*

Opinión ,
Abrir menú
Compartida
Actualizado el 04/02/2017
Estás leyendo:Comisión presidencial Para la Araucanía

Comisión presidencial Para la Araucanía

Señor director:

El documento elaborado por esta Comisión perdió la oportunidad de caminar hacia la paz y navega en propuestas descontextualizadas y llenas de prejuicios. Se rescata una pequeña ventana al recomendar el reconocimiento constitucional, pero olvida que sin plurinacionalidad solo obtendremos plurifolklor.

Las palabras “violencia” y “víctima” nuevamente son cooptadas por la derecha económica y política para referirse solo a los mapuche. Vuelven los sesgos y prejuicios. “Violencia” para este informe es solo la quema de maquinarias. Nada se dice de las víctimas mapuches que durante 200 años han sufrido violencia institucional, cultural y económica. Se habla de ausencia de estado de derecho, pero solo por la inseguridad que viven algunos en relación con sus predios y propiedades. Nada sobre la constante violación a los derechos humanos de mapuches que son torturados por policías, hostigados por la justicia y pasados a llevar por un sistema extractivo que amenaza el medioambiente. Es la mentalidad de “dueño de fundo”.

El informe se aleja de propuestas como la Comisión Verdad Histórica y Nuevo Trato con los PPII (2001);  de la Comisión de Descentralización (2014) y del documento La Santidad de Negociar sin Miedo por Una Región Mapuche Plurinacional en Paz (2016) de la Conferencia Episcopal.

En el discurso de monseñor Vargas se nos invita a buscar la paz y la justicia. No son dos valores que mantener en equilibrio. Es la paz como fruto de la justicia, por lo que hay que jugársela.

Carlos Bresciani SJ

Comunidad Jesuita de Tirua

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital