*
Política
Compartida
Actualizado el 10/01/2017
Estás leyendo:Ana Lya Uriarte a fiscal de caso Caval: “No mantengo contacto con sus socios”

Ana Lya Uriarte a fiscal de caso Caval: “No mantengo contacto con sus socios”

Autor: Víctor Rivera

Jefa de gabinete de la Presidenta Bachelet declaró sobre el vínculo con la firma de Compagnon y Valero. La abogada señaló que nunca prestó un servicio personal, sino que a través de su estudio jurídico.

Ana Lya Uriarte a fiscal de caso Caval: “No mantengo contacto con sus socios”

El 27 de diciembre, la jefa de gabinete de la Presidenta Michelle Bachelet, Ana Lya Uriarte, llegó hasta la Fiscalía Regional de O’Higgins para prestar declaración, en calidad de testigo, ante los fiscales del caso Caval, donde se indagan las irregularidades de la empresa en la compra y venta de terrenos en Machalí. Su testimonio quedó registrado en cinco carillas.
La mujer de confianza de la Mandataria entregó su testimonio ante los fiscales Emiliano Arias y Sergio Moya, quienes indagan a los dueños de Caval, Natalia Compagnon y Mauricio Valero, por el presunto delito de estafa al empresario rancagüino Gonzalo Vial Concha, a quien le habrían proporcionado informes copiados de Internet, como también información de seguridad de su empresa, por cerca de $ 1.200 millones.

Para aclarar los negocios de la empresa con Vial, los persecutores citaron a Uriarte, quien en 2012 prestó servicios a Caval a través de su estudio jurídico Sustentabogados. Ante los fiscales, la jefa de gabinete de la Presidenta inició su testimonio explicando que en esa fecha se dedicaba a su equipo de abogados y detalló cómo fue contactada por Valero y Compagnon.

Ambos socios, según explicó Uriarte, se acercaron al estudio a principios de 2012 motivados por referencias que obtuvieron en Internet sobre su estudio, el cual se especializaba en temas de impacto ambiental. De acuerdo al testimonio de la abogada, Caval quería contar con los servicios de Sustentabogados para que los asesorara con un estudio sobre la instalación de la termoeléctrica Los Guindos.

Según relató Ana Lya Uriarte ante los fiscales, Caval le solicitó a su estudio que analizara “las exigencias que implicaría un aumento de capacidad de generación de energía respecto de esa central (termoeléctrica Los Guindos) y la necesidad de adecuar el proyecto a la recientemente dictada, en esa época, norma de termoeléctricas”. Uriarte además declaró que Sebastián Dávalos, marido de Natalia Compagnon, nunca fue mencionado en las negociaciones.

El trato se cerró en julio de 2012, y el informe encargado a Sustentabogados tuvo un valor de $ 19.618.874 para Caval. Por el trabajo, el estudio emitió dos facturas a la firma de Compagnon y

Valero. De acuerdo a la declaración de Uriarte, el desarrollo de este informe “nos tomó aproximadamente un mínimo de 40 horas de trabajo para todas las reuniones y análisis relacionados a este tema”.

Además, la abogada manifestó que nunca supo que tras el proyecto que analizaba para Caval estuviera Gonzalo Vial Concha. “Nunca mencionaron el nombre de ningún cliente tras el proyecto de la termoeléctrica, siempre hablaron que era para ellos, y ofrecerlo a terceros”, dijo, agregando que “respecto de Gonzalo Vial sólo puedo decir que en una oportunidad Natalia Compagnon me invitó a almorzar en el Barandarian, de Manuel Montt, y hasta ese lugar llegó él para almorzar con nosotras, yo no sabía que él iba. Entre ellos se notaba una relación cordial y de amistad. Recuerdo que Vial hablaba de caballos y esos temas, de los cuales yo no manejo. Esto fue en mayo del año 2012”.

Uriarte añadió que “con posterioridad al 31 de julio de 2012, no he tenido trato comercial ni realizado trabajos de ninguna especie para la sociedad Caval Ltda. Y no mantengo contacto con sus socios”. Antes de finalizar su declaración, la jurista entregó a la fiscalía una publicación del diario El Mostrador sobre el origen de Sustentabogados, las facturas emitidas a Caval por los trabajo prestados, el proyecto “Turbina de Respaldo Los Guindos”, documentos que dan cuenta de su retiro de la sociedad jurídica y los informes anuales de sus boletas de honorarios de 2012 y 2013, donde apuntó que “consta que jamás emití boletas personales a Caval”.

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital