*

Nacional
Compartida
Actualizado el 23/05/2015
Estás leyendo:Alcalde de Las Condes: “Debiéramos tener cárceles para menores de edad (…), el Sename no sirve”

Alcalde de Las Condes: “Debiéramos tener cárceles para menores de edad (…), el Sename no sirve”

Francisco de la Maza solicitará una audiencia con el ministro del Interior para plantearle su idea: penas de presidio para adultos y menores por el delito de robo a casas.

Alcalde de Las Condes: “Debiéramos tener cárceles para menores de edad (…), el Sename no sirve”

Piso quince de la Municipalidad de Las Condes. Allí está la oficina del alcalde , Francisco de la Maza, quien revisa en su celular su correo electrónico, el cual contiene los reportes diarios -del jefe de Seguridad Ciudadana-  de los hechos policiales que ocurren en la comuna.  “Robo en lugar habitado, dos detenidos con antecedentes policiales; robo frustrado, tres detenidos, menores de edad. Violación de morada, dos detenidos”. El jefe comunal se saca sus lentes y señala:  “Hablemos de seguridad”.

El tema le preocupa. Según las cifras elaboradas por el departamento de Seguridad Ciudadana y Emergencia Las Condes, en lo que va del año el número de denuncias por robo en domicilio con intimidación (asaltos a casas) se ha incrementado en un 100%. Pasó de 20, entre el 1 de enero al 14 de mayo en 2014, a 40, en el mismo período 2015, siendo el barrio San Carlos de Apoquindo el que concentra la mayor cantidad de estos ilícitos. “Ha habido un aumento de estos delitos al interior del hogar creando consecuencias complejas”, señala.

Pero según la última Encuesta Nacional Urbana de Seguridad Ciudadana (Enusc) este delito bajó a un 3,6%.

Debiese ser cero. La baja es un promedio, pero la consecuencia de ese hecho es muy grave desde el punto de vista social,  hay que hacer una corrección en este sistema que tenemos hoy. Es garantista, y la gente comienza a tomar la justicia por sus propios medios: un enrrejado exagerado, detenciones ciudadanas y sin ir más lejos, lo que ocurrió en Valparaíso.

¿Se justifican esas acciones? 

No. Yo creo que es una reacción… es un loco (el imputado que habría disparado contra los dos estudiantes), pero es una reacción que ha provocado la sociedad y la poca capacidad de control que hay hoy en día sobre ciertas acciones delictuales que mantienen a la gente en un estado de tensión permanente y eso, obviamente, amerita corregirse.

¿Cómo se puede solucionar? ¿Mayor prevención o penas más duras?

Obviamente hay que generar las redes suficientes para mejorar la prevención, pero yo creo que junto con eso, hay que endurecer ya las penas para quienes ingresan a una casa para delinquir, además, es un cambio legislativo que se puede hacer en dos minutos (…) Basta con poner una pena de cárcel automática para los que transgredan la barrera de la intimidad,  una violación de hogar. Así como se subió la pena para quienes roban cajeros -lo que causó que bajaran estos delitos- aquí se podría hacer exactamente lo mismo.

¿Y qué pasa cuando los imputados son menores de edad?

Yo creo que cuando son menores de edad, el endurecimiento de penas debe ser equivalente, o sea nosotros debiéramos tener cárceles para menores de edad. 

¿Y el Sename y los centro cerrados?

Es que el Sename no sirve de nada. Debiéramos generar cárceles para menores de edad, que vayan en una línea para la rehabilitación, sobre un concepto mucho más metódico de tratar a los menores para reinsertarlos en la sociedad adecuadamente. Que no sea un recinto que funcione sobre el perfeccionamiento del delito, sino que orientada a la reinserción.

¿Como por ejemplo, un Santiago Uno, pero para menores y con un mejor sistema de reinserción?

Por supuesto. Es clave. O sea, junto con subir las penas de la violación de domicilio para mayores de edad, en las cárceles normales, también para menores de edad, pero adecuados para la reinserción y eso requiere una metodología distinta a la que hay en las cárceles normales. 

¿Cómo se podría lograr algo así?

A ver. Yo creo que estamos llegando a una situación de falta de credibilidad pública en las autoridades, precisamente porque este tipo de cosas se prometen y no se cumplen. En cada campaña uno ve que el tema de la seguridad es el que más se discute, pero a la hora de los ‘qui hubos’ no pasa nada y eso va generando una sensación de rabia en la sociedad (…) Con Ernesto Silva (UDI) -diputado del distrito- estamos pidiendo una audiencia al ministro del Interior, yo como alcalde y él como legislador, para ver cómo se podría introducir algo de esta naturaleza, de manera rápida, si es que hubiese voluntad política.

¿Tanto el aumento de penas para robo en lugar habitado y cárcel para menores?

Obviamente que sí. El tema de la violación de domicilio debe ser tratado de forma muy particular, desde el punto de vista de la legislación, y como la violación de domicilio es cometido por mayores y menores de edad, también yo estoy planteando que el Estado de Chile construya una cárcel de menores, orientada a la reinserción de menores, pero cárcel. 

¿Qué falta para mejorar la seguridad: voluntad política, medios, herramientas?

Yo pienso que al final es un tema de prioridad. Lo que la gente ve es que finalmente cuando los políticos llegan al Parlamento o al gobierno se preocupan de cuestiones muy lejanas para la gente ¿En qué le va a cambiar la vida la Constitución a los chilenos? Probablemente hay que hacerlo, yo no digo que no, las legislaciones tienen que ser dinámicas, pero no les va a cambiar la vida sustancialmente. Sin embargo, elementos de esta naturaleza le pueden cambiar de forma muy rápida.

Papel digital