*

Tendencias
Compartida
Actualizado el 27/05/2017
Estás leyendo:Conoce los peligros de la hernia abdominal y cómo detectarla a tiempo

Conoce los peligros de la hernia abdominal y cómo detectarla a tiempo

1 de cada 10 personas tendrá una hernia en su vida, siendo la corrección quirúrgica la única alternativa de tratamiento que tiene esta enfermedad.

Conoce los peligros de la hernia abdominal y cómo detectarla a tiempo
Foto: Clínica Las Condes.

Según a cifras del Ministerio de Salud del 2014, la hernia abdominal constituye la tercera cirugía más común de nuestro país, con 32.094 operaciones anuales, afectando principalmente al género masculino y se caracteriza por la existencia de una protuberancia o bulto en la zona del abdomen.

De acuerdo al Dr. Fernando Maluenda, Jefe del Departamento de Cirugía Adultos de Clínica Las Condes, la corrección quirúrgica es la única solución para poder tratar este tipo de enfermedad, pues no existen medicamentos ni ejercicios que permitan su desaparición. “El riesgo de no operarla es que se estrangule el contenido de la hernia, haciendo necesaria una cirugía de urgencia que tiene alto riesgo de complicaciones, re intervenciones y una estadía hospitalaria prolongada”, señala el experto.

Inicialmente lo que se introduce en la hernia es grasa, pero si aumenta el diámetro la posibilidad de que se introduzca intestino es alta, advierte.

Un punto importante a destacar es que, contrario de lo que creen las personas, las hernias no se producen “por hacer una mala fuerza”. “Las hernias abdominales se producen por un defecto local de la pared abdominal, no influenciado por la condición física previa ni constitución física. No hay forma de prevenirla” explica. Es por esto que es tan importante consultar precozmente cuando aparezcan algunos de los síntomas o signos que hacen pensar que se podría tener una hernia.

DETECCIÓN 

El principal problema de las hernias abdominales, indica Maluenda, es que las personas van muy tardíamente a ver al doctor, por lo que se arriesgan a cirugías más complicadas. La hernia, explica, aparece como un bulto y se hace más evidente cuando la persona se levanta, tose o realiza actividad física. Al acostarse el bulto desaparece, por lo que la mayoría no lo toma en cuenta. “La hernia perturba poco la actividad de las personas”, explica. “Le entregan tiempo, pero cuando aparece solo crecerá, no desaparecerá por sí sola“.

Algunos síntomas incluyen la sensación de ardor, de pellizcamiento, molestia al agacharse, al toser y por sobre todo dolor agudo en el bulto.

Es por esto que es importante que a la menor detección se busque inmediatamente a un especialista para poder retirarla lo más temprano posible y así evitar futuras complicaciones.

CIRUGÍA Y RECUPERACIÓN

Actualmente existen dos procedimientos para reparar este tipo de hernias, la cirugía llamada técnica abierta o antigua que implica una incisión, y la cirugía con técnicas de laparoscopía.

La gran diferencia, señala el experto, es que al realizar la operación por medio de la técnica tradicional el tiempo de recuperación puede tomar hasta un mes, mientras que por laparocopía el paciente se recupera rápidamente y a los 15 días puede estar realizando sus actividades normales.

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital