*

Negocios
Abrir menú
Compartida
Actualizado el 04/12/2017
Estás leyendo:Banco Central mantiene en 2,5%-3,5% proyección de crecimiento para 2018

Banco Central mantiene en 2,5%-3,5% proyección de crecimiento para 2018

Autor: La Tercera

En cuanto a la inflación el instituto emisor estimó que se mantendrá en torno a 2% anual durante la primera mitad del año 2018 para volver a la meta de 3% en el primer semestre de 2019.

Banco Central mantiene en 2,5%-3,5% proyección de crecimiento para 2018

El Banco Central mantuvo este lunes su proyección de crecimiento para la economía chilena en 2018 en un rango de 2,5% – 3,5, y para este año estimó un crecimiento de la actividad de 1,4% versus el rango de 1%-1,75% previsto en septiembre.

En su informe el instituto emisor redujo levemente su estimación para el crecimiento de la demanda interna el próximo año a 3,7% desde el 3,9% previsto en septiembre, mientras que para la inversión pronosticó un aumento de 3,1%, cifra menor al 3,7% estimado previamente.

En tanto para este año subió la previsión de crecimiento de la demanda interna a 3,1% desde 2,6%, pero empeoró su pronóstico para la inversión a una baja de 2,5% desde un descenso de 1,6%.

Al presentar el Informe de Política Monetaria (Ipom) ante la Comisión de Hacienda del Senado, el presidente del instituto emisor, Mario Marcel, señaló que en los últimos meses, la actividad
económica ha evolucionado acorde a lo previsto y que la inflación se ha ubicado bajo lo proyectado en septiembre, lo que se relaciona con los elementos más volátiles de la canasta de precios.

Asimismo sostuvo que hacia adelante, la convergencia de la inflación podría ser algo más lenta que lo anticipado en el Ipom de septiembre, lo que considera el efecto de las sorpresas recientes, la evolución del tipo de cambio hasta el cierre estadístico del informe y que el ritmo de expansión de la actividad irá aumentando paulatinamente, desde los acotados niveles actuales, hacia registros por sobre el potencial en la segunda parte del 2018.

Añadió que el escenario base del informe considera que la inflación permanecerá en torno a 2% durante la primera mitad del año 2018 para volver a la meta de 3% en la primera mitad de 2019, pero que la inflación subyacente convergerá a ese 3% en la segunda parte de ese mismo año.

Este comportamiento de los precios en el mediano plazo, indicó,  se relaciona de manera importante con el gradual cierre de la brecha de actividad (distancia entre el PIB potencial y crecimiento efectivo) que comenzará durante la segunda mitad del 2018.

El instituto emisor ajustó su estimación para el aumento de la inflación este año a 2,1% desde el 2,4% previsto en septiembre, mientras que para el 2018 bajó su proyección a un alza de 2,9% desde 3%.

Según el informe la composición de los sectores del PIB no minero da cuenta de un mejor desempeño relativo de las actividades ligadas al consumo que de las relacionadas a la inversión, en particular la construcción. El consumo privado tiene aumentos anuales de entre 2% y 3%, mientras que la inversión en construcción y otras obras ha caído, incluso, algo más de lo previsto.

En tanto, el consumo de bienes durables y la inversión en maquinaria y equipos continúan con un dinamismo mayor, lo que ha sido apoyado por la apreciación del peso de los últimos trimestres y condiciones financieras que han facilitado la reposición de existencias luego de varios años de bajo crecimiento, señala el informe.

De acuerdo a las estimaciones del Banco Central parte del mayor crecimiento del 2018 respecto del 2017, especialmente en la primera mitad del año será producto de la baja base de  comparación del sector minero, mientras que los sectores no mineros tendrán una
recuperación más pausada.

“Estas proyecciones para el próximo año se apoyan en un escenario externo favorable,
el fin del ajuste de la inversión minera y habitacional, la ausencia de  desbalances  macroeconómicos relevantes y una política monetaria claramente expansiva”, sostuvo Marcel.

Respecto de la política monetaria, el Ipom utiliza como supuesto de trabajo, un impulso monetario similar al del informe de septiembre, esto es, “una Tasa de Política Monetaria que se mantendrá en torno a sus niveles actuales y que comenzará a aumentar hacia su nivel neutral solo una vez que la economía empiece a cerrar la brecha de actividad”.

De todos modos, el Banco Central reconoció en el Ipom que en un escenario como el actual –
donde el crecimiento de la actividad aún es acotado, la inflación se mantendrá en torno al límite inferior del rango de tolerancia por varios meses y algunas medidas de expectativas de inflación a mediano plazo permanecen algo bajo 3%.

En este sentido indica que “desviaciones a la baja de la inflación en el corto plazo deben ser monitoreadas con especial cuidado.  Esto, porque la convergencia de la inflación podría verse afectada, en cuyo caso se requeriría profundizar la expansividad de la política monetaria”.

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital