*

Nacional
Compartida
Actualizado el 28/03/2015
Estás leyendo:Cerca de mil personas se encuentran aisladas en las regiones II, III y IV

Cerca de mil personas se encuentran aisladas en las regiones II, III y IV

Según la Onemi e información municipal, uno de los sectores más complejos es Tierra Amarilla, cerca de Copiapó.

Cerca de mil personas se encuentran aisladas en las regiones II, III y IV

Desde el miércoles reciente, a las 15.00 horas, que María José García no ha tenido ningún tipo de comunicación con su esposo, quien trabaja en la Hacienda Manflas, 70 kilómetros al interior de Los Loros, comuna de Tierra Amarilla, Región de Atacama.

Allí viven cerca de 200 personas. Todas ellas trabajan en viñas y conforman un pueblo relativamente autosuficiente, con escuela, almacén y unos pocos servicios básicos. En el último contacto telefónico, su marido le contó que “estaban bien” y que habían “soportado el primer aluvión”.

Sin embargo, desde ese minuto no ha sido posible comunicarse con la hacienda, ubicada a un costado del río Manflas, afluente del río Copiapó. “Necesitamos que vaya un helicóptero, por lo menos a ver cómo está la gente, a esta altura ya no les debe quedar nada para comer, ni agua ni luz”, cuenta, desesperada, María José.

Esta situación no estaba incluida en el último reporte oficial de la Onemi, de las 17.00 horas de ayer. Aún así, de acuerdo a este organismo, los eventos más complejos se han vivido en esa comuna. Allí, además de lo ocurrido con Los Loros, 150 personas se encontraban completamente aisladas en el sector del embalse Lautaro. Además, en esta misma localidad, un número indeterminado de personas se encontraba incomunicado producto del derrumbe de un puente en la zona de El Fuerte (Ruta C-35), que conecta el interior del valle de Copiapó.

La cifra de personas aisladas continúa siendo dinámica y poco precisa. Producto de falta de líneas de comunicación hay reportes que aún no llegan a las autoridades.

En la Región de Coquimbo, el alcalde de Vicuña, Rafael Vera, contó que “nos conseguimos un helicóptero para que nuestra gente de Viñita Alta, que estaba aislada, pudiera regresar. Evacuamos a los que lo querían, como niños, mujeres y personas enfermas. Había alrededor de 40 residentes, de los cuales 30 decidieron quedarse”.

Roberto Jure, en tanto, alcalde de La Serena, dijo que “tenemos 15 aislados en La Laja, un pueblo al interior, cerca de la coordillera. En este momentos están bien y estamos tratando de poder llegar hasta ellos. Quedaron desconectados por la quebrada”.

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital