*

Tendencias
Compartida
Actualizado el 06/04/2017
Estás leyendo:Chile se ubica entre los 18 países que más rápido bajaron su consumo de tabaco

Chile se ubica entre los 18 países que más rápido bajaron su consumo de tabaco

Autor: Cecilia Yáñez

Estudio de la U. de Washington señala que este fenómeno se registró entre 2005 y 2015. Expertos destacan leve baja de Chile, pero insisten en que todavía queda mucho por hacer.

Chile se ubica entre los 18 países que más rápido bajaron su consumo de tabaco

Todavía falta. Así se resume un nuevo estudio sobre la Carga Mundial de Enfermedad realizado por la U. de Washington y publicado hoy en la revista The Lancet: si bien la tasa de tabaquismo se ha bajado a nivel mundial, el número total de persona que fuman todos los días sigue aumentando debido al crecimiento de la población.

Así, si la prevalencia de fumadores se redujo en 28% en los hombres y 34% en mujeres entre 1990 y 2015. Durante este último año, casi mil millones de personas fumaron todos los días, uno de cada cuatro hombres y una de cada 20 mujeres.

Trece países mantuvieron tasas anuales significativas de declinación entre 1990- 2005 y 2005-2015, como Australia, Estados Unidos y Brasil. Chile, destaca el informe, fue uno de los 18 países que más rápidamente disminuyó la tasa diaria de tabaquismo, junto con Nepal, Ucrania y Japón (ver infografía). Según los investigadores, si bien la reducción es rápida, el país todavía requiere mejoras porque entre 1990 y 2005, la tasa de prevalencia venía al alza en el país.

La última encuesta de Calidad de Vida y Salud (Encavi 2016) mostró que el tabaquismo en los adultos se redujo hasta llegar a un 30,1%. En el año 2000 esta encuesta mostraba un 40% y 39,5 en 2006.

Para Lidia Amarales, presidenta de la organización Respira Libre “desde la primera ley del tabaco, en 2006, hemos disminuido en 16,4 puntos porcentuales la prevalencia en la población escolar y 10 puntos porcentuales en adulto. Entonces, las políticas públicas que se han llevado adelante han dado resultado”.

Marcia Erazo, académica de la Escuela de Salud Pública de la U. de Chile, coincide y añade que la modificación a la ley que se hizo en 2013 significó un cambio cultural para el país. De hecho, dice, muchos fumadores reconocen que la prohibición de fumar en lugares públicos como pub y restaurantes les ayudó a dejar el cigarro y lo hizo más consciente del daño que provoca.

ten-tabaquismo

Meta compleja

Emmanuela Gakidou, autora principal del estudio y profesora del Instituto de Medición y Evaluación de la Salud (IHME) de U. de Washington (Seattle) dice a La Tercera que lamentablemente, el crecimiento de los fumadores diarios (en el mundo) supera la disminución global de las tasas diarias de tabaquismo. Esto implica que se necesita evitar que más personas se inicien en el hábito tabáquico y alentar a los que ya fuman para que dejen de hacerlo.

Desde la OPS, Paloma Cucci dice que a esta velocidad Chile no alcanzará la meta de reducción del 30% de los fumadores para el año 2025 y por lo mismo, apela a una rápida discusión y aprobación de la reforma a ley de tabaco que hoy está en el Congreso. Al igual que Amarales, cree que esta modificación que propone cajetillas planas, elimina la publicidad en puntos de venta y prohíbe fumar en plazas y parques, es una gran herramienta para seguir bajando el número de fumadores.

Armando Peruga, ex experto de la OMS dice que se debe avanzar en esa línea y también en eliminar los aditivos como el sabor agregado en los cigarrillos que busca atraer a nuevos usuarios. También llamó a las autoridades a retomar el tema de la fiscalización de las medidas antitabaco.

Amarales también destaca que en Chile todavía no hay ayuda para que los fumadores puedan acceder a tratamientos. “No hay oferta de cesación, está dentro de los objetivos sanitarios 2020, pero a la fecha ni Fonasa ni Isapres financian este tipo de tratamientos”, declara.

Para disminuir la incidencia, Alejandra González, especialista en educación en salud dela Facultad de Enfermería de la U. San Sebastián, cree que se debe apuntar a la educación de niños y adolescentes porque este es el grupo que se inicia en el consumo y en que ha venido amentando la prevalencia. “Más que una campaña masiva, para este grupo es importante educar según los factores que están precediendo la conducta y eso responde a razones individuales”, señala.

Para Lorena Hoffmeister, directora de la Escuela de Salud Pública de la U. Mayor, cualquier reducción en este ámbito es una buena noticia, pero no hay que olvidar que aunque sea un 30% de fumadores según Encavi, el porcentaje de fumadores en Chile sigue siendo muy alto y preocupante. En términos de impacto a la salud, el tabaco es factor de riesgo en varias enfermedades tanto como muerte prematura como carga de enfermedad que se puede reducir.

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital