Los detalles de la nueva ley que regirá a los hinchas en los estadios chilenos

Las modificaciones que se preparan al texto legal incluyen control de identidad a todos los asistentes, especialización de los guardias y la capacidad de sancionar incluso lejos del recinto.

por J. A. Giordano y W. Guerra - 28/05/2012 - 06:58

 

El 30 de abril de 2011, Universidad de Chile y Colo Colo se veían las caras en el Estadio Nacional. En la cancha, los azules conseguían un triunfo sobre la hora con gol de Diego Rivarola, pero afuera comenzaba a funcionar el plan "Estadio Seguro", iniciativa del gobierno destinada a terminar con la violencia en los estadios del fútbol profesional.

Desde que comenzó a operar, hay pocos hinchas del fútbol que no hayan tomado una postura al respecto, y los clubes se han visto obligados a adaptar nuevas medidas, las cuales pueden ser, para ellos, más un problema que otra cosa.

"Si bien como club estamos colaborando para que este plan funcione, hasta el momento nosotros hemos visto sólo costos desde que se implementó. No hemos tenido ningún beneficio. ¿Es un cacho el plan Estadio Seguro? A veces sí", explica una alta fuente de Blanco y Negro.

Pero a pesar de las opiniones, el gobierno está decidido a profundizar las reformas. El mejor ejemplo de eso son los cambios que se preparan a la Ley de Violencia en los Estadios, la cual ya se discutió en comisión, artículo por artículo, para poder ser despachada y concluir con el tercer trámite en la Cámara de Diputados.

Y los cambios que traería, de acuerdo o no con ellos, harán que en Chile se comience a vivir el fútbol de manera totalmente distinta. "Esto nos va a generar importantes herramientas para poder combatir la violencia en los estadios, con, entre otras cosas, un nuevo catálogo de faltas y delitos, que podrán ser sancionados con la prohibición de ingresar a los estadios", explica a La Tercera Cristián Barra, encargado del plan.

Además de reafirmar las "normas de comportamiento" dadas a conocer hace algunas semanas por la ANFP, los cambios a la ley apuntan sobre todo a lo que ocurre en el ingreso y en las inmediaciones de los recintos deportivos que albergan partidos de fútbol profesional.

En un plazo de 18 meses desde que se promulguen las modificaciones -que se espera sea en agosto- todos los equipos deberán recibir sus partidos en estadios que tengan:

- Sistemas de control de acceso, ya sea con torniquetes o molinetes.

- Sistemas de control de identidad, tanto por la cédula de identidad como por  huella digital.

- Sistemas de control de entradas, para evitar la falsificación.

- Sistemas de monitoreo a través de cámaras de televisión.

Lo más llamativo es el control de identidad a todas las personas que asistan al estadio. ¿La explicación? "El control se va a reliazar sobre el total del aforo del estadio, y busca aplicar con eficacia la prohibición de ingresar a los estadios de las personas que la tengan, pensando que la sanción no es para los partidos que su equipo juegue de local, sino que a todos los partidos de fútbol profesional incluyendo los de la Selección Chilena", explica Barra.

La prohibición de ir a los partidos comenzaría con un período de seis meses, y la reincidencia haría que el castigo aumentara en su duración. 

"El catálogo de faltas no sólo apunta a lo que ocurre dentro del estadio, porque la mayor cantidad de detenidos que tenemos en este torneo ocurre fuera del estadio. Eso signfica problemas con medios de transportes, en las inmediaciones de los estadios con los locales comerciales, casas y autos, con riñas, con incitación a la violencia...", comenta el representante del ejecutivo en "Estadio Seguro".

"Que las personas que tienen mal comportamiento, con motivo de un partido de fútbol, no puedan ingresar a los estadios. Las inmediaciones van a estar definidas dentro de un margen de metros, mil metros alrededor del estadio, por ejemplo. Pero también se ha incorporado el concepto de "con motivo u ocasión de", como cuando un grupo de hinchas secuestra un bus para que los deje en el estadio, no ocurre dentro de las inmediaciones, pero está directamente relacionado con un partido de fútbol", agrega.

Los bombos y los guardias

Otro punto que busca modificar radicalmente los cambios que se le van a introducir a la ley es el de los guardias privados, contratados por cada equipo, para la seguridad.

Las reformas buscarán darle algún tipo de facultad a los guardias, como por ejemplo tener la posibilidad de retener a alguien hasta que llegue Carabineros.

Pero, para eso, estos guardias deberán cumplir con un curso mínimo de instrucción, en el cual se especialicen para los eventos deportivos. Este curso, que sería dictado por el INAF y en que el OS-10 ayudó a preparar una malla curriculuar, buscaría mezclar una preparación física, de conocimientos de seguridad y evacuación y capacidades de trato correcto con la gente.

Todo esto considerando, además, que la ley incluirá la responsabilidad de los clubes y los representantes legales con respecto a lo que ocurra en el evento futbolístico. "Serán responsables cuando no hayan cumplido con todas las medidas de seguridad exigidas para ese partido en particular", explica Barra.

En el Reglamento de la Ley de Violencia en los Estadios, públicado el recién pasado 8 de mayo, no incluye explícitamente la prohibición de ingresar lienzos y bombos, una de las medidas más cuestionadas del plan.

Sin embargo, con las modificaciones al texto legal -y la consecuente publiación de un nuevo Reglamento-, esta medida sí estará explicitada. Hoy, la medida legal en que se ampara la prohibición es en el derecho de los clubes y la ANFP de no permitirlos, como "dueños del espectáculo".

 

OFERTAS
  • Sé el primero en comentar comentarios
     
RECIENTES
LO + VISTO
LaTercera.com
SIGUENOS TAMBIEN EN:
ACTUALIZA TU EXPLORADOR:

Grupo Copesa Derechos reservados
Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos es legal en este sitio sin el expreso consentimiento de Grupo Copesa.