*

Tendencias
Compartida
Actualizado el 10/02/2014
Estás leyendo:¿Cómo comer una hamburguesa y evitar que la comida se caiga? La ciencia tiene la respuesta

¿Cómo comer una hamburguesa y evitar que la comida se caiga? La ciencia tiene la respuesta

Autor: Francisco Aguirre A.

De acuerdo a un ingeniero, un odontólogo y un experto en mecánica de fluidos, la clave estaría en ejercitar la mandíbula y disponer de una forma distinta los dedos, principalmente.

¿Cómo comer una hamburguesa y evitar que la comida se caiga? La ciencia tiene la respuesta

Vas a un restaurant y pides una hamburguesa o un gran sándwich, supongamos que con mucha palta y mayonesa. Es entonces cuando nos vemos enfrentados al gran reto: ¿Cómo tomar el alimento sin desparramar su exquisito contenido en el plato o en nuestra ropa?

Al parecer el problema es universal porque en Japón decidieron utilizar la ciencia y la lógica para resolverlo. En el programa de TV “Honma Dekka” reunieron a un experto en mecánica de fluidos, un odontólogo y un ingeniero para explicar la forma correcta de tomar un hamburguesa, construyendo un modelo computarizado en 3D de una mandíbula humana y el alimento sometido a los distintos puntos de presion ejercidos con los dedos. 

De esta forma, se llegó a la conclusión que la forma en que la mayoría toma un sándwich es totalmente errada, es decir con los pulgares abajo y los otros cuatro dedos en el área superior. ¿La razón? Los ingredientes se desplazan hacia un costado o hacia atrás cuando el tercer punto de presión (la mandíbula) ejerce una nueva fuerza, desparramando el alimento. 

Es por ello que, según los investigadores, la manera correcta es sujetar el sándwich con los dedos meñique y pulgar en el área inferior y los otros tres dedos abiertos en el sector superior, cubriendo de la forma más uniforme posible el alimento. 

Así, y como lo ejemplifica la imagen, al entrar en contacto la mandíbula la comida no debería desparramarse, aunque hay algunas observaciones: Depende del tamaño de las manos, la presión ejercida por los dedos al apretar el pan, la cantidad y tipo de ingredientes incluidos, y en lo posible hay que ejercitar la mandíbula abriendo unas cuantas veces la boca si tenemos un sándwich de tamaño considerable. Podría verse extraño en un restaurant, pero vale la pena intentarlo.  

Fuente: Kotaku

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital