*

Nacional
Compartida
Actualizado el 16/12/2017
Estás leyendo:Decretan dos iglesias de Chiloé como zonas típicas y pintorescas

Decretan dos iglesias de Chiloé como zonas típicas y pintorescas

Autor: Soledad Lorca y Álvaro Vidal

Comunidades buscan que medida del Consejo de Monumentos se dicte para otros templos ubicados en Castro y así asegurar su protección.

Decretan dos iglesias de Chiloé como zonas típicas y pintorescas

El Consejo de Monumentos Nacionales aprobó esta semana la declaratoria de Zona Típica y Pintoresca para las áreas de influencia de la parroquia de Achao y la iglesia de Aldachildo, en la isla de Lemuy, ambas íconos histórico-culturales de Chiloé, en la Región de Los Lagos.

El objetivo de esta medida es apoyar las iniciativas para preservar los inmuebles, su entorno y riqueza cultural de ambas construcciones, parte de la denominada “Escuela de Arquitectura Chilota”. Responde, además, a un trabajo en conjunto con las comunidades de la zona que resguardan el patrimonio.

Juan Carlos Viveros, miembro de la recién creada Corporación para el Cuidado del Patrimonio Cultural y Natural de la Isla, se mostró satisfecho con la iniciativa.

“Se trata de una noticia muy importante para la comunidad; es todo un privilegio contar con estas zonas típicas y sumar a Achao y Aldachildo, porque el camino de Chiloé es el turismo, que va de la mano de la cultura, el patrimonio y la naturaleza”, declaró Viveros.

Ana Paz Cárdenas, secretaria técnica del Consejo de Monumentos, señaló que “hemos avanzado bastante en este tema y solo nos van quedando dos iglesias en esta misma línea: Caguach y San Francisco, ambas de Castro”.

Cárdenas explicó que declarar estas iglesias como zonas típicas y pintorescas “en la práctica se traduce en que quedan protegidas bajo la ley de monumentos con categoría de zona típica, lo que significa que las intervenciones tienen que pasar por este consejo para poder mantener el entorno de las iglesias. La idea es que no nos vuelva a pasar lo que pasó con Castro”. Esto en alusión a lo que se vive actualmente con el mall de la capital provincial.

En alerta

Durante las últimas semanas, una polémica surgió en la isla, a raíz de la posible ampliación del Mall de Castro para construir un cine. Esto alertó a las autoridades y comunidades locales ante la posibilidad de que exista un riesgo de perder la declaratoria de Patrimonio de la Humanidad que existe para los templos de la zona.

Así lo asegura Jorge Espinoza, presidente del Capítulo de Arquitectos en la Isla Grande. “El peligro es que la Unesco entregó un documento al Estado señalando que el Mall de Castro es una grave amenaza para el sitio mundial del patrimonio de Chiloé, y hace algunas recomendaciones que tienen que ver con bajar la altura del edificio, y vemos que justamente lo que está haciendo el Estado es permitir que se agrande el mall”.

Para el actual encargado de la Fundación de las Iglesias de Chiloé, que depende del Obispado de Ancud, Carlos Feijoo, “la existencia de una zona de protección para las iglesias está en camino de hacerse, pero no hay nada concreto. Sobre la nueva construcción del mall no hay mucho qué hacer; lo que sí preocupa es lo que pueda pasar a un costado de la iglesia, que es un lugar donde sí pueden construir algo que claramente interfiera en la zona patrimonial. Pero son temas que están bajo análisis”.

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital