*

Reportajes
Compartida
Actualizado el 16/04/2017
Estás leyendo:Carolina Goic: “Estoy convencida de ir a primera vuelta”

Carolina Goic: “Estoy convencida de ir a primera vuelta”

Autor: María José Núñez y Gloria Faúndez

La presidenta y abanderada de la DC, senadora Carolina Goic, pide desdramatizar la realización de primarias en la Nueva Mayoría, porque lo esencial para la supervivencia de la coalición gobernante -a su juicio- es la rearticulación del eje de centroizquierda en base a un nuevo marco de relaciones internas y a la generación de propuestas programáticas comunes, que, entre otras cosas, permita dar gobernabilidad al bloque y aunar fuerzas en el Parlamento.

Carolina Goic: “Estoy convencida de ir a primera vuelta”

Desde Punta Arenas -donde fue a reponer energías, según dice-, la abanderada presidencial y timonel DC, Carolina Goic, revela su cambio respecto de la participación de su partido en las primarias de la Nueva Mayoría. Asegura que el retiro del ex mandatario Ricardo Lagos de la carrera a La Moneda cambió aún más el escenario político oficialista y que lo que se necesita es tiempo para reflexionar sobre el futuro de la coalición gobernante.

Usted habló con Lagos el lunes. ¿Cómo lo encontró de ánimo?

Creo que la declaración que hizo fue muy contundente, pero fue para transmitir mi mayor preocupación respecto de cómo nosotros somos capaces de recuperar una propuesta programática y rearticular un eje de centroizquierda.

¿Para usted fue una sorpresa la derrota de Lagos en el Partido Socialista?

En la forma en que se dio, sí. Eran evidentes las dificultades que había, pero me sorprende la falta de valoración de lo que significa el aporte que el Presidente ha hecho en la discusión de fondo.

¿Cree que hubo cierto maltrato?

Sí, efectivamente, que no se condice con el aporte que hizo. O sea, con la figura de él y, sobre todo, con el aporte en materia de pensar el país, de renovar una propuesta con una mirada de futuro.

Se dice que la DC tiene en sus manos la continuidad de la Nueva Mayoría: si va a primera vuelta la coalición se acaba. ¿Lo ve así?

No lo veo así. Si la continuidad de la Nueva Mayoría depende de un mecanismo, es que somos una alianza demasiado débil. Veo a algunos presa de la discusión de un mecanismo e incapaces de conectarse con el sentido común de la gente. La DC en esto -voy a ser insistente- lo que aspiramos es a gobernar Chile y eso requiere de una coalición consistente, que recupere disciplina, que sea capaz de responder a los problemas de la gente y no lo que veo hoy, que es más bien un grupo que se izquierdiza desde una trinchera ideológica y se desconecta de las necesidades de la gente.

Hasta ahora, las señales son claras. Se dice que si la DC va a primera vuelta no habrá pacto parlamentario unitario en el oficialismo. De hecho, el propio senador Guillier lo reafirmó. ¿Está dispuesta a que su partido pague ese precio?

Nosotros no vamos a aceptar ni arrinconadas ni amenazas. Una coalición no funciona así. Yo diría más bien calma. Hay que abrirse a distintos mecanismos, a distintas alternativas, pero la tarea hoy día es cómo somos capaces de reconstruir más bien un eje de centroizquierda que dé gobernabilidad con seriedad, que vuelva a ser capaz de recuperar disciplina y que sea capaz de recuperar el sentido común respecto de lo que la gente en Chile necesita. Eso requiere primero una discusión programática. Más bien el llamado es al diálogo. Al diálogo más que a la imposición. A ser capaces de construir una mirada de país en común más que a arrinconar. Lo digo con mucha claridad: la DC va a jugar su rol, va a hacer valer su peso.

¿Se ha ido consolidando en la DC la idea de ir a la primera vuelta presidencial?

En eso yo, personalmente, estoy convencida de ir a primera vuelta.

Eso es un cambio. Al lanzar su candidatura señaló que su prioridad era ir a una primaria…

Dije una primaria con ciertas condiciones: acuerdo de marco programático, un acuerdo parlamentario para construir mayorías para gobernar y, en tercer lugar, un acuerdo de comportamiento político que garantice gobernabilidad. Cuando nos jugamos la capacidad de gobernar Chile no hemos tenido en este tiempo más que discusión de mecanismos muy superficiales, en una lógica tremendamente instrumental. Creo que no están dadas las condiciones. Ahora, hay una discusión que se va a dar en la junta nacional del 29 de abril, en instancia soberana, donde se decidirá. Pero si me pregunta, yo creo que frente al desafío responsable de gobernar Chile nosotros tenemos que darnos tiempo, darnos tiempo para rearticular una alianza de centroizquierda.

¿Para esa construcción de alianza no es condición sine qua non tener un candidato único?

No, en absoluto. Nosotros tenemos que abrirnos y ser los primeros en decirlo desde la lógica de la unidad, de construir mayorías serias, responsables, con una propuesta país, que tenemos que abrirnos a discutir mecanismos.

La inscripción de las primarias hace muy corto el espacio de tiempo para esa discusión…

Por eso soy muy franca, hoy día, con la bajada de Lagos, hay menos condiciones para la primaria, porque en el fondo esto no puede ser un mecanismo, sino que es la discusión de fondo, y si en eso requerimos más tiempo para garantizar un proyecto unitario sólido, es la discusión que tenemos que hacer. Los mecanismos no pueden ser camisas de fuerza, sino que tienen que estar al servicio del objetivo político y aquí veo a veces un debate destemplado que lo que busca es imponer un mecanismo y no hacer la autocrítica necesaria imprescindible si aspiramos de verdad a una garantía de gobernabilidad.

¿En qué dirección debiera ir esa autocrítica?

Veo acá la intención de algunos de mantener como imposición una Nueva Mayoría que no pasa la prueba de la disciplina interna. Miren lo que pasó con la votación del proyecto de educación esta semana. ¡No puede ser que uno sea coalición cuando te conviene y cuando no te conviene tienes otra postura! Y eso no tiene ningún costo. Aquí hay que clarificar si todos están dispuestos, efectivamente, a tener comportamiento de coalición.

¿Su llamado es al PC?

O sea, al PC en concreto, porque lo vemos una vez más dejando caer uno de los proyectos emblemáticos del gobierno o lo vemos conversando con el PRO… Hay que abrirse hoy día a discutir internamente distintas fórmulas que nos permitan tener mayoría en el Parlamento. Porque eso es lo que no nos podemos perder, porque ese es el objetivo: cómo construimos mayoría para respaldar a un gobierno. Vemos al PC que conversa con el PRO y que disocia la discusión parlamentaria de ir juntos a primera vuelta sin problemas, sin ni siquiera conversar internamente.

¿El respaldo del PPD a su candidatura aseguraría la participación de la DC en las primarias de la Nueva Mayoría?

A mí me gustó el tono de la conversación con el PPD en la línea de reconstruir una propuesta programática común de un eje de centroizquierda. Y creo que es esa la conversación sobre la cual tenemos que profundizar, eso requiere tiempo, ya con la indicación a todos de volver a recuperar el foco.

Pero no asegura su participación en primarias si mañana el PPD la proclama candidata…

Voy a insistir en lo que dije. Estoy convencida de la primera vuelta, es mi ánimo personal… Pero para mí hoy día es cómo reconstruimos lo que queremos hacer en conjunto y la capacidad de trabajar en conjunto.

¿Y bajo qué términos se debe dar?

Bajo una mirada común de lo que queremos hacer en el país, bajo una mirada común que nos permita en eso sumar fuerzas parlamentarias para ser mayoría y siendo capaces de garantizar que trabajamos en conjunto tras esa mirada. Es recuperar la lógica de coalición efectivamente, un comportamiento conjunto.

Desde el otro punto de vista se señala que una lógica de coalición implica llevar una carta única, porque no tiene sentido ser un conglomerado si vas a llevar dos candidatos presidenciales…

En eso creo que a algunos les falta un poco más de autocrítica respecto del comportamiento, ya que tú puedes tener un candidato común, pero no garantizar un comportamiento común. Y es la expresión de lo que nos sucede hoy día con las votaciones de algunos proyectos. Entonces me niego a dar un debate solo de mecanismos. Aquí, la DC va a jugar su rol, va a representar un centro político que no vamos a dejar huérfano. Lo que veo aquí -más bien- es el ánimo de izquierdización de partidos de la Nueva Mayoría y a mí me parece que esa es una mirada errada respecto de construir mayorías y gobernar a Chile y convencer a muchos chilenos que hoy nos miran en su casa y dicen no voy a ir a votar. El tono que ha tenido el debate estos días por algunos personeros de la Nueva Mayoría es algo inaceptable, que solamente nos desprestigia, nos aleja de lo que la gente quiere. Hay que poner el foco en el buen gobierno, a cómo efectivamente recuperamos un crecimiento que sea inclusivo y cómo somos capaces de mejorar la calidad de vida de la gente, y la seguridad de las personas, y eso es un debate que no existe para algunos, eso es lo primero que tenemos que compartir si queremos después trabajar en torno a un presidente.

¿Con el tono se refiere, por ejemplo, a los dichos del presidente del PR, que dijo que la DC quería “chicha y chancho”?

Me parece que ese es un lenguaje inaceptable frente a la ciudadanía y cuando uno aspira a construir una coalición para gobernar en conjunto.

¿Le parece que sus -hasta ahora- socios de coalición estén interesados en mantener el equilibrio entre el centro y la izquierda?

Los veo arrinconados, complicados probablemente con la irrupción del Frente Amplio y distintas alternativas de izquierda, pero mi invitación es más bien a salir del área chica. Acá, si aspiramos a gobernar Chile, y yo soy candidata para gobernar Chile, lo que tenemos que hacer es ser capaces de construir mayorías y representar a sectores que hoy día no tienen representación con la izquierdización del bloque. Eso tiene expresiones concretas: cuando dejamos de hacer hospitales, porque lo importante es quién los construye, cuando siempre los han construido los privados. Cuando pasa a ser más importante la forma, el mecanismo, más que dar respuesta a la gente que hoy día necesita mejores hospitales, que no es lo que importa quién los construye, sino cómo accedes a mejor infraestructura, es que se pierde el foco y a ese veto de izquierda la DC no está dispuesta. O a lo que nos pasa en materia de isapres: hoy día tenemos presa de las preexistencias a más de 500 mil personas en la isapre MasVida porque durante estos tres años, en una ideologización de cómo hacemos el debate en salud, dejamos de responder a las mujeres que son castigadas porque están en edad fértil, a los viejos porque están viejos y se enferman más y les cobran más en las isapres o a las personas que se enferman y que, por lo tanto, como si fuera un pecado no pueden cambiarse de seguro de salud.

Papel digital