*

Entretención
Compartida
Actualizado el 13/12/2016
Estás leyendo:¿Por qué confiar en la película de Batman de Ben Affleck?

¿Por qué confiar en la película de Batman de Ben Affleck?

Autor: Gabriel Labraña

El actor, destacado por lo fanáticos como lo mejor de 'Batman v Superman' tras su sombría y dañada interpretación del caballero de la noche, se ha tomado con cautela la misión de escribir, actuar y dirigir la nueva película del justiciero de Gotham, respetando el buen trabajo hecho antes por Nolan y Bale.

¿Por qué confiar en la película de Batman de Ben Affleck?
Imagen: Warner Bros. Pictures

Una nueva película de Batman ya toma forma y color en la grilla de DC, que estrena con cuentas alegres, al menos en términos económicos, su universo cinematográfico.

¿Problemas? La crítica ha masacrado, con justa razón en el caso de Suicide Squad y con menos argumentos Man of Steel y sobre todo Batman v Superman, la visión del estudio sobre los personajes más trascendentes en la historia del cómic.

Man of Steel gozó de una aceptación inicial de la crítica que se fue transformando en desaprobación a medida que los fans acérrimos del Superman de Donner -o la visión clásica de las historietas-, comenzaron a hacer públicos sus reparos.

Zack Snyder, hasta ahora coordinador del universo DC en el cine, propuso un “sups” oscuro y conflictuado, que incluso se da el lujo de asesinar a su enemigo Zod en el final de una película tan impactante visualmente como una batalla final de Dragon Ball Z, pero gris como una película del director de 300. No es que Superman se aleje del cómic totalmente, pero dialoga con él solo en aspectos útiles para su visión de “aprendizaje”, más que de modelo de virtud como se le conoció en el pasado.

Escasa mejor suerte tuvo Batman v Superman, película que gran parte del fandom defendió, pero la crítica despedazó y llegó incluso a ponderar solo un 27% de opiniones positivas en Rotten Tomatoes.

Suicide Squad, película récord de audiencia el 2016 -superó los 750 millones de dólares a nivel mundial-, también fue destrozada por la crítica mundial e incluso tiene el noveno lugar entre las peores diez del año para la Revista TimeBatman v Superman ocupa un inexplicable sexto puesto en este listado.

En este contexto con pocos antecedentes positivos en la pluma de la prensa, un par de dudas sobre la recepción en la taquilla –BvS recaudó 600 millones de dólares, poco si consideramos que incluía a los dos superhéroes más importantes del mundo- y una competencia cada vez más dura con Marvel -que se encuentra en la segunda fase de su universo cohesionado-, los estudios Warner Bros. decidieron pedirle a Ben Affleck liderar una nueva adaptación de Batman en solitario, no sólo en la actuación, sino que también en la dirección y creación de la historia.

La visión de Warner

La compañía que posee los derechos de las adaptaciones cinematográficas de DC Comics, ha declarado públicamente a través de sus mandamases que 2016 es uno de sus años más exitosos en términos comerciales, pero por otro lado, siguen tomando decisiones orientadas a mejorar la calidad de sus productos audiovisuales.

Este 2016, Geoff Johns, uno de los últimos -o más recientes- estandartes de la casa editorial de Superman, Batman y Wonder Woman, entre otros, asumió como consejero especial de la división de entretenimiento de Warner.

Esa medida, entre otras cosas, buscaba intentar darle coherencia al universo DC en el cine con los cánones de sus personajes en las historietas y lo que los fanáticos podían llegar a querer ver reflejado, pero también cierto aire de agencia certificadora. Con la presencia de Johns ahí, “desmadres” como Man of Steel o Suicide Squad estarían más en regla.

Así, y pese a que Justice League o Wonder Woman no tienen tanto de su mano, las películas nuevas como The Flash o una eventual secuela de Man of Steel basada solo en Superman y su universo de personajes, quedarían en supervisión directa de Johns, quien sería para DC lo que Kevin Feige ha sido para Marvel en el cine.

Si bien el deficiente corte teatral de Batman v Superman fue en gran parte corregido por la versión extendida que se lanzó en digital y Blu-ray meses luego del estreno, Warner no podía permitirse fallar de nuevo con uno de sus personajes ancla. El éxito actual de Batman no solo lo tiene liderando las ventas de cómics en todo el mundo, sino también el mercado de los videojuegos.

Imagen: Warner Bros. Pictures

Imagen: Warner Bros. Pictures

“¿Y si hacemos una nueva película de Batman en solitario?”. Esa parece haber sido la pregunta que se hicieron los ejecutivos, cuando entre toda la oscuridad de las críticas a BvS, se encontraron con una inesperada aceptación al trabajo de Ben Affleck, quien ha llegado a ser elegido por el fandom como el mejor Bruce Wayne/Batman de todos los caballeros oscuros de la pantalla grande.

El resultado de la performance de Affleck no fue casualidad. En medio de la creación de la historia de Batman v Superman y con David Goyer aún a cargo del guión, casualmente toma lugar en el equipo creativo Chris Terrio, guionista de Argo -película ganadora del Oscar-.

Los fanáticos, al parecer con justa razón, han entregado a Terrio la responsabilidad por lo bueno que hay en Batman v Superman, pero también a Affleck, quien se habría negado a entregar una versión mediocre del personaje.

De ahí en más, y tras el estreno de la cinta en la semana santa de 2016, comenzaron los rumores de que sería el propio Ben Affleck quien se haría cargo de una nueva Batman en solitario, tras la exitosa trilogía de Christopher Nolan la década pasada.

Con Geoff Johns a la cabeza, Zack Snyder a un lado del camino tras el estreno de Justice League -se retira a trabajar en otros proyectos pospuestos hasta retomar en Justice League 2-, Ben Affleck toma la posta y comienza a pensar en su visión de Batman.

Poco se sabe de su película. Los medios y él mismo en alguna ocasión, se han referido a ella como The Batman. Se dice que buscaría ser una “película definitiva” sobre el personaje, que si bien ha tenido adaptaciones notables, nunca hasta la llegada de Affleck, que se pareció más al de las historietas: detective, irascible, violento y herido, ya no solo por la muerte de sus padres, sino la de un Robin y muchas batallas perdidas.

Warner tiene fe en el proyecto y modificó su plan de universo cohesionado: la segunda Justice League dejó su lugar en la grilla de estrenos de junio de 2019 a The Batman y con eso ha hecho pronunciarse a Ben Affleck, quien ya ha tomado decisiones como elegir a Joe Mangianello como Deathstroke, enemigo nunca antes llevado al cine que podría evitar las odiosas comparaciones que debió sufrir Jared Leto por su post punk Joker de Suicide Squad o Jesse Eisenberg por su moderno y soberbio Lex Luthor de Batman v Superman.

Joe Mangianello como Deathstroke.

Joe Mangianello como Deathstroke.

Jeremy Irons ha declarado que el rodaje de la cinta podría comenzar en enero de 2017, pero Ben Affleck ha sido cauto. “Todavía tenemos que tener un guión y terminarlo entre todo el equipo. Soy de los que cree que no se debe forzar la maquinaria para ver un adelanto o tener una fecha; cuando tengas la historia correcta, la idea correcta, el camino correcto, entonces prepararás la película. Eso es lo que estamos haciendo, y espero que todo eso sea así. Estoy gastando mucho tiempo trabajando en esto, pero también lo hago en otras cosas”, dijo Affleck hace un par de días a The New York Times.

Además, hizo algo que Zack Snyder nunca se atrevió a decir cuando decidió dejar de lado su camino con Superman para cumplir su sueño de dirigir una cinta con Batman como protagonista. “No hay nada que quisiese más que dirigir una cinta en solitario, una gran película de Batman, pero ya se ha hecho. Nolan hizo tres películas geniales. Soy consciente de ello. No tengo prisa por forzar una película mediocre para que se haga pronto”, dijo.

“Realmente quiero estar seguro, si lo hacemos tendremos la mejor versión y una que valdrá la pena para estar al rango de tipos como Tim Burton, Chris Nolan y Christian Bale”, remató. Como para confiar en él.

Papel digital