*

Nacional
Compartida
Actualizado el 02/08/2014
Estás leyendo:Carabineros eleva en 35% patrullajes nocturnos para frenar bombazos

Carabineros eleva en 35% patrullajes nocturnos para frenar bombazos

Autor: S. Labrín, A. Guerrero y F. Díaz

La policía incorporó a cerca de mil uniformados para resguardar puntos vulnerables. Christian Toledo fue designado como fiscal exclusivo para indagar los atentados.

Carabineros eleva en 35% patrullajes nocturnos para frenar bombazos

Prevenir nuevos atentados explosivos y detener a los responsables de la seguidilla de colocaciones de bombas son las principales misiones que encomendó el gobierno a las policías. En respuesta al emplazamiento de La Moneda, Carabineros aplicó una estrategia directa: aumentar en 35% los patrullajes nocturnos en la capital.

La medida, detallan altas fuentes de la institución, significó incrementar la presencia en, al menos, 1.000 policías, que patrullan puntos “sensibles” de ser blancos de ataques explosivos. Al trabajo del personal uniformado se suman las labores que realizan agentes de civil, lo que hace variar la cifra de policías en las calles. 

Para el reforzamiento de la vigilancia nocturna, el alto mando de Carabineros visó el uso de alumnos de las escuelas de formación de nuevos policías.

Los buses del Transantiago, las estaciones del Metro e instituciones del Estado son objetivos prioritarios de las unidades de Carabineros. También las iglesias y recintos que aglomeran a gran cantidad de personas, como son los centros comerciales.

En paralelo al trabajo que desarrolla la policía uniformada, la PDI se encuentra evaluando crear un grupo especial para indagar los ataques explosivos. La labor, en un comienzo, será analizar la información que han recogido los equipos de inteligencia. Asimismo, la policía civil nombrará a un prefecto de la institución para ser el nexo con Carabineros y el Ministerio Público en los temas relacionados con los atentados. 

Para el intendente metropolitano, Claudio Orrego, que ayer participó de la inauguración de la 59ª Comisaría de Lampa, “todo esfuerzo para dar con los responsables de estos graves hechos es valorable. Como gobierno hemos reforzado el trabajo conjunto de las policías, la ANI y el Ministerio Público, precisamente porque buscamos resultados concretos y en plazos establecidos”.

Gonzalo Fuenzalida, diputado RN y miembro de la Comisión de Seguridad de la Cámara Baja, dijo que “poner más efectivos en las calles no necesariamente va a terminar con los actos terroristas (…). Para desmantelar los grupos antisistémicos, además de reforzar las policías, debe actuar la inteligencia; de otra forma no tenemos ningún resultado efectivo”.

El senador RN Alberto Espina aseguró que “es una medida positiva reforzar el patrullaje, pero tanto o más es mejorar la coordinación entre las policías, la labor de los servicios de vigilancia y dotarlos de instrumentos, a través de modificaciones legales que permitan tener agentes encubiertos”.

FISCAL EXCLUSIVO

A menos de 24 horas de la petición del gobierno de nombrar a un fiscal con dedicación exclusiva para indagar la seguidilla de bombazos -que este año suman 26, de los cuales cuatro detonaron-, ayer el jefe de la Fiscalía Sur, Raúl Guzmán, designó a Christian Toledo para llevar adelante el caso (ver nota secundaria). 

El fiscal Guzmán dijo que la medida se adoptó para “reforzar el equipo investigativo que me acompañará en las investigaciones de estos hechos”. La decisión fue tomada por la fiscalía y surgió tras una solicitud realizada el jueves por el Ministerio del Interior.

Desde 2011 a la fecha, la fiscalía ha investigado 80 atentados explosivos, de los cuales 35 se encuentran vigentes. Estas causas deberán ser indagadas por el fiscal exclusivo, quien, además, tendrá colaboración de un equipo de asesores del Ministerio Público. Junto con su nombramiento, el gobierno instruyó tanto a Carabineros como a la PDI para conformar equipos especiales para investigar los bombazos.

Para Claudio Uribe, presidente de la Asociación de Fiscales, el nombramiento de un fiscal exclusivo “es un esfuerzo grande, considerando la sobrecarga que tienen los fiscales en el país”. Sin embargo, el representante gremial aseguró que “cada vez que se nombra un fiscal exclusivo, hay que repartir más de mil causas entre otros profesionales que ya están colapsados. En la Fiscalía Sur ya tenemos un déficit para cubrir los turnos. Esto es vestir un santo para desvestir otro”.

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital