*

Opinión ,
Abrir menú
Compartida
Actualizado el 30/09/2017
Estás leyendo:Acceso a la educación

Acceso a la educación

SEÑOR DIRECTOR

El nuevo sistema de admisión a la educación iniciado en Magallanes durante 2016, en pleno desarrollo en otras cuatro regiones, demuestra que no es necesario hacer tómbolas ni filas de madrugada para tener igualdad de condiciones en el acceso a colegios que reciben financiamiento público. Permite avanzar en la práctica de que sean las familias quienes escogen el colegio para sus hijos y no al contrario. Aunque debemos seguir aprendiendo de esta iniciativa, lo cual justifica su implementación gradual, hay evidencia comparada de su validez, pues desde hace años se aplican metodologías similares en Finlandia, Holanda, Boston y Nueva York.

Los desafíos del nuevo sistema no solo deben vincularse con su implementación, sino también con sus efectos. Las preferencias de las familias pueden generar un conjunto de colegios con muy baja matrícula, imposibilitando su sustentabilidad financiera, lo cual podría no notarse en el primer año del nuevo sistema pero sí más adelante. Por otra parte, la mayor diversidad de los estudiantes conlleva el desafío de apoyar a los equipos directivos y docentes. De lo contrario podría incrementarse la inequidad de oportunidades al interior de los colegios. Todo esto podría impactar en las tasas de repitencia y abandono de los niños más vulnerables. Es indispensable que el Estado se anticipe, planifique y desarrolle estrategias para abordarlos adecuadamente, de forma que la mayor libertad de elección vaya acompañada de una mayor calidad y equidad de la educación para todos los niños y niñas.

Juan Pablo Valenzuela

Investigador Centro de Investigación Avanzada en Educación U. de Chile

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital