*

Nacional
Compartida
Actualizado el 15/07/2017
Estás leyendo:Carabineros y PDI: radiografía delictual en la frontera norte

Carabineros y PDI: radiografía delictual en la frontera norte

Autor: Alejandra Lobo / Iquique

Los recientes casos de incidentes en el límite con Bolivia apuntaron al tema del contrabando. Otros delitos frecuentes que advierten las policías son el ingreso ilegal y tráfico de drogas.

Carabineros y PDI: radiografía delictual en la frontera norte
Carabineros en la zona fronteriza de Coipasa. Foto: matias recart

En el primer semestre de este año, los funcionarios de la subcomisaría de Carabineros de Colchane, Región de Tarapacá, han incautado más de un millón 200 mil cajetillas de cigarros de contrabando y otras 622 mil el equipo especializado de la Prefectura Antinarcóticos y contra el Crimen Organizado Norte, de la PDI. Pero no es todo. A eso se suman detenidos y decomisos relacionados a ilícitos como el tráfico de drogas, receptación e ingreso ilegal.

“La ocurrencia de delitos es frecuente en la zona fronteriza”, aclaran en la policía uniformada.

La complejidad de la labor está dada por las condiciones geográficas, un clima extremo con temperaturas que en algunos sectores pueden llegar hasta los -18 grados C, la multiplicidad de puntos que pueden ser empleados como pasos clandestinos, la falta de conectividad, la inexistencia de centros urbanos cercanos y el hecho de que la línea que separa a Chile de Bolivia en esta zona es solo imaginaria. Esto último fue uno de los argumentos esgrimidos por los dos carabineros chilenos detenidos hace poco más de una semana en territorio boliviano, cuando perseguían un vehículo que mantenía encargo por robo. Lo mismo dijeron los nueve ciudadanos de Bolivia que permanecieron 101 días en prisión, imputados por robo con intimidación, porte de armas y contrabando.

El tema que se repitió en ambos incidentes fue la mención a actividades de contrabando.

El subprefecto rural-fronterizo de Carabineros, teniente coronel Cristián Alarcón, aseguró que el trabajo desplegado en la I Región se ha centrado en el patrullaje y focalización de puntos en la frontera, análisis estadístico y la labor de inteligencia. “A eso se le añade la generación de una patrulla andina, que mantiene un contacto directo y permanente con las comunidades que residen en los distintos poblados”, explicó.

Según cifras de Carabineros, en lo que va de 2017 se han registrado 78 detenidos en la frontera, uno menos que durante el mismo período de 2016. El mayor número corresponde a chilenos y bolivianos asociados a delitos de infracción a la Ley 20.000 de drogas y al contrabando. En este último ilícito, en 2016 hubo hubo ocho arrestados. Ahora van 42.

“También hemos registrado un crecimiento ostensible en el número de extranjeros ilegales que ingresan al país, quienes aprovechan la geografía de la zona y pasos no habilitados”, dijo el oficial.

Se informó que en el primer semestre de 2016 se detectaron 82 extranjeros ilegales por parte de Carabineros en esta zona. Este año van 251. “Es un flujo en evidente crecimiento”, comentó Alarcón.

Pasos autorizados

La frontera que comparten Chile y Bolivia en la Región de Tarapacá tiene solo dos pasos fronterizos autorizados: Colchane y Cancosa. Pero se han georreferenciado otros 31 puntos donde hay tránsito de personas y vehículos de forma clandestina.

El diagnóstico de la PDI coincide con el de la policía uniformada. Por ello, la Prefectura Antinarcóticos y contra el Crimen Organizado tiene un equipo especial de fronteras denominado Efron. Allí se informó que “los principales delitos que advierten son el paso ilegal de personas, el tráfico de drogas y contrabando”.

En cuanto al perfil de los autores, el caso del tráfico de drogas corresponde en su mayoría a extranjeros jóvenes, quienes son empleados como correos humanos. En el caso del contrabando, responden a comerciantes y transportistas.

La PDI, en toda la macrozona norte (Arica, Iquique, Antofagasta y Calama), informó que ha decomisado cerca de 3 mil kilos de droga este año.

Para el fiscal jefe de Pozo Almonte, Hardy Torres, cuya jurisdicción abarca toda la zona fronteriza, los mayores incrementos de casos en los últimos tres años responden a tráfico de estupefacientes y contrabando. “Ha habido todo un esfuerzo y un trabajo conjunto con las policías y otros organismos para el combate de los delitos. Está claro que falta más dotación policial y, desde mi punto de vista, es imprescindible aumentar el personal policial en Huara, pues es allí donde confluyen la mayoría de las rutas que vienen desde la frontera”, precisó.

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital