*

Cultura
Compartida
Actualizado el 08/08/2017
Estás leyendo:Descifrando a Juan Downey: los secretos del ojo pensante

Descifrando a Juan Downey: los secretos del ojo pensante

Autor: Denisse Espinoza

Desde hoy y hasta el jueves, la Cineteca Nacional exhibe siete de sus videoartes, presentados por expertos.

Descifrando a Juan Downey: los secretos del ojo pensante

Juan Downey fue uno de esos especímenes raros, que se dan cada ciertas generaciones en nuestro país: artista pionero, genial y multidisciplinario. Y como otros tantos casos, terminó haciendo su obra lejos de Chile. Le sucedió a Roberto Matta, a Gabriela Mistral y a Raúl Ruiz. Con este último, Downey tuvo más de alguna coincidencia. Se llevaban sólo por un año y a ambos les obsesionaba la reinterpretación de la imagen, el humor en el idioma, los mapas, y ambos dedicaron profundas reflexiones sobre dos lugares extremos: Viena y Chiloé.

Parte de estas similitudes fueron analizadas por el crítico Fernando Pérez, de la U. Alberto Hurtado, en el libro La imagen inquieta. Juan Downey y Raúl Ruiz en contrapunto, editado por Hueders, y que fue la inspiración para el ciclo sobre el artista que se realiza entre hoy y el jueves en la Cineteca Nacional.

Juan Downey: al Otro Lado del Espejo reúne siete videos del artista que se formó como arquitecto en la U. Católica; emigró a Nueva York en 1965 y murió en esa misma ciudad en 1993.
“Aunque la obra de Downey se ha exhibido en distintas instancias, nunca se había analizado bajo un panel académico”, dice el teórico del arte Sebastián Vidal, quien mañana presentará los videos In the Beginning (1975) y Satelitenis (1984).

Ambos grafican la relación que mantuvo con Chile. El primero es una pieza que hace en colaboración con el Teatro El Aleph cuando recién está partiendo como grupo; a los pocos meses tomarían preso a Oscar Castro. Mientras que Satelitenis es un diálogo que mantuvo con Carlos Flores y Eugenio Dittborn durante el régimen militar: los videos circulaban de forma clandestina. “Downey es un autor muy internacional, trabaja lenguajes audiovisuales globales, interactúa con los temas etnográficos, con la historia del arte; y al mismo tiempo, él siempre está muy comprometido con lo que pasa políticamente en Chile. Vamos a exhibir el video que hizo para la campaña del No; también venía esporádicamente al Festival Franco Chileno de videoarte”, cuenta Vidal.

Pionero en la disciplina junto al surcoreano Nam June Paik, Downey recayó en el videoarte, luego de una elogiada trayectoria como dibujante y grabador. Sus obras se han exhibido en el MoMA de Nueva York, el Reina Sofía de Madrid y en el Stedelijk Museum de Amsterdam. Ahora mismo TransAmérica, uno de sus videos más reconocidos, es parte de la muestra general de la Bienal de Venecia.

Hoy, la primera sesión -sobre el interés etnográfico de Downey- está a cargo de la teórica Carla Macchiavello, quien hablará sobre The abandoned Shabono (1978), un video sobre el sistema de vivienda de los yanomami en el Amazonas, y Uros II (1974), donde cuestiona el método de observación clásico para descubrir otras culturas. Fernando Pérez cierra el ciclo el jueves con Return of the motherland (1989), un delirante video que mezcla imágenes de la televisión chilena con un fotonovela grabada por él mismo, y Hard times and culture (1990), una de sus últimas películas, grabada en Viena, donde medita sobre las paradojas de la guerra. “Tiene como premisa cómo en los tiempos más difíciles de la historia surgen creaciones notables y luminosas, que creo fue algo que él mismo vivió como artista; para él lo que pasaba en Chile era un estímulo para crear, ser crítico e inventar soluciones aún más creativas”, dice Pérez.

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital