*

Opinión
Abrir menú
Compartida
Actualizado el 12/02/2017
Estás leyendo:Coherencia informativa

Coherencia informativa

Autor: Ricardo Hepp

ACTUALIDAD y pertinencia figuran entre las características primordiales de una foto periodística. La actualidad no ofrece dudas, pero la pertinencia a veces confunde. Pertinencia significa que algo es adecuado u oportuno en un momento determinado. En otros términos, toda foto de prensa debe ser coherente con el texto al que acompaña.

El lector Jorge E. Ahumada señala que a menudo ve fotos que solo cumplen funciones ilustrativas, que no son actuales y no respetan el contexto informativo. Y agrega: “varias veces encuentro fotos con rostros sonrientes en informaciones sobre acontecimientos graves que demandan seriedad. Lo veo en televisión, pero también en La Tercera y en otros medios escritos. Creo que no debiera ocurrir”.

Cierto, no debe ocurrir. En el diario hay disposiciones estrictas sobre el punto. Se privilegia el uso de fotos actuales y pertinentes y, cuando es necesario publicar una foto de archivo para ilustrar contenidos de actualidad, hay que dejar constancia de ello y, en lo posible, mencionar la fecha en la que se obtuvo la imagen. También es importante tener cuidado cuando se asocia un rostro a una circunstancia noticiosa. En cualquier caso, siempre es necesario indicarlo en la lectura de foto.

Fecunda trayectoria

Al lector Ricardo Ruiz Lolas le preocupa una supuesta intención en el reportaje sobre un  nuevo trato que la presidenta Bachelet propone a los inmigrantes, publicado el domingo 22 de enero. Señala que el diario muestra varias fotos de inmigrantes de distinta nacionalidad de origen, como Jesús Souza, de Brasil; Andrés Rodríguez, de Venezuela; Manhal Masaoud, de Siria, entre otros. “Me llama la atención que al pie de la foto de Tamer Khalifa solo dice palestino y no el nombre del país, Palestina, como los demás. No quiero ver debajo del agua, pero ¿hay una política editorial para no reconocer la existencia del Estado Palestino?”.

Se trata de una omisión, molesta por cierto, que no es producto de una decisión editorial. El diario no podría ocultar la fecunda trayectoria de las relaciones entre ambos pueblos. A fines del siglo XIX comenzaron a llegar los primeros inmigrantes palestinos a Chile. Hoy hay más de 350 mil chilenos de origen palestino, que aportan significativamente al desarrollo del país.

Las relaciones diplomáticas entre Chile y Palestina se iniciaron en 1990, cuando la “Organización para la Liberación Palestina”, estableció una “Oficina de Información” en Chile. Luego, en 1994, la “Autoridad Nacional Palestina”, instaló una “Representación de Palestina”. Y, finalmente, tras el reconocimiento de Chile al Estado Palestino, en 2011, se normalizaron las relaciones y las representaciones adquirieron la categoría de embajadas.

Mal podría el diario desconocer esta realidad.

Una hache de más

En la interesante entrevista a Mario Aguilar, el nuevo presidente del Colegio de Profesores, publicada el 18 de enero, el autor transcribió “herrado” por “errado” (“este concepto nos parece herrado”). La lectora Francisca S. Hernández, indica que “es un error bastante importante, porque la equivocación nada tiene que ver con temas equinos”.

Más allá del humor de la lectora, se trata de un descuido serio que pudo evitarse con una segunda lectura.

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital