*

Tendencias
Compartida
Actualizado el 06/11/2017
Estás leyendo:Científicos identifican las células que provocan que la cola de los geckos vuelvan a crecer

Científicos identifican las células que provocan que la cola de los geckos vuelvan a crecer

Los expertos esperan que éste descubrimiento permite avanzar en los estudios para regerar las heridas que ocurren en la médula espinal en humanos.

Científicos identifican las células que provocan que la cola de los geckos vuelvan a crecer

De acuerdo a una nueva investigación realizada por la Universidad of Guelph, la médula espinal de la cola de los geckos contiene un tipo especial de célula madre bautizado como célula glial radia. Cuando la cola se separa, estas células entran en acción y se proliferan creando diferentes proteínas que responden a la herida.

“Sabíamos que la médula espinal del gecko se podía regenerar, pero desconocíamos qué células tenían un rol clave en este proceso”, indicó  Matthew Vickaryous, autor principal de la investigación. Los geckos son capaces de regenerar su cola en menos de 30 días, mucho más rápido que cualquier otro reptil.

Según la investigación, en la cola de los geckos este tipo de células madre se mantiene regularmente “descansando”. Eso, hasta que la cola se separa del cuerpo – medida que tienen para huir de depredadores -. En ese momento la estructura de estas células cambia completamente y comienzan producir y proliferar distintas proteínas.

Al finalizar esto, las células logran crear una nueva médula espinal, y cuando la herida ya está sana, las células madre vuelven a su estado de “descanso”.

Según los expertos, los resultados podrían ayudar para  desarrollar formas de tratar a personas que sufren heridas en su médula espinal. 

“Los humanos somos notoriamente malos al lidiar con heridas de la médula espinal, pero espero que podamos usar lo que hemos aprendido de los geckos para hacer que las heridas de la médula espinal se reparen a sí mismas”, agregó Vickaryous.

De acuerdo al experto, el cuerpo de las personas responde a una herida de la médula espinal cicatrizando en vez de hacer nuevo tejido. Si bien la cicatrización sella rápidamente la herida, provoca que no sea posible una regeneración.

Esta investigación es parte de una serie de estudios que buscan entender más el proceso regenerativo de los geckos. La próxima investigación se centrará en entender cómo éstos reptiles son capaces de crear nuevas células cerebrales.

“Los geckos son capaces de regenerar varios tejidos en sus cuerpos, haciéndolos modelos ideales para estudiar la curación de heridas y el redesarrollo de tejido. Podemos aprender mucho de ellos”, concluye Vickaryous.

El estudio fue publicado en la revista Journal of Comparative Neurology.

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital