollados, orientado a complementar la vida de porteños provenientes de campamentos. Finalmente, se desechó. 

Andrés Silva, ex delegado de reconstrucción, aseguró que “desconozco los motivos del Minvu para reemplazar esos proyectos, porque en un principio hubo alta exigencia en cuanto a la gestión política; pero siempre es oportuno que los ministerios evalúen los equipos y hagan cambios que crean necesarios para mejorar u optimizar la gestión”.

10% de las viviendas

Las cifras oficiales del Serviu y la Municipalidad de Valparaíso son claras. De las 2.998 familias que resultaron siniestradas en el incendio de 2014, un total de 1.755 son aquellas que arrendaban o eran allegados en los cerros. El resto, correspondiente a 1.243 familias, eran propietarios de sus casas y terrenos. Todos ellos fueron incluidos en el programa de gobierno llamado Protección Patrimonio Familiar. 

Eso significa que sus proyectos de reconstrucción de viviendas ya se iniciaron y cerca de la mitad concluyó. Su problema, sin embargo, es otro, más administrativo: sólo 131 casas (10, 5% del total) tienen la recepción final del municipio.

El director del Serviu, Manuel León, explicó esta situación diciendo que “hay algunos casos en que se han utilizado materiales ligeros, donde existe riesgo de incendio. Apoyamos a la dirección de obras del municipio. Como Ministerio creamos esta normativa y la Presidenta Bachelet anunció que dentro de los tres ejes fundamentales está la seguridad. Los números ahí no son lo más importante”.

Inversión

Respecto de dineros, en la Municipalidad de Valparaíso se informó que “el compromiso presidencial para invertir en la zona afectada es de $ 230 mil millones, proyectado en obras a terminar hasta 2021, de los cuales hasta ahora se han ejecutado $ 14 mil millones, correspondientes al 4,47% de lo prometido”.

Una de las iniciativas contempladas es la reformulación de vías de acceso, como el Camino la Pólvora, “que actualmente presenta un estado de avance de 67,5%”, según expuso el Ministerio de Obras Públicas (MOP). 

Dentro de los anuncios, el Serviu también confirmó a La Tercera que la extensión de la Avenida Alemania, aquella arteria que unirá gran parte de los cerros de la ciudad, sigue su curso.

“Tenemos un 80% de diseño del proyecto ya desarrollado y esperamos que en el primer semestre de este año se entregue la totalidad; además, hemos pedido propuestas por separado en cuanto a las etapas, que podrían comenzar a ejecutarse dentro de este año”, indicó Manuel León.

Los trabajos que aún no presentan avances, sin embargo, son básicamente tres: la regularización de los loteos irregulares en la zona del incendio, la intervención de quebradas (muchas de las cuales siguen con basura) y la evaluación de redes húmedas en todos los sectores afectados.

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital