*

Política
Compartida
Actualizado el 12/01/2018
Estás leyendo:Disidencia UDI redacta carta en que tilda de “mediocre” resultado electoral

Disidencia UDI redacta carta en que tilda de “mediocre” resultado electoral

Autor: Paula Valenzuela

Advierten que si la mesa de Van Rysselberghe no hace autocrítica ni “abre los ojos”, la UDI tendrá “decaimiento”. Grupo de dirigentes, en marzo, presentará documento con ejes para nuevo movimiento al interior de la UDI.

Disidencia UDI redacta carta en que tilda de “mediocre” resultado electoral

Fue el lunes pasado cuando un reservado grupo de la incipiente disidencia de la UDI se reunió en privado para afinar la carta que presentarán hoy ante el consejo directivo ampliado del partido, que se realizará en una jornada de dos días en las Termas de Cauquenes.

El diputado Jaime Bellolio -otrora competidor en las elecciones internas de la colectividad de diciembre de 2016 con la actual presidenta de la UDI, Jacqueline van Rysselberghe- ha liderado a un grupo de poco más de 50 militantes que buscan, entre otros puntos, replantear la identidad UDI.

El parlamentario ha criticado el liderazgo de la senadora Van Rysselberghe, ha calificado de “errática” su conducción e, incluso, tras los resultados electorales en la elección parlamentaria, dijo que la prioridad para la elección de los candidatos fue solo la “cercanía” a la actual mesa.

La UDI no obtuvo las cifras esperadas en los comicios de noviembre, pues la mesa se había fijado como meta elegir 35 diputados, pero logró 30 (hoy tiene 28). RN, por su parte, le quitó la supremacía en la Cámara. Van Rysselberghe, al respecto, ha señalado que los resultados no fueron desfavorables, sino que solo bajo lo esperado. Asimismo, la ex alcaldesa ha enfatizado en que estos números tienen “causas compartidas”.

Hoy será la primera vez que la UDI enfrentará, en una reunión formal y extensa, los resultados obtenidos en la elección parlamentaria y otros temas como la instalación del gobierno de Sebastián Piñera.

Por eso, el grupo opositor a la mesa preparó una dura carta para reflexionar sobre estos temas. Son 56 los firmantes, entre ellos, los diputados Bellolio, Renzo Trisotti, María José Hoffmann y Arturo Squella, además del recién electo Guillermo Ramírez.

“No somos disidentes”

La misiva -de tres páginas y titulada “Levanto la voz por Chile”- comienza recordando un voto político de enero de 2014, momento en que se hizo una “profunda autocrítica” tras los resultados electorales del año anterior.

“¡Cuán precisas suenan esas mismas palabras para la reflexión que tenemos que hacer hoy!”, se señala en la misiva, en la que se agrega que “una vez más es necesaria una profunda autocrítica”. “Solo así, entendiendo por qué estamos en la situación actual (…), podremos enfrentar los desafíos que tenemos a partir de la conformación de un segundo gobierno de Sebastián Piñera”, continúan señalando.

Luego, el grupo aclara su rol en el partido, despejando las dudas ante una eventual renuncia a su militancia: “¿Somos los aquí firmantes la “disidencia” de la UDI? Nuestra respuesta es categórica: no. Si estamos en este debate es porque no queremos excluirnos -ni ser excluidos- del partido”.

“Evitar decaimiento”

“La falta de visión de la actual directiva derivó en un mediocre resultado electoral. Y lo peor de todo es que no ha existido por parte de la directiva una autocrítica ni tampoco la disposición a asumir su cuota de responsabilidad. Esperamos que nuestras autoridades partidarias abran los ojos y sean capaces de sacar lecciones para evitar el decaimiento persistente que, de lo contrario, tendrá la UDI como tienda política”.

Eso sí, los dirigentes recalcan que el resultado electoral no solo se explica por decisiones partidarias, sino por una cuestión más profunda y que arrastra hace años: “La pérdida de identidad de la UDI”.

“Llegamos al período de campaña sin una identidad clara, con la negación de una nueva izquierda -que a la postre obtuvo más de 30 mil votos que la UDI-, sin coherencia en nuestro actuar, perdiendo la nitidez de lo que la UDI había representado por tantos años. La “derecha tradicional” se fue con José Antonio Kast; la “derecha liberal” estuvo con Felipe Kast, y la “derecha social” se sintió convocada por Manuel José Ossandón.

Así, los dirigentes hacen un llamado a “reenfocarse” y volver a ser “fieles representantes de Jaime Guzmán”, es decir, un partido “confiable” para quienes se mueven por convicciones y principios.

En ese sentido, lamentan que el partido haya caído en un “oportunismo” y que al formar el gobierno futuro se haya dejado de lado el “para qué”. “No estamos disponibles a convertirnos en una agencia de empleos; nuestra tarea es volver a sintonizar con la mayoría de los chilenos”, advierten.

Durante marzo, el grupo planifica concretar un documento con los ejes para plantear un movimiento al interior de la UDI, con el objetivo de generar un “colectivo fuerte” que promueva -y no solo defienda- ideas y principios.

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital