*

Tendencias
Compartida
Actualizado el 24/08/2016
Estás leyendo:Detectan el exoplaneta más cercano y similar a la Tierra hasta ahora

Detectan el exoplaneta más cercano y similar a la Tierra hasta ahora

Autor: Cristina Espinoza

Próxima b rodea a la estrella enana roja Próxima Centauri, a 4,2 años luz del Sistema Solar, y cuenta con una masa 1,3 veces superior a la terrestre. De existir agua, su temperatura permitiría que se mantuviera líquida.

El rumor surgió en Alemania, el diario Der Spiegel señaló a mediados de mes que el Observatorio Europeo Austral (ESO) anunciaría la detección del exoplaneta más cercano y parecido a la Tierra, descubierto alrededor de la estrella enana roja Próxima Centauri, a 4,2 años luz del Sistema Solar. Pero los científicos callaron hasta hoy para anunciarlo en forma oficial y con un artículo en la revista Nature, en el que describen que Próxima b –como fue llamado- tiene una masa 1,3 veces superior a la de nuestro planeta y su temperatura permitiría que el agua se mantuviera líquida, si es que la hubiera.

Próxima b se convierte con esto en el principal candidato para encontrar vida fuera del Sistema Solar, aunque a una distancia inalcanzable con las actuales naves espaciales. “Las primeras señales de un posible planeta se vieron en 2013, pero la detección no era convincente. Desde entonces, hemos trabajado duro para obtener más observaciones con la ayuda de ESO (desde el observatorio La Silla, en Chile) y de otras instituciones. La reciente campaña Pale Red Dot ha llevado casi dos años de planificación”, dijo Guillem Anglada-Escudé, investigador de la Queen Mary University, de Londres, en un comunicado.

 

James Jenkins, investigador de la U. de Chile, y parte del equipo que confirmó el planeta, mostrando que la señal era real y no inducida por la estrella, señala que el descubrimiento es muy importante, pues el planeta tiene una masa mínima similar a la Tierra, por lo que es probable que sea rocoso, está en la llamada “zona habitable”, región alrededor de una estrella en la que es más probable encontrar agua líquida, y además es muy cercano. “Próxima Centauri es la estrella más cercana al Sol, entonces es el mejor planeta pequeño para hacer seguimiento, así que podremos estudiar su atmósfera y química planetaria. Estos tres puntos significan que este planeta es el mejor fuera del Sistema Solar para buscar exo-vida“, indica.

El astrónomo señala, sin embargo, que existen diferencias entre las estrellas, pues las enanas rojas son muy pequeñas y tienen una temperatura más baja que el Sol, por lo que sus zonas habitables son más cercanas a ella y eso significa que los planetas que la rodean probablemente tienen anclaje mareal (tidal locked), es decir, sólo un lado del planeta está apuntando a la estrella. “Este lado debe ser más caliente que el otro, pero eso depende de si hay una atmosfera y si se puede distribuir el calor alrededor el planeta”, explica.

Abel Méndez, investigador del Laboratorio de Habitabilidad Planetaria de la U. de Puerto Rico en Arecibo, agrega que Próxima b parece ser el mejor candidato a ser habitable en términos de su tamaño e insolación, pues son muy parecidos a los de la Tierra. “La duda la causa la actividad de su estrella, típica de las enanas rojas, que pudiera haber hecho desaparecer su atmósfera y su agua a través de su historia. En estos momentos no sabemos si éste es el caso, pero dado lo que podemos medir, será el principal foco de estudio en los próximos años”, sostiene. 

Próxima Centauri, una estrella activa, emite bengalas cada 90 minutos o más, por lo que el planeta está sujeto a los cambios en los niveles de rayos-, indica Jenkins. Aunque no se sabe qué significa eso para el planeta. El próximo paso, de acuerdo al astrónomo, es “cazar un tránsito” del planeta, es decir, captar el momento en que el planeta pasa por adelante de su estrella, para medir el cambio de luminosidad de ésta cuando bloquea una parte de la luz. “Si podemos encontrar un tránsito, podemos medir el radio del planeta, su masa absoluta (porque ahora sólo tienen su masa mínima), y también su densidad. Con su densidad podremos usar modelos para saber si el planeta es más rocoso o tiene una gran atmósfera“, explica. También permitiría estudiar la atmósfera directamente, buscando procesos químicos y físicos para encontrar evidencia de agua en la atmosfera o señales de vida.

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital