*

Mundo
Compartida
Actualizado el 13/09/2014
Estás leyendo:Datos de la CIA muestran rápido crecimiento de los yihadistas

Datos de la CIA muestran rápido crecimiento de los yihadistas

Autor: Pedro Schwarze

El Estado Islámico (EI) tendría hasta 31.500 combatientes, tres veces más de lo estimado.

Datos de la CIA muestran rápido crecimiento de los yihadistas

El modelo de reclutamiento del extremista Estado Islámico (EI), que opera en Irak y Siria, se está mostrando muy exitoso a la luz del número de combatientes que tendría, según la Agencia Central de Inteligencia (CIA) de Estados Unidos. De acuerdo con los cálculos de la CIA, dados a conocer esta semana, el grupo yihadista tiene entre 20.000 y 31.500 milicianos en sus filas. Es decir, aproximadamente entre el doble y el triple de lo que calculaba antes del mes de mayo.

Estos números suponen un aumento de al menos 10.000 milicianos en los últimos meses, debido a un “reclutamiento mayor desde junio tras los éxitos (del EI) en el campo de batalla (como la toma de la ciudad de Mosul, la segunda de Irak) y la declaración (de la creación) de un califato” en parte del norte de Irak y Siria, según explicó un portavoz de la CIA a la agencia española Efe.

Incluso, del total de combatientes, más de 15.000 son extranjeros llegados de más de 80 países a Siria para unirse al EI y unos 2.000 serían occidentales, informó una fuente de la CIA a la cadena CNN.

Los nuevos datos corresponden a los últimos informes de la CIA, elaborados entre mayo y agosto, un intervalo en el que la amenaza del EI se ha hecho lo suficientemente poderosa como para obligar al Presidente de Estados Unidos, Barack Obama, a intervenir en Siria, un escenario al que había sido reticente hasta ahora.

A medida que el Estado Islámico se ha hecho más fuerte y conocido en los últimos meses, más extranjeros se han desplazado a Siria e Irak para sumarse a sus filas. Y en eso han sido muy importantes la proliferación de páginas web yihadistas y el uso de las redes sociales, especialmente Twitter, para dar a conocer sus avances y sus actos y así captar militantes para sus filas.

Esto, incluso ha obligado a las autoridades europeas y estadounidenses a aumentar sus recursos para detenerlos antes de salir de sus países de origen. La presión y la urgencia para frenar la incorporación de ciudadanos europeos y estadounidenses en las filas del EI creció hace unas semanas, tras conocerse las decapitaciones de los periodistas estadounidenses James Foley y Steven Sotloff a través de dos videos del grupo yihadista. Incluso, el verdugo que se dirige a la cámara en ambas grabaciones tiene acento británico, por lo que el Reino Unido investiga su identidad.

Se calcula que más de un centenar de estadounidenses han luchado con grupos rebeldes -no sólo con el EI- desde el comienzo de la guerra civil en Siria hace tres años. Desde enero de este año hasta ahora, el número de ciudadanos de EE.UU. combatiendo en Siria se ha duplicado.

Para evitar que otros ciudadanos occidentales se sientan atraídos por el EI, Estados Unidos mantiene desde hace un año una campaña de contrapropaganda en las redes sociales.

En tanto, el general retirado de la Marina estadounidense John R. Allen será el enviado especial de Obama en la coalición internacional contra el EI, informó ayer el Departamento de Estado.

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital