*

Tendencias
Compartida
Actualizado el 09/06/2015
Estás leyendo:Científicos protestaron frente a La Moneda por bajos honorarios

Científicos protestaron frente a La Moneda por bajos honorarios

Autor: Cristina Espinoza

Asistentes de investigación reclamaron contra las malas condiciones del trabajo en laboratorios. Seguirán en conversaciones con Conicyt, pero de no haber disposición, acudirán a una demanda.

Científicos protestaron frente a La Moneda por bajos honorarios

Los delantales blancos volvieron a las calles este mediodía, cuando cerca de 300 científicos se manifestaron frente a La Moneda y luego fuera de Conicyt (la principal fuente de financiamiento de proyectos científicos del país), por las malas condiciones de trabajo en laboratorios.

Los asistentes de investigación, agrupados en el movimiento Ciencia con Contrato, son alrededor de 1.500 científicos, quienes reclaman que más de la mitad -que se desempeñan en laboratorios que realizan proyectos financiados por Conicyt- gana menos de 500 mil pesos. Se trata de profesionales titulados, que incluso pueden tener magister o doctorado. 

Natalia Muñoz, asistente de investigación de la Facultad de Medicina de la U. de Chile y quien lidera el movimiento, estima que llegaron alrededor de 300 personas a la Plaza de la Constitución y luego frente al edificio de la Comisión Nacional de Investigación Científica y Tecnológica (Conicyt), en calle Moneda. Cuenta que ayer se reunieron con el presidente de la comisión, Francisco Brieva, con quien discutieron su situación y este “se mostró abierto al diálogo, pero señaló que es difícil conseguir cosas en el corto plazo”, indica. Eso, porque hay que involucrar tanto a consejeros de la comisión como a las universidades.

De acuerdo a Muñoz, la solución pasa por modificar las bases concursables de los fondos para investigación, que ahora limitan el pago a los asistentes de investigación al considerar que realizan trabajos puntuales que deben ser pagados con honorarios, cuando la realidad es que los investigadores pueden pasar jornadas completas en el laboratorio.

El próximo paso es reunirse, en un mes, tanto con el presidente de Conicyt como con los asesores de los fondos de investigación. “Vamos a evaluar la disposición por mejorar este problema, al mínimo indicio de que no hay, vamos a tener que tomar acciones judiciales como una demanda colectiva contra Conicyt y las universidades por no respetar los derechos de los trabajadores y por no fiscalizar (Conicyt) cómo se usan los recursos que entregan”, enfatiza.

*Flavio Salazar, vicerrector de Investigación de la U. de Chile -institución que tiene la mayor cantidad de asistentes de investigación en sus laboratorios- dice que no hay dudas de que la situación de estos es muy precaria, “pero la precariedad no sólo afecta a este grupo, también a los investigadores posdoctorados, los tesistas y los becados poseen contratos que no tienen ninguna protección social“.

A juicio del investigador, dos elementos son claves para solucionar el problema: aumentar los presupuestos para contratar apoyo profesional en proyectos y que las instituciones se responsabilicen por el estatus contractual del personal asociado a proyectos de investigación. “Ya no se puede mantener un sistema de subsidio puramente individual para la investigación científica. Se requiere que las nuevas políticas de i+D y el futuro ministerio entienda que la investigación requiere de mano de obra muy calificada que debe poseer condiciones adecuadas para su desempeño”, señala y agrega que en la universidad se ha estado discutiendo acerca del tema y estudian una nueva normativa que reconozca el estatus de investigador posdoctoral. 

*Actualizado: 10 junio

 

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital