La Tercera

Crítica transversal a idea de remover rectores estatales por fallas en acreditación

Críticas de diversos sectores recibió la iniciativa del gobierno de respaldar una indicación de parlamentarios de la Nueva Mayoría que busca que los rectores de las universidades del Estado sean removidos en caso de disminución o pérdida de la acreditación institucional.

“Si bien hay planteles que son del Estado, eso no significa que esas universidades tienen que convertirse en colegios. Deben mantener un espíritu crítico y un espacio de debate que nace cuando existe autonomía”, opinó el presidente de las Ues. del G-9 y rector de la U. Técnica Federico Santa María, Darcy Fuenzalida.

Su par de la U. Católica, Ignacio Sánchez, planteó que “una medida como esta no está vigente en ningún país del mundo y no me parece que Chile deba ser el primero que lo instale”.

A juicio de Sánchez, “responsabilizar al rector por ese fracaso (bajar o perder la acreditación institucional) es tan inapropiado como responsabilizarlo solamente por una gran acreditación”. Y en ese sentido dijo que habría que preguntarse: “¿Qué es lo que va a hacer usted si un rector obtiene una acreditación máxima? ¿Le va a dar un premio, lo va a mantener por más tiempo?”.

El director ejecutivo de Acción Educar, Raúl Figueroa, quien fue asesor del Ministerio de Educación (Mineduc) en el gobierno de Sebastián Piñera, tampoco lo considera una buena idea: “El Estado debe dotar de mecanismos para la mejora continua de sus universidades y no corresponde establecer controles externos como este. Es importante resguardar y promover la calidad, pero la autonomía universitaria debe ser resguardada”, indicó.

Para el rector de la U. Mayor, Rubén Covarrubias, “cuando un proceso de acreditación se asocia a sanciones deja de tener sentido, por cuanto las instituciones y las autoridades van a tender a distorsionar la información para que no se las apliquen”.

Covarrubias añadió que “no cabe duda que esto vulnera la autonomía. A pesar de que el dueño es el Estado, no es menos cierto que esa institución tiene su propio régimen jurídico y estatutario y debe ser resguardado sin la intervención de terceros”.

Su par de la U. de Talca, Álvaro Rojas, sostuvo que “esto sería una intromisión innecesaria. Es como despedir al ministro de Hacienda cuando el país baja la calificación de riesgo-país”.

Evaluación

Pese a que la jefa de la División de Educación Superior del Mineduc, Alejandra Contreras, aseguró el lunes en la Comisión de Educación de la Cámara que la próxima semana se presentaría una indicación para sancionar a los rectores estatales si su universidad bajaba o perdía la acreditación institucional, hoy la ministra de Educación, Adriana Delpiano, dijo que “lo estamos estudiando todavía”.

Además, reconoció que “sí había una preocupación respecto de qué pasa si una universidad no acredita o está baja en acreditación y cuál es el tipo de apoyo que se le da”.