*

Mundo
Compartida
Actualizado el 21/11/2017
Estás leyendo:Directivo de Televisa murió por una bala disparada por su propio escolta

Directivo de Televisa murió por una bala disparada por su propio escolta

De acuerdo con la investigación, el escolta que hirió a Lagos en el costado de derecho, quien conducía la camioneta, "trató de defender a su jefe" y no hay "indicio alguno" de que tuviese una intención de hacerle daño.

Directivo de Televisa murió por una bala disparada por su propio escolta
Logo de la cadena Televisa.

Un disparo de su propio escolta fue lo que acabó con la vida del directivo del Grupo Televisa Adolfo Lagos el pasado domingo, tras un intento de asalto cuando viajaba en bicicleta por una carretera del Estado de México, informó hoy el fiscal estatal, Alejandro Gómez.

Cuando sus dos escoltas bajaron de su camioneta para repeler la agresión de dos asaltantes que les interceptaron, “Lagos quedó en medio de la línea de fuego”, afirmó el fiscal en entrevista con Radio Fórmula.

De acuerdo con la investigación, el escolta que hirió a Lagos en el costado de derecho, quien conducía la camioneta, “trató de defender a su jefe” y no hay “indicio alguno” de que tuviese una intención de hacerle daño.

“Esto implicaría, una vez integrada la carpeta de investigación con todos los dictámenes, de manera formal, presentar acción penal por homicidio imprudencial, en dado caso”, dijo Gómez.

Lagos, quien ocupaba desde 2013 el cargo de vicepresidente corporativo de telecomunicaciones de Televisa y la dirección general del sistema de televisión por cable Izzy, circulaba por la carretera que conduce a las Pirámides de Teotihuacán.

Gómez relató que, de acuerdo con los testimonios recabados, los dos asaltantes venían caminando hacia los ciclistas, y los escoltas apreciaron que portaban sendas armas de fuego.

La fiscalía estatal, que cuenta con la ayuda de la Procuraduría General de la República (PGR, fiscalía), cree que el primero en disparar fue el escolta que ejercía como copiloto, “quien detonó el arma ante lo que parecía una agresión inminente” en contra de Lagos y su acompañante, quien también iba en bicicleta.

Después de que iniciara el tiroteo, los dos agresores corrieron hacia unas nopaleras, todavía “disparando, accionando su arma de fuego”. El único impacto que tiene la camioneta blindada es uno en el espejo retrovisor.

El fiscal recordó que el homicidio imprudencial no conlleva prisión de oficio, y que incluso el conflicto judicial se podría resolver con un acuerdo reparatorio, si la familia del fallecido está de acuerdo.

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital