*

Deportes
Compartida
Actualizado el 19/06/2017
Estás leyendo:Abreu: “Llego en un nivel competitivo, vigente; tranquilos con eso”

Abreu: “Llego en un nivel competitivo, vigente; tranquilos con eso”

Autor: Christian González A.

A los 40 años, el delantero uruguayo hace su 32º cambio de camiseta para vestir su 25º club distinto. Puerto Montt, un modesto equipo de Primera B, espera entusiasmado la llegada de su primer jugador mediático a nivel internacional. El Loco atiende a El Deportivo con reproches y amabilidad.

Abreu: “Llego en un nivel competitivo, vigente; tranquilos con eso”

Sebastián Abreu (40) recibe el llamado de El Deportivo con una cercanía sorprendente para una figura de su calibre a nivel sudamericano. Un futbolista con marca, popular, que jugará en Puerto Montt los próximos seis meses. Para darle un carácter simbólico aún, el pacto se rubricó en la embajada chilena en Montevideo. Un jugador que estaba perfectamente enterado de lo que se hablaba en el país acerca de su llegada. Sobre todo en este medio. Por esa razón, su primera reflexión fue un reproche. El Loco no coincide con los cuestionamientos que atribuyen su llegada a una simple búsqueda del récord mundial, que por ahora comparte con el alemán Lutz Pfannenstiel. Ambos vistieron 25 casaquillas diferentes en sus respectivas carreras. El emblemático atacante uruguayo se ha cambiado 32 veces de camarín, considerando sus retornos, una materia que fue parte de la pauta de El Deportivo cuando se confirmó su llegada.

Abreu, aún estando en Uruguay, se interiorizó de cada detalle de las opiniones. “El debate en su programa El Deportivo fue ése y no estoy de acuerdo con lo que se dijo. Lo digo con mucha sinceridad. La falta de información genera esa discusión. En Central Español (su último equipo) me pude mantener en ritmo. Me dieron la chance y por eso fui al club. Estaba conversado de que si surgía algo, me iba a ir. Estaré desde el primer y hasta último días que estipula el contrato en Puerto Montt”, afirma, mientras valora el esfuerzo que realizaron el club y la comunidad para financiar su llegada. Su sueldo, levemente inferior a los US$ 10 mil mensuales, será costeado en un 90 por ciento por tres empresas de la zona. Sólo el resto saldrá de las esmirriadas arcas del club.

El mundialista en Corea-Japón 2002 y Sudáfrica 2010, donde enloqueció al mundo al ejecutar con un picotón a lo Panenka el último penal de la definición entre Uruguay y Ghana, pudo llegar antes a Chile. Sin embargo, las gestiones con Rangers no fructificaron. Esa vez había confesado la decepción que le produjo no llegar a un medio futbolístico que le produce admiración.

¿Cómo recibe la confirmación de que jugará en Puerto Montt?

Primero, agradecido por la confianza del club de llamarme e interpretar que puedo ser importante para este torneo. Hablé con el técnico, Óscar Correa, y me transmitió que piensa de la misma forma que los dirigentes. En lo personal, hubo muchas opciones de llegar antes y, por fin, podré disfrutar del fútbol chileno.

¿Sabe del revuelo que provocó la noticia de su arribo? ¿Esperaba tal nivel de expectativa, incluso a nivel mundial?

No peco de egocéntrico, pero donde me ha tocado ir he palpitado que hay mucha expectativa periodistística e ilusión del hincha, que, finalmente, es lo más importante. Y salvo alguna excepción, lo que leo y escucho que dicen acerca de mí es siempre positivo. Voy muy motivado.

¿Cuando viajará a Chile?

Tengo que ponerme de acuerdo con Óscar (Correa, el técnico portomontino) para definir la fecha que mejor acomode a la preparación del equipo con miras al próximo torneo. Aún no está resuelto, pero seguro que será pronto.

¿Qué le contaron del club y de la ciudad a los que llega?

Más que me contaron, me dediqué a estudiar bien el lugar al que llego. Siempre lo hago. Vi partidos de Puerto Montt en el torneo anterior. Deben hacer sido unos cinco o seis. El equipo tuvo una remontada importante en la última parte del torneo y aunque no le alcanzó para pelear por el ascenso, dejó una buena imagen. El estadio es lindo. Sé que se remodeló para el Mundial Sub 17 y, por la vista que tiene, es uno de los más lindos del mundo.

¿Le habrán contado acerca del clima, que es bastante frío y lluvioso? ¿Lo complica?

El clima no afecta por la cancha sintética, que permite practicar una buena posesión de balón. Ojalá que podamos practicar un buen juego. Es un lugar frío, pero bueno, habrá que abrigarse.

Los dirigentes decían que también lo tentarían hablándole de las comidas del lugar.

Sí. Me comentaron que la ciudad cuenta con una gastronomía muy rica. Obviamente, me gustaría disfrutar de eso y seguro que habrá tiempo. También sé que el entorno es paradisíaco. Fue lo que me dijeron. Espero empaparme de la ciudad, involucrarme con la gente y con sus costumbres. Es lo que siempre he buscado en los lugares a los que voy.

¿Supo de las gestiones que tuvo que hacer Puerto Montt para conseguir recursos para su fichaje? El club tuvo que buscar recursos con empresas para financiarlo.

Ésa fue una de las cosas que se hablaron durante las conversaciones con los dirigentes de Puerto Montt. El mecanismo es el que se ha utilizado en todos los equipos en que estuve. En Centroamérica y Brasil también se hizo de la misma forma. Los patrocinadores se suman y no se tocan las arcas del club y el presupuesto queda para el resto del plantel. Las empresas y el alcalde se comprometieron. Eso me dio una sensación de seguridad que reforzó mi interés, sin dudas. Por eso insisto en que no prioricé el récord ni lo económico. Se ha dado por decantación. Se ha dado por una cuestión natural. Volvería a un club que defendí anteriormente.

¿Le comentaron que tendrá que ofrecer charlas a los trabajadores de las empresas que aportaron para que llegara a Puerto Montt? ¿Qué le parece?

Eso en realidad es una propuesta que me hicieron. Antes, he realizado charlas motivacionales y clínicas también para los niños. Me lo propusieron para generar pertenencia de la comunidad con el equipo y es una buena idea para motivar a la gente. Es lo que vengo haciendo. En Brasil hice clínicas, en El Salvador también. En El Salvador hablé con empleados de bancos. Es una cuestión que acostumbro. Me gusta transmitir experiencias. Lo paso bien.

¿Qué objetivos deportivos se propone en su nuevo club?

Los mismos de los últimos años en los lugares en que estuve. Jugar siempre, convertir la mayor cantidad de goles posibles, que el equipo funcione y, sobre todo, que gane. Y en el caso de Puerto Montt, soñar con el ascenso. Me imagino que todos queremos lo mismo.

Tiene ya 40 años, ¿en qué condiciones físicas y futbolísticas llega a Chile?

Hoy en día nadie puede mentir con nada. Te metes a un programa de scouting y se saben todos los números de un jugador de fútbol. Estoy en condiciones de alto rendimiento. Correa me dijo que no mira la edad, sino el rendimiento. Llego en un nivel competitivo, vigente. Pueden estar tranquilos con eso.

Su contrato es por seis meses ¿Le gustaría quedarse por más tiempo?

Lo conversado es por el torneo de Transición. No he llegado aún. Lo que puedo garantizar es que ese plazo se cumplirá.

¿Qué le produce la marca que alcanzó al vestir 25 camisetas diferentes?

Es algo lindo, porque siempre es lindo tener una marca mundial, pero nada más que eso.

¿Qué expectativas tiene al venir al fútbol chileno?

Sé que llego a un fútbol dinámico, de buen trato de balón, que busca la verticalidad, por la influencia de los pasos por Marcelo Bielsa, Jorge Sampaoli y otros. El campo nuestro permite que se practique un buen fútbol, a pesar del mal tiempo que puede haber. Todo eso influyó al tomar la decisión.

Hace un tiempo le había declarado a La Tercera que jugar en Chile era una de sus pretensiones, ¿por qué?

Por eso mismo, por experimentar el estilo de juego del Pacífico, que Chile consolidó con títulos. Eso genera atracción. Tienen eso, la buena técnica. Y aparte ganan. Está perfecto.

¿Cómo se percibe hoy al fútbol chileno desde el exterior?

Está bien visualizado por la seriedad general y lo que representan las imágenes. Sé que tienen buenas canchas y lindos estadios. Eso entusiasma a cualquier jugador de fútbol.

¿Cómo cree que le irá a Chile en la Copa Confederaciones?

No tengo ni idea, porque no estoy empapado de eso. Del día a día de cada jugador chileno, no podría opinar porque no tengo elementos para eso.

Chile y Uruguay se ha convertido en una de las principales rivalidades sudamericanas y seguramente pelearán por un cupo en Rusia. ¿Cómo lo toma?

Cuando terminan siendo equipos fuertes, genera esa competitividad. Como pasa con Argentina y Brasil. Chile actualmente está en ese nivel. Es el bicampeón de América y por algo lo consiguió. Nadie puede desconocerlo. Ni en la forma ni en los méritos que tiene un logro así.

Pare revisar mejor los detalles de la infografía haz click aquí o sobre la imagen.

Sebastián Abreu

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital