El día que David Pizarro 'volvió' a la Selección En octubre de 2009, el porteño estuvo a un paso de regresar a la 'Roja' bajo la conducción de Bielsa. Sampaoli quiere sí o sí concretar su retorno.

El día que David Pizarro "volvió" a la Selección

En octubre de 2009, el porteño estuvo a un paso de regresar a la "Roja" bajo la conducción de Bielsa. Sampaoli quiere sí o sí concretar su retorno.

por Cristián Caamaño - 13/12/2012 - 07:18
Pizarro estuvo muy cerca de volver a vestir de rojo en la era de Bielsa. Pizarro estuvo muy cerca de volver a vestir de rojo en la era de Bielsa.

El 12 de octubre de 2005, David Pizarro jugó su último partido con la selección chilena. Fue en la igualdad sin goles ante Ecuador en el Estadio Nacional, en lo que representó el último partido de la “Roja” en las eliminatorias para el Mundial de Alemania. Minutos después, en camarines, el entonces mediocampista de Inter de Milán anunciaba su renuncia al combinado nacional para privilegiar a su familia.

De aquello pasaron más de siete años y aunque durante todo este tiempo el porteño se ha encargado de aclarar públicamente que nunca se le ha pasado por la cabeza dar pie atrás en su decisión de marginarse de la Selección, lo cierto es que durante algunas horas de octubre de 2009, Pizarro fue jugador de la “Roja”.

Corrían los primeros días de octubre y desde el Sifup se filtraba una noticia que se guardaba en secreto durante varias semanas. David Pizarro le reconocía a Carlos Soto y Julio Pastén, los mandamases del organismo, que estaba dispuesto a regresar a la Selección. Eso sí, con algunas condiciones que se debían cumplir a rajatabla y que debían permanecer en el más completo silencio.

“Él quería volver al equipo. Lo había conversado con su familia, especialmente con su mujer, Carolina, y creía que ahora sí se había recuperado el respeto por la Selección que se había perdido en procesos anteriores. Imagínate que en su momento no le contestó el teléfono a Harold Mayne- Nicholls, quien fue el primero en intentar propiciar su reincorporación. Ahora todo estaba perfecto”, recuerda una persona que conoció de cerca las conversaciones, y que incluso por entonces habló del tema con el futbolista.

“Recuerdo que conversó mucho con Pastén, con quien lo une una amistad muy grande y comparten la misma religión. Este le aseguró que Bielsa lo iba a llamar apenas viera un gesto de querer volver. Y durante un fin de semana, todos estuvieron de acuerdo en que había llegado el momento”.

Por esos días, Chile se preparaba para visitar a Colombia, donde finalmente se conseguiría la clasificación al Mundial de Sudáfrica. Pese a las aprehensiones que tenía el volante por cómo iban a tomar los jugadores su decisión de regresar, desde el Sifup le insistían en que todo el grupo estaba ansioso por incorporarlo.

LA FILTRACION QUE COSTO CARO
A esa altura, todos estaban de acuerdo con que cada una de las partes había hecho un gesto por propiciar la ansiada vuelta de Pizarro a la “Roja”. Incluso, en la previa al duelo con Colombia, el propio Bielsa era consultado sobre el virtual retorno del volante a la Selección.

“Marcelo (Bielsa) estaba de acuerdo en convocarlo más adelante. Lo que no quería era llamarlo y después quedar expuesto a una negativa del jugador. Por eso esperó una comunicación oficial que llegó del Sifup, en el que le señalaban que estaba todo listo”, recuerda uno de los involucrados en la gestión.

Sin embargo, el revuelo que generó la especulación sobre su retorno y especialmente el rechazo popular que hubo en ese momento a la decisión de Bielsa de convocarlo si era necesario, hizo que Pizarro volviera a la decisión que tomó aquella noche del 12 de octubre de 2005.

De inmediato, llamó a las oficinas del Sifup y conminó a Soto y Pastén a escribir un comunicado en el que se señalara expresamente que nunca tuvo la intención de volver y que respetaba enormemente la labor del técnico y especialmente de los compañeros que habían hecho el peso de la campaña en las Eliminatorias.

Incluso, en Roma le dio una nota a Canal 13 para aclarar que jamás se le pasó por la cabeza regresar. Bielsa, enterado de la negativa pública, decidió cerrar el capítulo definitivamente. 

Más tarde, Claudio Borghi pretendió convencerlo, pero volvió a encontrar una negativa.

Una historia que pretende cambiar ahora Sampaoli, pero a la que muchos le ven el mismo final de 2009. Más allá del pedido familiar para volver a jugar por Chile, el nacimiento de su tercer hijo sería una nueva piedra de tope para el porteño.

 

ANUNCIOS
  • Sé el primero en comentar comentarios
     
 
RECIENTES
LO + VISTO
SIGUENOS TAMBIEN EN:
ACTUALIZA TU EXPLORADOR:

Grupo Copesa Derechos reservados
Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos es legal en este sitio sin el expreso consentimiento de Grupo Copesa.