*

Mundo
Compartida
Actualizado el 17/02/2014
Estás leyendo:Autoridades penitenciarias peruanas admiten que hermano del Presidente salió de la cárcel para cobrar un cheque

Autoridades penitenciarias peruanas admiten que hermano del Presidente salió de la cárcel para cobrar un cheque

El jefe del Instituto Nacional Penitenciario aseguró que el funcionario que permitió la salida del reo "está próximo a ser sancionado y podría ser separado de la institución por hacer un favor al familiar de un presidente".

Autoridades penitenciarias peruanas admiten que hermano del Presidente salió de la cárcel para cobrar un cheque

Antauro Humala, hermano del presidente peruano Ollanta Humala, condenado a 19 años de prisión por una rebelión en 2005 que dejó seis muertos, salió en enero de su celda para cobrar un cheque en un  banco, admitieron autoridades penitenciarias.

El hermano del mandatario logró convencer al administrador del penal donde cumple condena para que lo autorizara a salir del recinto carcelario y cobrar  un cheque, por un juicio sobre una pensión al ejército peruano, al cual perteneció hasta llegar al grado de mayor. 

El jefe del Instituto Nacional Penitenciario (INPE), José Luis Pérez, dijo la noche del domingo al Canal 4 de la televisión peruana que el director de la  cárcel denegó el permiso pero, al ausentarse por motivos de salud, el administrador que lo reemplazó concedió la autorización. 

Según el programa Cuarto poder del Canal 4, Humala se trasladó el 14 de enero a una sucursal del Banco de la Nación de Perú, ubicado a diez cuadras del  penal Virgen de la Merced -situado en el distrito limeño de Chorrillos- para cobrar el cheque. 

El jefe del INPE aseguró que Antauro Humala salió de su celda con grilletes puestos y debidamente custodiado.

“El funcionario (que le permitió salir) está próximo a ser sancionado y  podría ser separado de la institución por hacer un favor al familiar de un  presidente”, anunció Pérez. 

Antauro Humala, de 50 años, fue condenado por los hechos ocurridos entre el  1 y el 4 de enero de 2005 cuando, al mando de 150 hombres, tomó una comisaría  con 10 policías en la localidad surandina de Andahuaylas (sur), alegando que el  presidente Alejandro Toledo no tenía legitimidad. Cuatro policías y dos  asaltantes fallecieron. 

El hermano del presidente peruano fue condenado a 25 años de cárcel en  primera instancia, pero la justicia redujo luego la pena a 19 años, que cumple  desde 2009. En marzo de 2012 fue trasladado del penal de máxima seguridad  Piedras Gordas a la Virgen de la Merced, en el interior de la Escuela Militar  de Chorrillos, destinada a militares. 

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital