*

Mundo
Compartida
Actualizado el 26/10/2012
Estás leyendo:Australia investiga a la tabaquera British American por violar ley antitabaco

Australia investiga a la tabaquera British American por violar ley antitabaco

Según las autoridades, la multinacional habría incluido una palabra de tres letras en la parte superior de las cajetillas que podría ser considerada como una estrategia de publicidad.

Australia investiga a la tabaquera British American por violar ley antitabaco

 

Las autoridades australianas investigan a British American Tobacco Australia (BATA) por la posible violación de la nueva ley que obliga a utilizar un empaquetado genérico en los paquetes de tabaco y que podría afrontar una multa millonaria, informaron hoy medios locales. 

Seis marcas de tabaco de la multinacional británica han podido infringir la nueva ley antitabaco que obliga a las tabaqueras a fabricar cigarrillos con envases homogéneos desde el 1 de octubre. 

Según las autoridades, British American Tobacco Australia habría incluido una palabra de tres letras en la parte superior de las cajetillas que podría ser considerada como una estrategia de publicidad. 

Por ejemplo, los cigarrillos Benson & Hedges incluyen en sus envases las letras “LDN”, mientras que Winfield tiene inscrito “AUS”, según indica la cadena australiana ABC. 

La nueva ley permite que los cigarrillos incluyan códigos alfanuméricos, pero éstos no deben representar ni estar vinculados a las marcas o una variante de los cigarrillos. 

El Gobierno australiano le ha pedido a la empresa tabaquera que les informe si estas cajetillas fueron fabricadas este mes, aunque la compañía británica asegura que no ha recibido ninguna notificación por parte de las autoridades. 

Un portavoz de la tabaquera dijo al canal ABC que ellos creen que no han transgredido la ley. 

Si finalmente se determina que British American Tobacco Australia quebrantó la ley podría afrontar multas de hasta 100 millones de dólares y estaría obligada a retirar sus productos del mercado. 

En septiembre pasado, el Gobierno australiano criticó a la Imperial Tobacco por lanzar al mercado cigarrillos Peter Stuyvesant con un lema que decía “lo que cuenta es el contenido”. 

En virtud de la ley, las empresas tabaqueras están obligadas a comercializar sus productos en Australia en cajetillas de color verde oliva, con la marca escrita en tipografía homogénea y en letra pequeña. 

Además, las advertencias sanitarias con tumores cancerígenos y bebés enfermos ocuparán el 75 % de la parte frontal de los envoltorios y el 90 % de la posterior. 

Las multinacionales llevaron el caso al Tribunal Superior de Australia argumentando que la nueva ley contraviene la Constitución y los derechos de propiedad intelectual, pero su recurso fue desestimado en agosto pasado.

 

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital