*

BBC Mundo
Compartida
Actualizado el 18/09/2017
Estás leyendo:“Un club de gente que se junta, habla y la pasa bien”: ¿es la ONU tan ineficaz como afirma el presidente de Estados Unidos, Donald Trump?

“Un club de gente que se junta, habla y la pasa bien”: ¿es la ONU tan ineficaz como afirma el presidente de Estados Unidos, Donald Trump?

En un discurso de 4 minutos, Trump criticó la "burocracia y mala gestión" de la ONU, pero reconoció su "gran potencial".

“Un club de gente que se junta, habla y la pasa bien”: ¿es la ONU tan ineficaz como afirma el presidente de Estados Unidos, Donald Trump?

“Naciones Unidas tiene un potencial tan grande, pero ahora mismo es tan sólo un club de gente que se junta, habla y la pasa bien. ¡Tan triste!”.

Así se refirió a la ONU el entonces presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, en un tuit de fines de diciembre de 2016.

Y este lunes, en víspera de hablar por primera vez ante la Asamblea General de la ONU en Nueva York, Trump dio un discurso de cuatro minutos donde planteó reformar la organización.

“En años recientes, Naciones Unidas no ha alcanzado su potencial completo debido a la burocracia y mala gestión”, afirmó en el evento especial sobre la reforma de la ONU convocado por su gobierno.

El consejero de seguridad nacional de la Casa Blanca, H.R. McMaster, había afirmado el viernes pasado que “Naciones Unidas tiene un potencial tremendo para alcanzar sus ideales fundacionales, pero sólo si es gobernada de forma más eficaz y eficiente”.

_97850456_gettyimages-848947112

Trump también destacó que siempre apreció el “gran potencial” y “nobles objetivos” de la ONU, e insistió en que ninguna nación debería pagar “una porción desproporcionada” de sus costos.

Estados Unidos aporta 22% de los US$5.400 millones de presupuesto básico bienal de la organización que en la actualidad integran 193 países.

No obstante, si se tiene en cuenta los US$7.300 millones de presupuesto para las misiones de mantenimiento de la paz, EE.UU. financia 28,5% de las operaciones, casi tres veces más que China, el segundo mayor contribuyente.

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, ha reconocido los problemas burocráticos de la institución que lidera, pero también ha advertido que si Washington DC recorta sus aportes, le crearía serias dificultades.

Por su parte, países como Francia y Rusia (miembros permanentes del Consejo de Seguridad) han reaccionado con cautela a la iniciativa estadounidense y preocupados, según reportes de prensa, por eltemor a que el gobierno de Trump esté más preocupado por los recortes presupuestales que por mejorar el desempeño de la institución.

Pero, ¿qué tanta razón tienen Trump y su equipo de gobierno al creer que la ONU es ineficaz?

Dado que la ONU surgió con el mantenimiento de la paz y seguridad internacionales como prioridades, BBC Mundo habló con diferentes analistas para conocer dos casos de éxito y dos fracasos de la ONU en conflictos armados alrededor del mundo en sus 72 años de existencia.

Ejemplos de éxito

1. Tercera Guerra Mundial

“La ONU fue creada luego de la Segunda Guerra Mundial para prevenir una Tercera. Hasta ahora lo viene logrando”, dijo a BBC Mundo Kari Osland, líder del Grupo sobre Paz y Conflicto del Instituto Noruego de Asuntos Internacionales (NUPI), una agencia gubernamental con sede en Oslo.

Gregor Hofmann, investigador asociado del Instituto de Investigación sobre la Paz de Frankfurt (PRIF), la organización más grande de Alemania vinculada a la temática, también destacó el rol de la ONU en la paz mundial.

_97855294_gettyimages-1474154

“El hecho de que exista una organización donde casi todos los países del mundo y las grandes potencias puedan discutir sus problemas y tratar de encontrar maneras de solucionar los conflictos sin las armas es un gran paso adelante”, declaró a BBC Mundo.

Hofmann citó como ejemplo la fallida Sociedad de las Naciones, una organización considerada el antecedente directo de la ONU que fue creada en 1919 tras la Primera Guerra Mundial, para evitar un nuevo enfrentamiento de escala global.

Sin embargo, 20 años después de su fundación, Alemania invadía Polonia, dando inicio a la Segunda Guerra Mundial.

“La ONU tuvo un rol fundamental en evitar que la Guerra Fría se convirtiera en la Tercera Guerra Mundial”, opinó Fred Carver, jefe de política de la Asociación de Naciones Unidas de Reino Unido (UNA-UK), una organización benéfica dirigida a mejorar las políticas de la ONU pero independiente de la misma.

_97846800_gettyimages-614299312

La organización “hizo mucho tras bambalinas” para “desactivar tensiones” entre Estados Unidos y la Unión Soviética, dijo a BBC Mundo.

Para Craver, “no se le ha dado el suficiente crédito” a la ONU en este tema, el cual consideró como el máximo logro de la historia de la organización.

No obstante, reconoció: “Nunca escuchas de las guerras que jamás ocurrieron”.

2. Costa de Marfil

Desde 1948, la ONU ha desplegado 71 misiones de paz, 15 de las cuales todavía están en curso.

Una de las últimas en terminar fue la de Costa de Marfil, considerada tanto por Craver como por Hofmann como una de las más exitosas.

_97855296_gettyimages-2515064

Iniciada a principios de 2004 y finalizada en junio pasado, la misión buscaba asegurar el mantenimiento del acuerdo de paz firmado para terminar con la guerra civil iniciada dos años antes.

Tras las elecciones de 2010, la violencia volvió al país africano, pero según Hofmann, “los Cascos Azules (las tropas de pacificación enviadas por la ONU) ayudaron a devolver la estabilidad, proteger a los civiles, fomentar el desarme y a monitorear y promover el cumplimiento de los derechos humanos”.

“Es difícil decir si el conflicto no escaló gracias a la presencia de los Cascos Azules, pero en términos generales diría que su presencia en el terreno fue muy importante”, agregó.

Sin embargo, no siempre ha sido así.

Ejemplos de fracasos

1. El genocidio en Ruanda

La crueldad del holocausto marcó a la ONU desde su propio nacimiento. De hecho, existe una oficina específica que se dedica a “la prevención del genocidio y la responsabilidad de proteger”.

Por eso, quizás, el genocidio en Ruanda sea una mancha tan oscura en la historia de la organización.

En 1994, en el transcurso de unos 100 días, 800.000 hombres, mujeres y niños de la minoría tutsi y simpatizantes de la etnia mayoritaria hutu fueron masacrados en lo que la ONU describe como “uno de los eventos más aborrecibles del siglo XX”.

“Cuando se desató el conflicto, la ONU tenía tropas desplegadas en Ruanda”, explicó Hofmann. “Tenían información de que un posible o probable genocidio estaba sucediendo, pero ni la administración ni los grandes poderes hicieron algo al respecto”.

De hecho, lo que decidieron fue retirar a la mayoría de los 2.500 Cascos Azules.

_97855551_gettyimages-483212099

Según Craver, “fue un desastre” que mostró cómo la ONU puede quedar inmovilizada si las grandes potencias deciden no aprobar acciones y recursos en las zonas de conflicto.

2. La guerra en Siria

Los seis años de guerra en Siria son un ejemplo actual de cómo la ONU precisa de consenso por parte de las grandes potencias para poder funcionar.

Desde 2011, Siria es escenario de una brutal guerra civil que, según datos de la ONU de 2016, ha dejado más de 400.000 personas muertas y cerca de 5 millones de desplazados.

“Ambos lados reciben apoyo de potencias mundiales, por lo que los recursos financieros y militares nunca se agotan”, explicó Craver.

“La guerra no va a terminar hasta que no se den cuenta que nadie puede ganar militarmente y que la única solución es política. Sólo entonces la ONU puede ayudar a través de las negociaciones de paz”, agregó.

_97855553_gettyimages-495413681

Estos bandos están justamente reflejados en el Consejo de Seguridad de la ONU, órgano creado por cinco naciones permanentes (EE.UU., Rusia, Reino Unido, China y Francia) y 10 miembros electos cada 2 años.

Osland destacó que “probablemente uno de los mayores fracasos” de la ONU sea su “ineficiencia” para actuar en la guerra de Siria por culpa del Consejo de Seguridad y el poder de veto que tienen sus cinco miembros permanentes.

“El poder de veto hace que la ONU sea incapaz de actuar en los casos en que alguno (de estos cinco miembros) tenga algún interés directo o esté apoyando a una de las partes”, afirmó.

“Por lo tanto, el mayor fracaso de la ONU probablemente es su falta de capacidad para prevenir la guerra”.

Como dijo el eternamente citado diplomático sueco Dag Hammarskjold: “La ONU no fue creada para llevar a la humanidad al paraíso, sino para salvarla del infierno”.

Papel digital