*

Negocios
Abrir menú
Compartida
Actualizado el 13/08/2017
Estás leyendo:Contesse Fica, el articulador de las cascadas de SQM

Contesse Fica, el articulador de las cascadas de SQM

Autor: Kharla Caniupán

A fines de enero, Patricio Contesse Fica asumió como director ejecutivo de Pampa Calichera, Oro Blanco y Norte Grande. Su fiato con Rafael Guilisasti y Ricardo Moreno, presidente y gerente general de las cascadas, y con José María Eyzaguirre, hombre de Potash en Chile, es comentario obligado en el mercado. Esta nueva realidad permite avizorar perspectivas promisorias.

Contesse Fica, el articulador de las cascadas de SQM

La rutina de Patricio Contesse Fica (34 años) no ha cambiado mucho desde fines de enero, cuando asumió como director ejecutivo de Norte Grande, Oro Blanco y Pampa Calichera. La designación le entregó potestad para liderar la comunicación con potenciales inversionistas e instituciones financieras, en Chile y el extranjero; buscar alternativas de refinanciamiento y/o disposición de activos, y la evaluación de otras estrategias que permitan disminuir la deuda neta de las cascadas, que hoy alcanza los US$ 774 millones.

Pese a sus nuevas obligaciones, “Junior”, como le dicen algunos de sus compañeros de equipo, continúa leyendo la prensa nacional e internacional en las mañanas, llegando muy temprano a la oficina que comparte con Sebastián Oddo -asesor legal de estas sociedades-, y hablando por teléfono, por lo menos una vez al día, con Rafael Guilisasti y Ricardo Moreno, presidente y gerente general de las cascadas, respectivamente.

La tríada de las cascadas comenzó a gestarse en diciembre de 2015, cuando Oro Blanco abrió un proceso de venta por la totalidad de su participación accionaria en Pampa Calichera. Un año después, el directorio de la sociedad desestimó esta opción porque no contribuían al interés social de la compañía. Los interesados (Tianqi y ShanShan, entre ellos) habrían pedido condiciones que no podían ser garantizables por Oro Blanco, como asegurar una resolución positiva en los arbitrajes con Corfo por la explotación de litio en el Salar de Atacama, entre otras. No obstante el resultado, el terreno ya había sido sembrado.

Hoy, la minera no metálica pasa por un buen momento. Este año, la compañía ha sido codiciada en el mercado: si al comenzar el año (3 de enero, primer día hábil) su valor bursátil alcanzaba los US$ 7.898 millones, en el momento del acuerdo que selló la paz entre los archirrivales Potash y Ponce en SQM, que implicó la eliminación del voto dirimente en el directorio, su valorización alcanzaba los US$ 9.468 millones. Al cierre de este viernes era de US$ 10.255 millones.

Los analistas creen que SQM aún tiene espacio para seguir creciendo, sobre todo si soluciona el conflicto con Corfo en condiciones favorables. Cercanos a la compañía aseguran que esto podría desencadenar una serie de negocios que hoy están aún en el tintero. Internamente hay optimismo: el vicepresidente ejecutivo del organismo estatal, Eduardo Bitran, dijo públicamente que estaba dispuesto a llegar a un acuerdo con la entidad, un guiño que para muchos es positivo, pese a que reiteró entre las condiciones el que Julio Ponce L. -controlador indirecto del 29,97% de la minera no metálica- estuviera fuera de la propiedad.

Los hitos de su gestión

En privado, José María Eyzaguirre B., el hombre “Potash” en Chile, ha confidenciado a sus cercanos que, en un primer momento, fue escéptico de este nuevo cargo de Contesse Fica, dada su muy estrecha relación con Julio Ponce y lo que había sido el desenlace de su rol en el directorio de SQM el año 2015, cuando dio el golpe a la mesa e hizo renunciar en bloque a todos los directores de PotashCorp.

Pero el tiempo permitió que se convenciera de que la dupla Guilisasti-Contesse Fica efectivamente funcionaba. ¿Los motivos? Mientras el primero es más extrovertido, tiene una gran red de contactos, aporta la visión más macro y tiene gran experiencia, el nuevo director ejecutivo aporta la visión estratégica de largo plazo, sin dejar de poner sobre la mesa la visión del dueño, lo que muestra su pragmatismo.

Así, mientras Contesse Fica continuaba conversando con potenciales interesados en algún paquete accionario de las cascadas y buscando alternativas para la reestructuración de la deuda, Eyzaguirre lo llamó y le ofreció algo que no estaba en los planes de nadie: explorar un acuerdo entre los accionistas controladores de SQM para comenzar una nueva etapa en la compañía.

Los abogados consiguieron en tres semanas un nuevo pacto societario entre Potasios, Pampa, PotashCorp y Kowa, que implicó que Ponce cediera el voto dirimente que ostentó en el directorio y una repartición del 100% de los dividendos, siempre que la empresa mantenga índices financieros saludables. Su resultado más concreto se reflejó en la elección del nuevo directorio de la minera no metálica, cuya extensión es de tres años.

Este fue el inicio de una estrecha relación entre ambos abogados. Cercanos a la dupla reconocen que el principal activo de su vínculo fue la confianza que se generó entre ambos, algo que les permitió descartar, en los primeros acercamientos, la existencia de segundas intenciones. Pero también está la imperiosa necesidad de trabajar juntos por un bien mayor: conseguir que SQM logre un acuerdo con la Corfo para asegurar su producción de litio, lo que se traduce en la mayor valorización de la compañía.

La relación aún sorprende a varios actores del mercado, dado el historial de polémicas del abogado de Claro&Cía. con Julio Ponce L., dado que fue su principal detractor al interior del directorio de SQM y dejó la mesa en reclamo por la actitud que tomó la empresa frente a los pagos a políticos efectuados por Patricio Contesse González, padre de Contesse Fica.

No obstante, la urgente necesidad de conseguir una gobernabilidad en el directorio de SQM y entre sus accionistas llevó a ambos a optar por comenzar de cero. Eso ha permitido que sean muy cercanos, tanto así que están en contacto todos los días por diversos medios -WhatsApp, mensajes, mail o por teléfono-, lo que facilita la total transparencia en cuanto a los planes, ideas o medidas que estén evaluando para agregar valor a la compañía y contribuir a la visión estratégica de largo plazo.

Consultado por esta relación, José María Eyzaguirre contestó que “Pato”, como le dice, “tiene una muy especial capacidad de escuchar a todos los involucrados -más allá del mandato inicial que le haya dado Julio Ponce-, rescatar valor del disenso y construir una relación a partir de ello. Genera mucha confianza en quien está al frente y, no menor, te la entrega a ti también, con lo cual trabajar juntos detrás de un objetivo pasa a ser algo común y de interés mutuo. Y esta es la clave que lo hace una persona especial y, desde luego, efectiva”.

Una vez cerrado el acuerdo entre los accionistas de SQM, se optó por tomar con más calma la venta que se analizaba aguas arriba. Por ello, Contesse Fica puso foco en la reestructuración de la deuda financiera mediante la renovación de compromisos adquiridos por Norte Grande a sociedades más cercanas al subyacente, como lo son Pampa Calichera y Potasios.

Esto permitió ampliar el número de entidades acreedoras -sumando al Banco Internacional, Security y BTG Chile-, lo que permite diversificar las contrapartes financieras de las cascadas, junto con extender vencimientos financieros desde 2018 a 2020.

Entre quienes comparten directorios en las cascadas hay relativo consenso en torno a Contesse Fica. Varios coinciden en destacar su capacidad, su liderazgo y dominio del negocio, algo que le entregó un rol protagónico en la compañía. Fue él quien viajó varias veces a China durante las negociaciones. Por último, valoran la relación que ha cultivado con Guilisasti y Moreno.

La venta se analiza con calma

Uno de los pendientes en la agenda de Contesse Fica es disminuir la deuda de las sociedades cascadas. Para ello hay tres caminos posibles: sellar la venta de parte de la propiedad, confiar en las utilidades del subyacente o realizar un aumento de capital, todas opciones que le permiten prepagar pasivos.

Hoy, ninguna de estas opciones está descartada. El deseo genuino de explorar ofertas para vender sigue vigente. En 2015, cuanto Oro Blanco inició un proceso para enajenar su participación en Pampa Calichera en 2015, el contexto lo hacía más urgente. El bajo nivel en el precio de la acción presionaba las garantías otorgadas en los créditos y los flujos no aseguraban la cobertura de las obligaciones financieras. Hoy, este panorama es completamente diferente; el precio de la acción no es problema para los convenants, más aún cuando las perspectivas de SQM son alentadoras al corto, mediano y largo plazo. En tanto, el nuevo dividendo -cuya probabilidad de distribución del 100% es casi segura-, fruto del acuerdo entre accionistas, entrega mayor holgura a los flujos de las cascadas.

Entendidos en las tratativas aseguran que hoy se aprovecha el “viento de cola” del proceso anterior, permitiendo que las negociaciones las realice directamente Contesse Fica. Reconocen que aunque es altamente probable que Ponce L. no salga de la propiedad de SQM, sí es factible que liquide parte de su participación. Esto, porque su vínculo iría más allá del dinero que los interesados puedan poner sobre la mesa, más bien se ligaría a la pasión por un negocio que él propició.

No obstante, el director ejecutivo está explorando todas las opciones. Por ello, escucha todas las propuestas de quienes quieran adquirir parte de las compañías.

Tras el resultado de los últimos procesos, revelan conocedores de las negociaciones, existe inclinación dentro de la compañía para incorporar el negocio con un actor que también quiera maximizar el valor de la minera no metálica, razón que les resta atractivo a entidades que tengan algún conflicto de interés con el abanico de negocios que podría desarrollar la entidad.

El factor SQM

La actividad de la minera no metálica es vital para las perspectivas de las cascadas. Entre los pendientes del productor de fertilizantes de especialidad, yodo y litio, están el arbitraje que mantiene con Corfo por el contrato de explotación de pertenencias mineras en el salar, que vence en 2030, pero cuya cuota termina en 2022.

Más que preocupación por el resultado de este proceso, hoy el foco está puesto en conseguir nuevos permisos que permitan aumentar la explotación de litio, y de esa forma aprovechar las sinergias que entrega la operación en la Segunda Región.

Gracias al precio del mineral, que hace competitivo producir a costos mayores que en Chile, la compañía ha podido diversificar su presencia geográfica, sumando nuevas operaciones. En el caso del litio, en marzo de 2016 sumó operaciones en Argentina, tras anunciar la compra del 50% de Minera Exar, y en Australia, tras adquirir en julio pasado el 50% de Mt. Holland. En la extracción de potasio, anunció en septiembre del año pasado su ingreso a Elementals Minerals, con la mitad de la propiedad.

La inversión total en estas nuevas latitudes asciende a unos US$ 165 millones. Fuentes cercanas a estas negociaciones aseveran que parte importante de este monto podría haberse realizado en Chile si no existiera este conflicto con Corfo.

No obstante, hay quienes aseguran que ya se ve luz al final del camino. Pese a que en la última declaración de Bitran reiteró que Ponce debe estar fuera de la propiedad, manifestó públicamente la disposición que existe para llegar a acuerdo, para muchos, un “guiño” que podría ser para los interesados en entrar a SQM mediante la ventana que abrieron las cascadas.

“Se acerca el fin del gobierno y las opciones de Bitran son llegar a advenimiento (en el arbitraje) o perder. Lo probable es que existan novedades antes de fin de año, tal vez después de las elecciones”, dice un cercano a las tratativas. Además, considera que ayudaría enormemente el que se concretara la venta de alguna porción de la propiedad que Ponce controla directamente en SQM (15%).

Y si bien para Bitran es imperativo que Ponce deje de co-controlar la compañía, para los interesados en adquirir parte de la propiedad que ostenta el empresario es necesario garantizar la sostenibilidad del negocio que desarrollan en la Segunda Región.

Por ello, aseguran, varios interesados en esta oportunidad han pedido reuniones por lobby con Bitran, para conocer las perspectivas que tiene el negocio del litio en el país y conocer el escenario que enfrenta SQM.

Como existe una inclinación en poder integrar un nuevo actor en la minera no metálica que busque maximizar el valor de la compañía, varios señalan que esto favorecería el ingreso de algún fondo de inversión. Entre las visitas que registra Bitran por transparencia llama la atención la presencia de este tipo de actores, como, por ejemplo, la reunión del pasado 17 de julio con Sara Moreno, gestora del fondo de inversiones Jennison en Estados Unidos, para “discusión sobre el desarrollo de lithium en Chile”.

Entre los entendidos creen que este escenario es probable, sobre todo después de la gestión que ha desarrollado Contesse Fica durante los últimos meses. El hombre de confianza del empresario ha sido capaz de tender puentes que se veían poco probables, de ganarse el respeto y la admiración de parte importante de sus colegas en los directorios y encontrar oportunidades que permiten potenciar la visión estratégica de las compañías.

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital