La Tercera

A dos alas en la Región de Los Lagos

Cuando ya nos habíamos dado por vencidos, Raffaele lo ve entre los árboles. Baja rápidamente del auto con su telescopio y binoculares, comienza a enfocar y pronto muestra un pato cortacorriente, que está posado sobre una roca en medio del río Petrohué. Casi imposible de distinguir por el follaje de los árboles que bordean el río y porque un ojo poco entrenado no vería más que una sombra o, simplemente, se quedaría “pegado” en el color intenso del Petrohué y nada más. Pero Raffaele Di Biase tiene 12 años de experiencia en el rubro del birdwatching con su empresa Birds Chile (www.birdschile.com), conoce de memoria los hábitos de las aves y sabe cuáles son los mejores lugares para verlas.

Birds Chile tiene su base de operaciones en Puerto Varas, pero cuenta con expediciones a lo largo de todo el país, y es una de las principales empresas dedicadas al birdwatching. Se estima que en Chile entran cerca de tres mil pasajeros al año para hacer esta actividad específica, una cifra pequeña si se compara con los 78 millones de observadores de aves que se calcula existen en el mundo. Lidera el Reino Unido, donde hay más de un millón de socios activos en la Royal Society for Protection of Birds (Real Sociedad para la Protección de las Aves).

Chucao

El estereotipo del birdwatcher es una persona de la tercera edad, europea que no se separa de sus potentes binoculares y su libro guía para ir chequeando las especies vistas. Y si bien este público es la mayoría, o el “verdadero pajarólogo”, como les dicen en Chile, también existen otras audiencias, como científicos, fotógrafos y entusiastas que están comenzando en la actividad y combinan el turismo de naturaleza con el avistamiento de aves.

Chile no es un destino al tope de la lista para ver aves, pero Sudamérica sí. Concentra el 30 por ciento de las 10 mil especies del mundo, en especial Brasil, Perú y Colombia, y un porcentaje de los viajeros que visita esos países llega también a nuestras tierras para ver aves que faltan en su lista y que son endémicas o que compartimos con Argentina. “El birdwatcher viaja a un lugar por la cantidad de especies nuevas que puede ver. A ellos, por ejemplo, no les interesa ir a ver humedales costeros, donde se concentra gran cantidad de aves migratorias, porque son especies que ya han visto en sus países. En cambio, para los principiantes, tal como la mayoría del público chileno, todo es novedoso, la excursión se vuelve más educativa y acá en Los Lagos los llevo a los humedales de la costa, para que de inmediato vean 30 a 40 especies y el espectáculo sea mucho más impresionante”, explica Raffaele.

Recorriendo Los Lagos
Con casi 50 mil km2 de superficie, la Región de Los Lagos es un territorio privilegiado para los aficionados y profesionales de la observación de aves. Aquí habitan unas 260 especies, en ambientes tan diversos como bosques siempreverdes, praderas, playas, lagunas, humedales de agua dulce y marinos, además de canales e islotes.

Chuncho

BirdLife International, organización dedicada a la protección de las aves y sus hábitats, define a los parques Puyehue, Vicente Pérez Rosales, Chiloé, Alerce Andino y Pumalín como Áreas importantes para la conservación de aves. Especies endémicas de los bosques templados lluviosos como el hued hued del sur, el chucao, el churrín de la mocha y el churrín del sur, frecuentan esas zonas. Escurridizas y difíciles de observar, son el principal iman que atrae a la región a los observadores extranjeros y nacionales con un poco más de experiencia. Además, los bosques son el hogar del carpintero negro, el carpinterito, el comesebo grande, el rayadito, el colilarga y el cometocino patagónico.

La desembocadura del río Maullín y su zona de humedales tiene la mayor diversidad de especies de la región, especialmente especies migratorias que vuelan desde Alaska y que pasan el invierno boreal en nuestras costas como el zarapito común y de pico recto, y aves que llegan a pasar el invierno austral desde la Patagonia sur y la estepa argentina como el chorlo chileno y el flamenco chileno. Es el lugar indicado para los que se inician en esta actividad. También habitan otras con presencia durante todo el año, como cisnes coscoroba, varias especies de patos, cormoranes (yeco, lile, de las rocas e imperial), cuervos de pantano, sietecolores y muchos otros.

Martín pescador

Las aves migratorias también se concentran en humedales de Chiloé, destacando la Bahía de Caulín, que es el paraíso de los flamencos en invierno y de las aves migratorias en verano. También se recomienda visitar el sector de Puñihuil, que es uno de los pocos lugares en Chile donde nidifican en la misma área pingüinos de Magallanes y pingüinos de Humboldt.

Pero también se puede hacer el ejercicio de tomar una guía de campo y hacer un recorrido más corto, visitando pastizales, ríos o humedales en las cercanías de Puerto Varas. Nosotros en un par de horas pudimos ver 26 especies, algunas tan emblemáticas como martín pescador, pato cortacorrientes, loica, chuncho, torcaza y siete colores. Solamente hay que tomarse el tiempo de buscarlas, aprender a observar e, idealmente, ir con un guía experto.

La feria de aves
La VII Feria de Aves de Sudamérica se realizará en Puerto Varas del 26 al 29 de octubre. Nació en San Martín de los Andes, Argentina, y hace dos años comenzó a itinerar por el Cono Sur con versiones en Paraty, Brasil y en Buenos Aires.

Pato cortacorriente

Es el encuentro de observadores de aves más importante de Latinoamérica con asistentes de distintos países del mundo. “Es un encuentro de observadores de aves. La idea es que se conozcan, formen redes y que se fomente este turismo en el país y de naturaleza en general. Pusimos precios muy accesibles ($10 mil pesos la inscripción) para que pueda llegar gran cantidad de gente”, explica Raffaele de Birds Chile, que es el organizador local de la feria.

El programa incluye talleres, cursos y conferencias de divulgación, avances científicos, presentación de libros y todo aquello relacionado a las aves y su ambiente. Además, este año la feria tiene entre sus ejes principales la educación ambiental, por eso el primer día estará dedicado exclusivamente a niños de escuelas y colegios, quienes podrán hacer un recorrido con estaciones dirigido a la educación ambiental.

Destacan charlas a cargo de Álvaro Jaramillo, autor de la Guía de Aves de Chile; Enrique Couve y Claudio Vidal, fundadores de Far South Expeditions y autores de Aves de Chile, sus islas oceánicas y península antártica; y Natphoto, empresa de tours fotográficos, entre muchos otros expertos nacionales y extranjeros.

Rara

También, pero con costo adicional, habrá talleres de iniciación, clínicas para observadores avanzados, talleres de ilustración y workshop de fotografía, además de salidas a terreno a los principales sitios de observación en la región.

DATO

Birds Chile: Tours por el día en la Región de Los Lagos y expediciones a lo largo de Chile. www.birdschile.cl

VII Feria de Aves de Sudamérica: 26 al 29 de octubre en hotel Cabaña del Lago. Inscripciones y programación en www.birdfair.net