*

BBC Mundo
Compartida
Actualizado el 26/10/2017
Estás leyendo:Abuelito de día y ninja de noche: el ladrón de 74 años más buscado de Osaka

Abuelito de día y ninja de noche: el ladrón de 74 años más buscado de Osaka

Escondido tras una máscara negra al estilo de un guerrero japonés, uno hombre de 74 años está acusado de haber protagonizado más de dos centenares de allanamientos y se embolsó US$260.000. La policía por fin le atrapó, pero nunca imaginó que el ágil ladrón sería un anciano.

Abuelito de día y ninja de noche: el ladrón de 74 años más buscado de Osaka

Llevaban ocho años buscándolo. Y nunca llegaron a imaginar lo que se encontrarían cuando le atraparan.

La policía japonesa ha arrestado al “ladrón-ninja” más buscado de Osaka, un mago del hurto escondido tras una máscara de guerrero japonés que protagonizó supuestamente más de 250 allanamientos en viviendas o tiendas, y se embolsó US$260.000.

En estos años, las autoridades siempre creyeron que este prolífico ladrón sería una persona joven… Y se toparon con que era un hombre de 74 años.

El individuo tuvo un descuido y una cámara de seguridad captó su rostro, lo que llevó a que fuera puesto bajo vigilancia y arrestado en julio.

El ninja trataba de pasar desapercibido andando por calles estrechas y por encima de muros.

El ninja trataba de pasar desapercibido andando por calles estrechas y por encima de muros.

La policía ahora cree que el sospechoso es el llamado “Ninja de Heisei”, protagonista de más de dos centenares de robos durante casi una década.

El arrestado era como cualquier otro anciano por el día, pero por la noche cambiaba de faceta.

Según los investigadores de la policía, el sospechoso solía entrar a un edificio abandonado para cambiarse de ropa y esperar a que cayera la noche para cometer los robos.

“Se vestía todo de negro, justo como un ninja”, apuntó un funcionario de la ciudad japonesa de Osaka, en el oeste del país.

La policía describió al ladrón como una persona con gran habilidad física, que incluso corría sin ningún tipo de esfuerzo por muros para evitar las calles.

“Si fuera más joven, no me habrían pillado”, declaró el hombre tras ser detenido, anunciando su retirada.

Con 74 años, dijo, ya es “lo suficientemente mayor” como para seguir con sus controvertidas artes como ninja.

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital