*

Tendencias
Compartida
Actualizado el 24/03/2015
Estás leyendo:Cómo la esclavitud y el colonialismo dejaron su huella en el mapa genético de América

Cómo la esclavitud y el colonialismo dejaron su huella en el mapa genético de América

Una investigación comparó el ADN de más de 2.500 individuos para reconstruir el pasado, descubriendo que el oeste de África, el sur y norte de Europa y España son los más presentes en el material genético de la región.

Cómo la esclavitud y el colonialismo dejaron su huella en el mapa genético de América

La época colonial y el comercio de esclavos transatlántico de siglos pasados dejó una huella reconocible en el mapa genético de las actuales poblaciones de América, según revela un estudio publicado hoy en la revista “Nature Communications”. 

Científicos de la universidad británica de Oxford han aplicado un nuevo método para estudiar el genoma de las poblaciones locales que permite identificar con precisión aquellos rasgos que proceden de ancestros europeos y africanos. 

La investigación ha comparado el ADN de más de 2.500 individuos del continente americano con material genético de personas del resto del mundo para reconstruir el pasado de los habitantes de la región. 

Los autores del estudio, liderados por el científico Cristian Capelli, han determinado que la población del Caribe muestra más rasgos procedentes de África que la del resto del continente, un dato consistente con las evidencias históricas sobre el comercio de esclavos en las islas al sureste del Golfo de México. 

El análisis genético establece además que el grupo étnico Yoruba, procedente del oeste de África, es el que mayor huella genética ha dejado en la población americana, lo que confirma los registros que apuntan a que esa región aportó gran parte de los esclavos que cruzaron el Atlántico. 

En cuanto a los europeos que dejaron su huella en América, el rastro genético de los españoles es el más representado en el ADN de la actual población americana, que también contiene trazas de poblaciones del sur de Europa como italianos, franceses, búlgaros griegos y rumanos. 

Desde el norte de Europa también han contribuido a la actual mezcla genética en América las poblaciones de las islas británicas, Noruega, Alemania y Austria. 

El estudio especifica que se ha identificado la firma genética de ancestros vascos en Sudamérica, lo que corrobora la emigración en los siglos XVI y XVII desde el norte de España a países como México, Cuba, Chile, Perú y Colombia. 

“El movimiento de personas hacia las Américas ha puesto en contacto a diversas poblaciones, por lo que los genomas americanos contemporáneos son el producto de complejas mezclas”, señala el estudio. 

La investigación concluye que “la gestación genética de América se ha modelado a partir de la era colonial y de la trata de esclavos”. 

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital