*

Opinión ,
Abrir menú
Compartida
Actualizado el 06/02/2015
Estás leyendo:“Aborto y poderes fácticos” II

“Aborto y poderes fácticos” II


Señor director:

Es interesante la diferencia entre las posturas a favor y en contra del aborto, relativas a la despenalización y al origen de la vida, que reflejan de manera casi exacta lo que sucede en la sociedad. Las recientes columnas de Gloria de la Fuente y Claudio Alvarado lo vuelven a reflejar.

Por una parte está la opción de las personas de elegir basándose en sus conciencias y, por otra, la imposición como bandera de una posición discutible a nivel mundial. A modo de antecedente histórico, hay sólo tres religiones de las miles que ha creado el hombre y de las que están vigentes hoy, que buscan imponer sus ideas como las únicas válidas, en vez de aceptar la diversidad. Eso se ve reflejado en el debate.

En Chile hay sectores que buscan la supremacía de una posición que es igual de discutible que cualquier otra, y que esconde el trasfondo de todos los temas trascendentales: el alcance de su validez. Hay quienes creen tener la verdad y que esa verdad anula posiciones distintas, y otros que creen que la totalidad de los puntos de vista son discutibles y aceptables en el ámbito individual.

Chile es uno de los cinco países que penan el derecho de una mujer y de una familia a decidir abortar. Si hay una ley que despenaliza el aborto se debe entender que no se impone el aborto, sino que se deja libre a la persona a que decida, sin intervención alguna y acorde a sus principios.

O los sectores religiosos y conservadores reconocen débiles sus argumentos, o simplemente se le tiene demasiado miedo al pensamiento libre y a la libertad de elegir de cada persona.

Eduardo Quiroz Salinas

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital